La consolidación de estados financieros

• Introducción a la consolidación de estados financieros 1. Conceptos de sociedad y empresa. La unidad económica 2. Objetivo y terminología de la consolidación 3. Perímetro de la consolidación. Obligación de consolidar 4. Contenido y etapas de la consolidación 5. Niveles de dominio y técnicas de consolidación 6. La consolidación de los estados financieros son el conjunto de técnicas que se utilizan en contabilidad para elaborar los estados financieros de un grupo de empresas. A través de la consolidación de los estados financieros se busca tener una visión única de la realidad económica y financiera de las distintas sociedades que integran un grupo empresarial.Leer más La consolidación de estados financieros consiste en un conjunto de técnicas orientadas a elaborar unas únicas cuentas anuales que engloban los resultados de un grupo de sociedades. De esa forma, se puede tener una visión única de empresas que están relacionadas entre sí, aunque cada una posea su propia personalidad. Los estados financieros consolidados presentan la información de un grupo económico como si fueran una sola entidad. Esto permite a los usuarios de la información financiera tener un panorama más completo sobre el negocio, sin sesgos provenientes de operaciones entre compañías vinculadas. La consolidación financiera implica la agrupación de los estados contables, de dos o más entidades económicas jurídicamente independientes una de otra. Por lo tanto, los estados financieros consolidados son: Aquellos estados financieros que presentan la situación financiera, la utilidad o pérdida neta, las variaciones en el capital contable y los flujos de efectivo consolidados de […] De ser posible unificar los catálogos de cuentas de la controladora y sus subsidiarias para facilitar el proceso de consolidación. Es importante que los estados financieros individuales se encuentren dictaminados con el objeto de tener una mayor seguridad sobre las cifras que se está presentado en los estados financieros. la NIC 27 Estados Financieros Consolidados y Contabilización de Inversiones en Subsidiarias, la cual había sido originalmente emitida por el Comité de Normas Internacionales de Contabilidad en abril de 1989. La NIC 27 sustituyó la mayor parte de la NIC 3 Estados Financieros Consolidados (emitida en junio de 1976). La consolidación de estados financieros es una dimensión de la práctica contable que ha ido tomando importancia a medida que se ha globalizado la actividad empresarial en la sociedad. Por su naturaleza, la consolidación deben llevarla a cabo los grupos de sociedades, controlados siempre por una matriz o sociedad dominante. ... La Consolidación. La consolidación de estados financieros es una práctica contable que se utiliza para elaborar las cuentas anuales únicas que comprenden los datos de un grupo de empresas, resumiendo en un enfoque único la situación patrimonial, económica y financiera que corresponde a los Tipos de Contabilidad de distintas compañías ... La consolidación de estados financieros esta reglamentada en la Circular externa N°002 de 1998 expedida por la Superintendencia de Valores. Control directo y Control indirecto. De acuerdo al artículo 260 del Código de Comercio, el control puede ser directo o indirecto de acuerdo a la relación que ejerza la matriz con la subordinada ...

No solo de Bitcoin vive el hombre: Litecoin logra precios históricos de nuevo

2020.08.17 19:01 EmetEnjoy No solo de Bitcoin vive el hombre: Litecoin logra precios históricos de nuevo

No solo de Bitcoin vive el hombre: Litecoin logra precios históricos de nuevo

https://preview.redd.it/urof11ucglh51.png?width=987&format=png&auto=webp&s=aa30ded51d4237a56e3e382579713d43ba62cca8
Mientras Bitcoin busca un piso sostenido sobre los 12.000 USD ganando más de un 1% en 11.926 dólares al cierre de esta nota y Ethereum se acerca a los 450 USD con una ganancia de +2.31%, Litecoin no se queda atrás y a la espera de su actualización de privacidad llega a 64.22 USD con un crecimiento de +6.38% (24H).
La actualización conocida como “Mimblewimble” pondrá en vigor un “protocolo de privacidad” y ayudará a proteger las identidades de los titulares de remitentes y destinatarios de tokens de Litecoin, al tiempo que mejorará la capacidad de la red para escalar para manejar más transacciones. Una red de prueba de Mimblewimble, en proceso durante casi un año, está prevista para que comience a funcionar a finales de septiembre.

Mercado y Litecoin

Al revisar las gráficas, la inminente actualización está generando entusiasmo entre los usuarios: las transacciones diarias confirmadas en la blockchain de Litecoin se han más que duplicado este año, alcanzando un promedio de 7 días de 48,948 la semana pasada, el más alto desde febrero de 2018, según fuente de datos Glassnode.
Los patrocinadores de Litecoin esperan que las características de privacidad adicionales del token de la actualización de Mimblewimble, ayuden a atraer a usuarios que de otra manera podrían gravitar hacia monedas de privacidad existentes como Monero (XMR) y Zcash (ZEC).
La especulación es que la actualización podría ayudar a Litecoin, que ha ganado alrededor del 50% este año a 63 USD, a ponerse al día con el aumento del 64% de Bitcoin.

¿Qué hará Mimblewimble en Litecoin?

La actualización supone que la facilidad de Litecoin para manejar una gran cantidad de transacciones en un momento dado aumentará, ayudando a resolver las preocupaciones de escalabilidad que habían disuadido a algunos usuarios e inversores de comenzar un uso masivo de este criptomoneda.
Debemos recordar que los cuellos de botella en la red fueron enormes en 2017 cuando el precio de Litecoin se disparó a un récord de alrededor de 400 USD.
La velocidad de procesamiento de la red se ha duplicado este año a aproximadamente una transacción cada dos segundos. Pero eso sigue siendo mucho más lento que la cadena de bloques de Bitcoin, que puede manejar alrededor de 3.7 transacciones por segundo. La próxima actualización del protocolo resolvería el problema, indican los expertos en el tema.
Una preocupación con las funciones de privacidad adicionales de Litecoin es que aún no está claro cómo se sienten con los reguladores con la criptomoneda.
Como antecedente tenemos que Coinbase de Gran Bretaña eliminó a Zcash de su lista el año pasado, probablemente debido a la presión de los organismos de control financieros. El intercambio surcoreano Upbit eliminó las monedas de privacidad Monero, Dash y Zcash en el 2019.
En una reciente entrevista dada por el fundador de Litecoin, Charlie Lee, sostuvo que:
“Existe cierto estigma contra las monedas de privacidad, y algunos intercambios las han eliminado de la lista (…) Pero los intercambios están bien con esta actualización de privacidad de Litecoin como un bloque de extensión porque es algo secundario. Los intercambios no tienen que ser compatibles con ese lado del bloque de extensión”.
De otro lado, David Schwartz, director de proyectos de la Fundación Litecoin, una organización sin fines de lucro que patrocina el desarrollo de la cadena de bloques, escribió en Twitter a principios de este mes que pensaba que la criptomoneda estaba infravalorada.
"Su uso promedio se ha duplicado desde el inicio de la última corrida alcista y está ganando fuerza", tuiteó. "Tanto es así, que las transacciones han superado el precio histórico, lo que significa que el precio no muestra su verdadero valor".
Hay cierto escepticismo, por supuesto. Los criptomercados son notoriamente especulativos y a pesar del crecimiento de Bitcoin junto con la cesta de criptomonedas más reconocidas, la necesidad de aumentar la masa crítica de usuarios, para cada uno de los proyectos relacionados es urgente.
Analistas como Connor Abendschein sostienen que, si bien la reciente recuperación puede atribuirse a la próxima actualización, hay “un mayor sentimiento alcista en todo el mercado de cifrado ha elevado los precios de la mayoría de los activos en los últimos meses”, o sea es una sumatoria de condiciones que se están dando para el crecimiento de Litecoin.
“A medida que se acerque la actualización, veremos si Litecoin solo está aumentando los cottails de Bitcoin, o si puede “encontrar piernas” y seguir su propio camino”, dijo Abendschein.

Más confianza en Litecoin y otras criptomonedas

En el mercado criptográfico se usa una expresión: “No solo de Bitcoin vive el hombre” y si bien la criptomoneda reina es en buena parte la responsable del aumento de la confianza en diversos ecosistemas blockchain, con el paso el tiempo queda claro que los usuarios están buscando alternativas para invertir, distintas a BTC.
Con el caso particular de Litecoin, el pasado 22 de julio, Anchorage, custodio de criptomonedas con sede en Estados Unidos, agregó soporte para Litecoin y los inversores institucionales pueden almacenar e intercambiar Litecoin desde dicha plataforma.
Este tipo de noticias, que no solo están dirigidas a las monedas más destacadas revela que cada uno de los proyectos de criptomonedas que se han extendido en el tiempo y que han venido tomando fuerza en los últimos 5 años, consolidarán todo el portafolio de opciones que los usuarios tendrán en un futuro, ya no tan lejano.

Faswet parte de la historia de consolidación criptográfica

Desde sus inicios, Faswet puso a disposición de sus usuarios, la posibilidad de poder vender, intercambiar y comprar Litecoin dentro de su plataforma, debido a la proyección que se sabe tiene la octava criptomoneda por capitalización del mercado.
Así como vemos el aumento del interés en los principales activos digitales como BTC y ETH el campo de acción dentro de nuestra plataforma para las monedas que crecen a un ritmo más conservador está dispuesta para los que no tienen el músculo financiero para comprar un BTC.
Saca provecho en Faswet de los movimientos de crecimiento que muestran las principales criptomonedas del mercado: https://faswet.com/es
submitted by EmetEnjoy to CriptomonedasEmet [link] [comments]


2020.08.17 18:43 EmetEnjoy Litecoin crece a medida que se acerca su actualización de privacidad


https://preview.redd.it/fmijmbo5dlh51.png?width=987&format=png&auto=webp&s=ec9b0ac86c634cb254b865791c302c14a37858a7
Mientras Bitcoin busca un piso sostenido sobre los 12.000 USD ganando más de un 1% en 11.926 dólares al cierre de esta nota y Ethereum se acerca a los 450 USD con una ganancia de +2.31%, Litecoin no se queda atrás y a la espera de su actualización de privacidad llega a 64.22 USD con un crecimiento de +6.38% (24H).
La actualización conocida como “Mimblewimble” pondrá en vigor un “protocolo de privacidad” y ayudará a proteger las identidades de los titulares de remitentes y destinatarios de tokens de Litecoin, al tiempo que mejorará la capacidad de la red para escalar para manejar más transacciones. Una red de prueba de Mimblewimble, en proceso durante casi un año, está prevista para que comience a funcionar a finales de septiembre.

Mercado y Litecoin

Al revisar las gráficas, la inminente actualización está generando entusiasmo entre los usuarios: las transacciones diarias confirmadas en la blockchain de Litecoin se han más que duplicado este año, alcanzando un promedio de 7 días de 48,948 la semana pasada, el más alto desde febrero de 2018, según fuente de datos Glassnode.
Los patrocinadores de Litecoin esperan que las características de privacidad adicionales del token de la actualización de Mimblewimble, ayuden a atraer a usuarios que de otra manera podrían gravitar hacia monedas de privacidad existentes como Monero (XMR) y Zcash (ZEC).
La especulación es que la actualización podría ayudar a Litecoin, que ha ganado alrededor del 50% este año a 63 USD, a ponerse al día con el aumento del 64% de Bitcoin.

¿Qué hará Mimblewimble en Litecoin?

La actualización supone que la facilidad de Litecoin para manejar una gran cantidad de transacciones en un momento dado aumentará, ayudando a resolver las preocupaciones de escalabilidad que habían disuadido a algunos usuarios e inversores de comenzar un uso masivo de este criptomoneda.
Debemos recordar que los cuellos de botella en la red fueron enormes en 2017 cuando el precio de Litecoin se disparó a un récord de alrededor de 400 USD.
La velocidad de procesamiento de la red se ha duplicado este año a aproximadamente una transacción cada dos segundos. Pero eso sigue siendo mucho más lento que la cadena de bloques de Bitcoin, que puede manejar alrededor de 3.7 transacciones por segundo. La próxima actualización del protocolo resolvería el problema, indican los expertos en el tema.
Una preocupación con las funciones de privacidad adicionales de Litecoin es que aún no está claro cómo se sienten con los reguladores con la criptomoneda.
Como antecedente tenemos que Coinbase de Gran Bretaña eliminó a Zcash de su lista el año pasado, probablemente debido a la presión de los organismos de control financieros. El intercambio surcoreano Upbit eliminó las monedas de privacidad Monero, Dash y Zcash en el 2019.
En una reciente entrevista dada por el fundador de Litecoin, Charlie Lee, sostuvo que:
“Existe cierto estigma contra las monedas de privacidad, y algunos intercambios las han eliminado de la lista (…) Pero los intercambios están bien con esta actualización de privacidad de Litecoin como un bloque de extensión porque es algo secundario. Los intercambios no tienen que ser compatibles con ese lado del bloque de extensión”.
De otro lado, David Schwartz, director de proyectos de la Fundación Litecoin, una organización sin fines de lucro que patrocina el desarrollo de la cadena de bloques, escribió en Twitter a principios de este mes que pensaba que la criptomoneda estaba infravalorada.
"Su uso promedio se ha duplicado desde el inicio de la última corrida alcista y está ganando fuerza", tuiteó. "Tanto es así, que las transacciones han superado el precio histórico, lo que significa que el precio no muestra su verdadero valor".
Hay cierto escepticismo, por supuesto. Los criptomercados son notoriamente especulativos y a pesar del crecimiento de Bitcoin junto con la cesta de criptomonedas más reconocidas, la necesidad de aumentar la masa crítica de usuarios, para cada uno de los proyectos relacionados es urgente.
Analistas como Connor Abendschein sostienen que, si bien la reciente recuperación puede atribuirse a la próxima actualización, hay “un mayor sentimiento alcista en todo el mercado de cifrado ha elevado los precios de la mayoría de los activos en los últimos meses”, o sea es una sumatoria de condiciones que se están dando para el crecimiento de Litecoin.
“A medida que se acerque la actualización, veremos si Litecoin solo está aumentando los cottails de Bitcoin, o si puede “encontrar piernas” y seguir su propio camino”, dijo Abendschein.

Más confianza en Litecoin y otras criptomonedas

En el mercado criptográfico se usa una expresión: “No solo de Bitcoin vive el hombre” y si bien la criptomoneda reina es en buena parte la responsable del aumento de la confianza en diversos ecosistemas blockchain, con el paso el tiempo queda claro que los usuarios están buscando alternativas para invertir, distintas a BTC.
Con el caso particular de Litecoin, el pasado 22 de julio, Anchorage, custodio de criptomonedas con sede en Estados Unidos, agregó soporte para Litecoin y los inversores institucionales pueden almacenar e intercambiar Litecoin desde dicha plataforma.
Este tipo de noticias, que no solo están dirigidas a las monedas más destacadas revela que cada uno de los proyectos de criptomonedas que se han extendido en el tiempo y que han venido tomando fuerza en los últimos 5 años, consolidarán todo el portafolio de opciones que los usuarios tendrán en un futuro, ya no tan lejano.

Faswet parte de la historia de consolidación criptográfica

Desde sus inicios, Faswet puso a disposición de sus usuarios, la posibilidad de poder vender, intercambiar y comprar Litecoin dentro de su plataforma, debido a la proyección que se sabe tiene la octava criptomoneda por capitalización del mercado.
Así como vemos el aumento del interés en los principales activos digitales como BTC y ETH el campo de acción dentro de nuestra plataforma para las monedas que crecen a un ritmo más conservador está dispuesta para los que no tienen el músculo financiero para comprar un BTC.
Saca provecho en Faswet de los movimientos de crecimiento que muestran las principales criptomonedas del mercado: https://faswet.com/es
submitted by EmetEnjoy to espanol [link] [comments]


2020.03.19 22:58 OliverFernandez Oliver Fernández Mena — Programa de financiamiento para Mujeres

Oliver Fernández Mena — Programa de financiamiento para Mujeres

OLIVER FERNÁNDEZ MENA — PROGRAMA DE FINANCIAMIENTO PARA MUJERES

Buen día a todos, antes que nada espero que ustedes y su familia gocen de cabal salud, les pido que nos cuidemos para contener el brote del Covid-19 y estoy convencido de que saldremos fortalecidos una vez que termine esta contingencia.
Quisiera continuar con el tema de género que toqué en mi artículo pasado en Medium, porque la lucha contra todas las formas de violencia contra mujeres no es labor de sólo un día sino de un actuar cotidiano, que nos permita cambiar los paradigmas y ser una sociedad más justa y equitativa.
Me permitiré compartirles un programa existente en la Ciudad de México enfocados a las mujeres, espero encuentren de utilidad esta información y que todos, desde nuestra respectiva trinchera, trabajemos en abatir este doloroso flagelo y que cada vez más mujeres sean participes de nuestra actividad económica en todos los niveles. México lo necesita.

Financiamiento para Mujeres Empresarias

Esta Estrategia tiene como fin impulsar la autonomía económica de las mujeres y contribuir a reducir la brecha de género en materia de desarrollo económico a través del crédito para el emprendimiento, para la creación o consolidación de micronegocios o para la ampliación de activos y el mayor acceso a la tecnología por parte de mujeres empresarias.
Las personas solicitantes de este producto financiero deberân acreditar, al menos 24 meses de operación con alta ante el SAT. También deberân presentar uno o más de los siguientes comprobantes para acreditar la cantidad de personal con el que cuenta la empresa:
a) Contrato de honorarios asimilados a salarios
b) Recibo de honorarios con una antigüedad no mayor a 1 año
c) Documento que acredite la nómina de personal inscrito al IMSS
d) Documento que acredite una nómina contratada a través de una tercera persona

https://preview.redd.it/tvhzez6bbpn41.png?width=807&format=png&auto=webp&s=4000d78f15d30be1a6d592528de5684b7566e51c
https://preview.redd.it/qqw3v4wdbpn41.png?width=809&format=png&auto=webp&s=743f7b2631e01a10d1d28dfa1af4addaa9abf7a8

Requisitos Generales

A. Constancia de capacitacion. El interesado deberâ registrarse a alguna de las capacitaciones presenciales que ofrece FONDESO para lo cual podrâ realizar su inscripcion en el modulo de la alcaldía que corresponda, o bien ingresando al sistema de capacitacion en www.fondeso.cdmx.eob.mx (cursos sujetos a disponibilidad).
B. Todos los solicitantes deberân descargar y llenar preferentemente con pluma azul los siguientes formatos:
-Formato de plan de negocio (se descarga de: https//bitlv/2FinICo)
-Solicitud de crédito (se descarga de: https//bitlv/2Fr8LPM)
-Aviso de privacidad firmado (se descarga de: https://bit.lv/2uX6RQB)

Requisitos personas físicas:

  1. Identificación oficial con fotografía.
  2. Comprobante de domicilio vigente.
  3. CURP.
  4. Comprobante de domicilio del negocio vigente.
  5. Registro Federal de Contribuyentes (RFC).
  6. Constancia de Situación Fiscal con menos de 6 meses de expedición
  7. Reporte de Crédito Especial emitido por el Buró de Crédito o por el Circulo de Crédito con un máximo de dos meses de haber sido expedido.
  8. Obligado solidario que presente identificación oficial, CURP y comprobante de domicilio vigente en la Ciudad de México. (con excepción de créditos que presenten bien inmueble como garantía).
  9. Estados de cuenta bancarios de la empresa de los dos últimos meses a partir de la fecha de solicitud de crédito.
  10. Estados Financieros de los dos últimos ejercicios firmados por una persona titulada en contaduría pública.
  11. En caso de ser persona física con actividad empresarial, deberá presentar declaraciones anuales de los dos últimos ejercicios fiscales, para régimen de incorporación fiscal (RIF), deberá presentar declaraciones bimestrales presentadas en los dos últimos ejercicios fiscales.

Requisitos personas morales

  1. Registro Federal de Contribuyentes (RFC) de la empresa
  2. Acta constitutiva de la sociedad protocolizada ante notaria pública o el documento que acredite su presentación en el registro electrónico “Sociedades de Acciones Simplificadas”, e inscrita en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio.
  3. Plan o Proyecto de negocio de la empresa.
  4. Poder notarial de la persona que ostente la representación legal debidamente protocolizado ante notaria pública e inscrito en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio.
S. Identificación oficial vigente de quien ostente la representación legal.
  1. CURP de la persona que ostente la representación legal.
  2. Comprobante de domicilio de la persona que ostente la representación legal.
  3. Comprobante de domicilio fiscal vigente en la Ciudad de México del negocio.
  4. Obligado solidario que presente identificación oficial, CURP y comprobante de domicilio vigente en la Ciudad de México. (con excepción de créditos que presenten bien inmueble como garantía).
  5. Reporte de Crédito Especial emitido por el Buró de Crédito o por el Circulo de Crédito a nombre de la persona moral y de las personas socias, con un máximo de dos meses de haber sido expedido.
  6. Estados de cuenta bancarios de la empresa de los dos últimos meses a partir de la fecha de solicitud de crédito.
  7. Estados financieros de los dos últimos ejercicios, firmados por una persona titulada en contaduría pública.
  8. Declaraciones anuales de los dos últimos ejercicios fiscales.
Además de los requisitos mencionados FONDESO podrá solicitar documentación adicional conforme a la actividad del negocio.

Garantías

De acuerdo con el monto solicitado, el crédito deberá ser garantizado bajo las siguientes consideraciones:

https://preview.redd.it/n5hm1h9jbpn41.png?width=613&format=png&auto=webp&s=06ecb03996445efef3bb69016a392cb6ed1fac0e
Oliver Fernández Mena
submitted by OliverFernandez to u/OliverFernandez [link] [comments]


2018.02.05 05:48 censorship_notifier [uncensored-r/Bitcoin] La baja termino

The following post by MorsaM is being replicated because the post has been silently removed.
The original post can be found(in censored form) at this link:
np.reddit.com/ Bitcoin/comments/7vc9nr
The original post's content was as follows:
La baja ha terminado, es mi opinión. El viernes 2 de febrero, a las 1245 GMT. En ese momento, en los 7960 USD por Bitcoin, estimo concluyó toda la consolidación comenzada el 17 de diciembre de 2017 desde los máximos históricos de 19891 USD. La estructura de la caída es un plano, bastante expandido, pero plano al fin pues no reune los requisitos mínimos para ser considerada un zig-zag, aunque al haber sido un plano tan débil se asemeja en modalidad operativa y en psicología general bajista a un zig-zag. Como plano, y como movimiento contratendencial, ofreció tres secciones correctivas: Onda A desde 19891 hasta 10700 USD (17 al 22 de diciembre de 2017); Onda B desde 10700 hasta 17252 (22 de diciembre de 2017 al 6 de enero de 2018); Onda C desde 17252 hasta 7960 USD (6 de enero al 2 de febrero de 2018). La Onda C fue un triángulo diagonal o cuña, donde la subonda D solapa a la subonda A y donde cada subonda se desplegó naturalmente en tres movimientos, por eso la bajada de la Onda C resultó en estas semanas trabada y lateral durante la mayor parte del tiempo consumido. Las dimensiones internas del plano son espectaculares; la Onda A (19891-10700) es prácticamente igual a la Onda C (17252-7960 USD); pero además la Onda B del plano retrocedió el 71% de la Onda A, o sea 10 puntos más de lo necesario para no ser un zig-zag. Qué significó está corrección y qué fragmento de la historia del Bitcoin recortó? En mi interpretación, la totalidad del trayecto 166.45-19891 USD entre el 14 de enero de 2015 y el 17 de diciembre de 2017, ya que ninguno de los retrocesos internos a los largo de los tres últimos años de mercado alcanzó la magnitud ni tuvo el dramatismo internacional del ofrecido por la bajada 19891-7960 USD. Hubo, además, un ingrediente adicional realmente fuerte que "fundamentó" la bajada: numerosos bancos intermediarios de los EE.UU., en uso abusivo y probablemente ilegal de sus atribuciones aunque nadie se atreva por ahora a disputar sus posiciones en las cortes de Nueva York, decidieron bloquear todo pago en USD relacionado con bitcoins, ya sea desde o hacia los Estados Unidos, o desde puntos no-norteamericanos entre sí, aunque transmitente y receptor fueran inobjetables desde el punto de vista de las normativas preventivas del lavado de dinero y de financiación del terrorismo. Es que, justamente, el cumplimiento de la legislación en este sentido, y hasta el sobre-cumplimiento de las normas por parte de las compañías bitcoin más serias del mundo ha llevado a los equipos de compliance y a los jerarcas de la banca internacional a realizar un último intento para frenar la evolución del Bitcoin y destruir sus cotizaciones. Lo propio hicieron ciertos emisores de tarjetas de débito al disponer la cancelación masiva de los programas de carga de saldos desde posiciones originadas en bitcoins. Esta ofensiva del establishment financiero, temeroso de que se produzca una competencia liberal de mercado contra el sistema de papel-moneda gubernamental y la banca creadora de dinero secundario a voluntad, donde para ser banco se requiere de una licencia del estado conformándose así un modelo monopólico de explotación y exacción de recursos hacia depositantes y consumidores, ha causado daño temporario al Bitcoin pero no ha logrado destruirlo. Técnicamente, para confirmar el conteo planteado, se requerirá en las próximas horas o breves días que se superen al alza las siguientes resistencias: 9231-9760-9900 USD. De producirse estos acontecimientos, el grado de solapamientos sería de tal magnitud que se destruirían las fuerzas bajistas operacionales desde el 17 de diciembre y de este modo el Bitcoin comenzaría, en continuación del mínimo de 7960 USD del viernes, una escalada monumental de mediano y largo plazo como mínimo del mismo alcance logarítmico del vivido en los tres últimos años entre 166.45 y 19891 USD, es decir la friolera de 119.50 veces de subida, lo que sumado a los 7960 USD del 2/2/2018 colocarían al producto a más tardar hacia diciembre de 2020 o enero de 2021 en el nivel de 951220 USD como mínimo. La subida de tres años proyectada, 7960-951220 USD constituiría una Onda 3 de 3 de superciclo, donde el ascenso 166.45-19891 USD habría sido la Onda 1 de 3 y el ascenso 0.003-1163 USD de los años 2010-2013 la gran Onda 1 de superciclo. Advertencia: el análisis efectuado no constituye una invitación para comprar o vender BTC en sus formados de contado o de derivado financiero ni puede ser tomado como recomendación ni asesoramiento en ningún caso, se publica erga omnes y sin contraprestación económica para su emisor.
La autoria del texto pertenece a Carlos Maslaton.
submitted by censorship_notifier to noncensored_bitcoin [link] [comments]


2018.02.05 05:33 removalbot 02-05 04:33 - 'La baja termino' (self.Bitcoin) by /u/MorsaM removed from /r/Bitcoin within 2-12min

'''
La baja ha terminado, es mi opinión. El viernes 2 de febrero, a las 1245 GMT. En ese momento, en los 7960 USD por Bitcoin, estimo concluyó toda la consolidación comenzada el 17 de diciembre de 2017 desde los máximos históricos de 19891 USD. La estructura de la caída es un plano, bastante expandido, pero plano al fin pues no reune los requisitos mínimos para ser considerada un zig-zag, aunque al haber sido un plano tan débil se asemeja en modalidad operativa y en psicología general bajista a un zig-zag. Como plano, y como movimiento contratendencial, ofreció tres secciones correctivas: Onda A desde 19891 hasta 10700 USD (17 al 22 de diciembre de 2017); Onda B desde 10700 hasta 17252 (22 de diciembre de 2017 al 6 de enero de 2018); Onda C desde 17252 hasta 7960 USD (6 de enero al 2 de febrero de 2018). La Onda C fue un triángulo diagonal o cuña, donde la subonda D solapa a la subonda A y donde cada subonda se desplegó naturalmente en tres movimientos, por eso la bajada de la Onda C resultó en estas semanas trabada y lateral durante la mayor parte del tiempo consumido. Las dimensiones internas del plano son espectaculares; la Onda A (19891-10700) es prácticamente igual a la Onda C (17252-7960 USD); pero además la Onda B del plano retrocedió el 71% de la Onda A, o sea 10 puntos más de lo necesario para no ser un zig-zag. Qué significó está corrección y qué fragmento de la historia del Bitcoin recortó? En mi interpretación, la totalidad del trayecto 166.45-19891 USD entre el 14 de enero de 2015 y el 17 de diciembre de 2017, ya que ninguno de los retrocesos internos a los largo de los tres últimos años de mercado alcanzó la magnitud ni tuvo el dramatismo internacional del ofrecido por la bajada 19891-7960 USD. Hubo, además, un ingrediente adicional realmente fuerte que "fundamentó" la bajada: numerosos bancos intermediarios de los EE.UU., en uso abusivo y probablemente ilegal de sus atribuciones aunque nadie se atreva por ahora a disputar sus posiciones en las cortes de Nueva York, decidieron bloquear todo pago en USD relacionado con bitcoins, ya sea desde o hacia los Estados Unidos, o desde puntos no-norteamericanos entre sí, aunque transmitente y receptor fueran inobjetables desde el punto de vista de las normativas preventivas del lavado de dinero y de financiación del terrorismo. Es que, justamente, el cumplimiento de la legislación en este sentido, y hasta el sobre-cumplimiento de las normas por parte de las compañías bitcoin más serias del mundo ha llevado a los equipos de compliance y a los jerarcas de la banca internacional a realizar un último intento para frenar la evolución del Bitcoin y destruir sus cotizaciones. Lo propio hicieron ciertos emisores de tarjetas de débito al disponer la cancelación masiva de los programas de carga de saldos desde posiciones originadas en bitcoins. Esta ofensiva del establishment financiero, temeroso de que se produzca una competencia liberal de mercado contra el sistema de papel-moneda gubernamental y la banca creadora de dinero secundario a voluntad, donde para ser banco se requiere de una licencia del estado conformándose así un modelo monopólico de explotación y exacción de recursos hacia depositantes y consumidores, ha causado daño temporario al Bitcoin pero no ha logrado destruirlo. Técnicamente, para confirmar el conteo planteado, se requerirá en las próximas horas o breves días que se superen al alza las siguientes resistencias: 9231-9760-9900 USD. De producirse estos acontecimientos, el grado de solapamientos sería de tal magnitud que se destruirían las fuerzas bajistas operacionales desde el 17 de diciembre y de este modo el Bitcoin comenzaría, en continuación del mínimo de 7960 USD del viernes, una escalada monumental de mediano y largo plazo como mínimo del mismo alcance logarítmico del vivido en los tres últimos años entre 166.45 y 19891 USD, es decir la friolera de 119.50 veces de subida, lo que sumado a los 7960 USD del 2/2/2018 colocarían al producto a más tardar hacia diciembre de 2020 o enero de 2021 en el nivel de 951220 USD como mínimo. La subida de tres años proyectada, 7960-951220 USD constituiría una Onda 3 de 3 de superciclo, donde el ascenso 166.45-19891 USD habría sido la Onda 1 de 3 y el ascenso 0.003-1163 USD de los años 2010-2013 la gran Onda 1 de superciclo. Advertencia: el análisis efectuado no constituye una invitación para comprar o vender BTC en sus formados de contado o de derivado financiero ni puede ser tomado como recomendación ni asesoramiento en ningún caso, se publica erga omnes y sin contraprestación económica para su emisor.
La autoria del texto pertenece a Carlos Maslaton.
'''
La baja termino
Go1dfish undelete link
unreddit undelete link
Author: MorsaM
submitted by removalbot to removalbot [link] [comments]


2017.11.30 18:00 AreaParticipacionRM Domumento 2 Camina Podemos: La Región de Murcia ante el debate del cambio constitucional y el reconocimiento de un Estado plurinacional y federal"

La Región de Murcia ante el debate del cambio constitucional y el reconocimiento de un Estado plurinacional y federal MAQUETADO Y DISPONIBLE PARA DESCARGAR DESDE AQUÍ
  1. Podemos Región de Murcia rechaza la ofensiva política lanzada por el Partido Popular (y Ciudadanos) contra el Estado de Las Autonomías con una pretensión apenas disimulada de recentralización estatal. Por el contrario, reconocemos que el autogobierno conseguido por la Región de Murcia en estas cuatro décadas ha posibilitado acercar a la ciudadanía las instituciones políticas y generar dinámicas de regionalización de todos los ámbitos de la vida social. Consideramos, sin embargo, que ha llegado el momento de una profundización del autogobierno en un sentido federal para hacer frente a los nuevos desafíos planteados por la crisis económica, social y política que se abrió en 2008.
  2. La principal deficiencia del Estado de las Autonomías, que ha perjudicado a las regiones periféricas como la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, es la ausencia de un espacio de representación institucional de las regiones y nacionalidades con competencias efectivas en las materias que les afectan en tanto que estructuras políticas, culturales y territoriales autónomas. El Senado no ha cumplido con esa función y por tanto el desafío político pendiente consiste en construir una institucionalidad para la representación territorial del país, acorde con las aspiraciones de descentralización democrática de los pueblos de España y que posibilite la resolución de los graves problemas de financiación, respeto cultural y desarrollo competencial de las regiones. La creación en 2004 de la Conferencia de Presidentes de CCAA y Ciudades Autónomas en 2004 expresa, implícitamente, la imposibilidad de abordar los problemas territoriales de España desde el Senado y tampoco ha servido de mucho.
    En ausencia de una institucionalidad de representación territorial lo que ha funcionado son las negociaciones bilaterales entre el gobierno autonómico y el central lo cual ha conducido a una lógica de diferenciación entre, por un lado, regiones ganadoras, conforme a su mayor capacidad de negociación política, y por otro, regiones perdedoras, dado su menor peso político. La Región de Murcia ha sido una región perdedora como lo muestra su pésima infrafinanciación, el déficit de infraestructuras, los problemas del agua, etc.
    Podemos Región de Murcia apuesta por la construcción de una institucionalidad que posibilite la representación territorial de las diferentes regiones y naciones de España y que supere definitivamente el modelo de negociación bilateral que conduce a una profundización de las desigualdades entre regiones ganadoras y perdedoras.
  3. La Región de Murcia continúa siendo una región periférica, esto es, una región de bajos salarios y elevada pobreza con una realidad productiva de bajo valor añadido y productividad, que además acumula importantes agravios respecto a otros territorios en materia de infraestructuras y servicios públicos. La Región de Murcia es una de las regiones más perjudicadas por el modelo de financiación autonómica del Estado español, el cual es injusto, genera agravios comparativos fuertes y, por tanto, incumple el principio de solidaridad. La Región de Murcia ha sido marginada en las inversiones territorializadas del Estado de manera sistemática. El Estado no ha garantizado la financiación por la vía del Fondo de suficiencia global de todas las competencias que se han ido transfiriendo al gobierno autonómico, habiéndose acumulado una «deuda histórica» en la medida en que este fondo no ha funcionado correctamente.
    La salida a la crisis territorial que vive España debe pasar necesariamente, en el caso de la Región de Murcia, por el reconocimiento y resolución de la deuda histórica acumulada que asciende según el Consejo Económico-Social entre 1400 y 2200 millones en los últimos diez años.
  4. El modelo de financiación autonómica del Estado español hace agua por todos lados, siendo la Región de Murcia una de las autonomías más perjudicadas.
    Se trata de un sistema de financiación inestable como consecuencia de sus peculiaridades políticas e institucionales propias del Estado español. Por un lado, los distintos gobiernos centrales no han sido capaces de renunciar a los beneficios electorales que puede obtener mediante la negociación política de las características del modelo de financiación. Por otro lado, existen tres factores institucionales que incentivan la renegociación continua del sistema: 1) las asimetrías entre el sistema de financiación Foral (País Vasco y Navarra) y el de Régimen Común (mucho más favorables al primero, que genera agravios a las Comunidades Autónomas más ricas, las cuales podrían obtener más ingresos con un sistema parecido al Régimen Foral); 2) la excesiva dependencia de las transferencias del gobierno central (la poca autonomía fiscal que tradicionalmente ha existido en el sistema de financiación autonómico), la cual hace que la principal estrategia de los gobiernos autonómicos para aumentar sus ingresos sea presionar para obtener más transferencias del gobierno central (y no tanto aumentar la corresponsabilidad fiscal) y 3) la progresiva transformación del Estado Autonómico (nuevas transferencias a los gobiernos autonómicos) que ha tenido como consecuencia que se haya consolidado la naturaleza "abierta" del sistema.
    No es un sistema justo ni solidario, y ha sido utilizado como un instrumento al servicio de la reproducción de sus intereses políticos. Lejos de actualizar el modelo que caducó en el 2013, han aprobado un Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) que lo que hace es endeudar aún más a las comunidades más endeudadas. La Deuda pública de la CARM en el segundo semestre de 2017 ha crecido en 379 millones de euros y ya está situadaa esa fecha en la escalofriante cifra de 8681 millones de euros.
    En definitiva, el modelo de financiación ha generado enormes agravios comparativos entre comunidades por el reparto injusto que realiza el Estado central, se ha acumulado una deuda histórica descomunal por gestionar mal el traspaso de competencias de los servicios públicos fundamentales y hay un desfase de 2 años entre el momento que el Estado central recauda los impuestos procedentes de la Comunidad Autónoma y el momento en que los cede, lo que provoca un serio desequilibrio financiero entre ingresos y gastos.
  5. Podemos Región de Murcia valora positivamente el reconocimiento de la diversidad plurinacional de España y considera que no es incompatible el funcionamiento “confederal” de las nacionalidades históricas (mediante cupos y hacienda propia) con una solución de las desigualdades territoriales entre los territorios. Para ello, se requiere de una configuración del Estado de carácter federal que se plantee como objetivo una coordinación entre las regiones federadas en un sentido de simetría y equidad que evite el dumping fiscal.
    La imagen de la realidad española no puede limitarse a los trazos gruesos dibujados por los neocentralistas actuales por un lado y a los independentistas por otro. Todo nuevo pacto político que acompañe una reforma constitucional ha de apuntar a una reestructuración de la complejidad del Estado Español que tenga la miras puestas en cómo conjuntar mejor la diversidad política y cultural de los territorios regiones y naciones de España.
    La doble crisis social y territorial, que padece el país, ha puesto de manifiesto que el Estado español necesita llevar a cabo una reforma para avanzar en un marco institucional que favorezca la integración territorial y social de sus regionales y naciones, que debe avanzar en los siguientes aspectos:
.* Tribunal constitucional: Es necesario resolver los procesos de elección de sus miembros e impedir que se conviertan en mera representación de los intereses partidistas que replican los criterios de proporcionalidad de los apoyos parlamentarios. Sin olvidar, abrir la posibilidad de avanzar hacia un poder judicial federalizado.
.* Incorporación de las CC.AA a las relaciones intergubenamentales: Institucionalizar de manera efectiva foros como la Conferencia de Presidentes, a la que se podría otorgar un carácter consultivo periódico, podría mejorar la articulación del Estado autonómico. Ello requiere la concreción de una cultura federal, una auténtica cultura de la colaboración intergubernamental
.* Constitucionalización de las reglas básicas de financiación autonómica: La constitucionalización del principio de ordinalidad como restricción sería una solución en conjunto de solidaridad y autonomía.
.* Reflejo constitucional de la plurinacionalidad del Estado: avanzar hacia una estructura federal del Estado a fin de que sea apto para un sociedad multinacional, en el que se reconozca explícitamente la multiplicidad de naciones que encierra en su seno.
.6. Podemos Región de Murcia defiende los siguientes principios sociales básicos de articulación territorial del Estado:
Garantizar los Servicios Públicos Fundamentales por encima de todo, lo que implica el inmediato abandono de la mal llamada “consolidación fiscal” (que ha provocado un deterioro en los recursos disponibles). El Estado en su conjunto debe garantizar esos Servicios Públicos Fundamentales a los que consideramos necesario incluir las prestaciones por dependencia. Para ello hay que reforzar el Fondo de Garantía de Financiación de los Servicios Públicos Fundamentales.
La nivelación entre los recursos de los distintos territorios se consigue respetando el principio de ordinalidad (al mantener el orden tras transferencias) y el de solidaridad (al garantizar la financiación basada en las unidades de necesidad). Proponemos ampliar el Fondo de Convergencia Interterritorial, y dotar a la inversión de los P.G.E. unos criterios específicos que permitan territorializarla y fomentar la convergencia regional.
Fomentar una mayor autonomía para así conseguir una mejor gestión basada en un modelo federal y plurinacional. Mediante la reforma del sistema de cuenta (para que sea mucho más rápido) y la eliminación del FLA. Avanzando progresivamente en una agencia federal de la administración tributaria.
Gobiernos, territorios, regiones y naciones han de colaborar en mantener la “unidad en la diversidad, que el sistema federal pone en juego. Federalismo es más autogobierno pero también más gobierno compartido social y colaborativo.
.7. Podemos Región de Murcia considera que el Estado puede asumir la convivencia de dos sistemas de financiación autonómica, concierto y reparto, siempre que la financiación normativa por habitante a competencias homogéneas sea la misma en todos los territorios y previa atenuación en función de factores de nivelación territorial que garanticen la solidaridad entre los territorios.
Para hacerlos compatibles debe acometerse una reforma “político-institucional” que dote al Consejo de Política Fiscal y Financiera, al Senado o a un órgano de nueva creación en que los los acuerdos entre Comunidades Autónomas adopten los acuerdos relativos a financiación y normativa sobre tributos de forma colegiada. Los ingresos de las principales figuras tributarias los seguiría realizando el Estado pero se coordinarían las capacidades normativas autonómicas (sobre tributos propios y cedidos) a fin de evitar prácticas de dumping fiscal.
Los principios que deben regir la financiación que la Región necesita (no olvidemos que la nuestra es la segunda Comunidad Autónoma peor financiada) son los siguientes:
-Máxima territorialización de los tributos, utilizando los tributos indirectos estatales como base para establecer los fondos de Nivelación territorial. -Nivelación de la financiación por habitante. -Armonización de las normas tributarias autonómicas en materia de tributos propios y cedidos. 
.8. Podemos Región de Murcia considera que dentro del nuevo modelo de España plurinacional, se reconozca la problemática específica del campo murciano relacionada con el agua. La crisis hídrica que vive nuestra tierra es solo el epílogo del tema-sociedad que ha marcado nuestra construcción identitaria en las dos últimas décadas. Por ello hemos de resolver esta encrucijada del modelo productivo agrícola murciano, lo cual debe ser una prioridad indiscutible ahora que el PP de Tejerina y Rajoy han decidido definitivamente romper el discurso tradicional trasvasista del agua de la derecha murciana. Además, poder mostrar un modelo sostenible y garantista para el campo murciano supone, al mismo tiempo, ejercer un liderazgo político para toda la vertiente mediterránea española, huérfana de propuestas políticas consistentes que permitan compatibilizar empleo, ecología y solidaridad en un contexto de agudización de la sequía y de cambio climático.
En un contexto de cambio climático, la fuerte sequía tanto hidrológica como meteorológica no puede interpretarse como algo puntual. Es por ello que se hace necesario cambiar el patrón de intervención de las políticas de gestión de aguas y planificación hidrológica diseñando mecanismos, no solo técnicos, sino también de carácter institucional con el objetivo de alcanzar una gobernanza adecuada del agua y de la sequía a escala de Demarcación, especialmente en las de las zonas semi-áridas como la del Segura.
Resulta imprescindible abordar los cambios legislativos e institucionales oportunos que hagan posible la participación efectiva de todas las administraciones y usuarios del agua en la planificación de las aguas y en la gestión de la sequía. Por este motivo, de forma complementaria, pero de manera más ambiciosa al papel que desempeñan los organismos de cuenca, apostamos por la correcta implementación de un organismo ya previsto en la DMA, el Comité de Autoridades Competentes (CAC), que incluya entre sus funciones la gestión de la sequía de manera prioritaria.
Desde Podemos Región de Murcia exigimos su correcta implementación del CAC, dotándole de capacidad de decisión sobre planificación y gestión de la sequía, teniendo en cuenta que la propia Ley de Aguas y la DMA ya les atribuye la función de garantizar la adecuada cooperación en la aplicación de las normas de protección de las aguas.
Precisamente por su propia funcionalidad este órgano resulta más pertinente que nunca al estar configurado como órgano de cooperación en todo lo relativo a la protección de las aguas, ya que podrá incorporar en su seno a todas las escalas de la Administración Pública y de las diferentes políticas sectoriales de competencia autonómica como la agraria, la ambiental y la hídrica. Entendiéndose también integrada en este órgano la Administración Local en cuánto a su responsabilidad sobre abastecimiento y saneamiento a poblaciones.
A nivel de planificación Podemos Región de Murcia el uso y aplicación de los Planes Especiales de Sequía en la Cuenca del Segura (PES) que, una vez revisados para adaptarlos a la DMA y corregidas las deficiencias detectadas por la Comisión, conforman el mejor instrumento para hacer frente a la difícil situación que vive la Región de Murcia. Del mismo modo, apostamos por aplicar los planes de emergencia en situaciones de sequía para los municipios de más de 20.000 habitantes, ambos prácticamente olvidados por el gobierno del PP durante más de una década.
.9. Podemos Región de Murcia considera que dentro del nuevo modelo de España plurinacional, se reconozca la problemática específica del campo murciano relacionada con el agua. La crisis hídrica que vive nuestra tierra es solo el epílogo del tema-sociedad que ha marcado nuestra construcción identitaria en las dos últimas décadas. Por ello hemos de resolver esta encrucijada del modelo productivo agrícola murciano, lo cual debe ser una prioridad indiscutible ahora que el PP de Tejerina y Rajoy han decidido definitivamente romper el discurso tradicional trasvasista del agua de la derecha murciana. Además, poder mostrar un modelo sostenible y garantista para el campo murciano supone, al mismo tiempo, ejercer un liderazgo político para toda la vertiente mediterránea española, huérfana de propuestas políticas consistentes que permitan compatibilizar empleo, ecología y solidaridad en un contexto de agudización de la sequía y de cambio climático.
.10. Una España plurinacional y diversa no solo debe buscar la cohesión entre regiones sino también la cohesión entre las realidades urbanas y rurales. La España rural encuentra en nuestra Región uno de sus tradicionales asentamientos, debiendo resolver las situaciones de éxodo territorial y despoblamiento que la azotan. Mantener unos pueblos vivos no pasa por grandes proyectos de infraestructuras y sí por encontrar una posibilidad de desarrollo sostenible en todos estos enclaves que los hagan atractivos para la población joven, superando el déficit de servicios públicos y representatividad. Fijar población y evitar desequilibrios intraterritoriales nos acerca al objetivo de un país más justo y diverso.
submitted by AreaParticipacionRM to PlazaRegionMurcia [link] [comments]


2017.04.13 10:43 Subversivo-Maldito IBEX 35 Una historia herética del poder en España: Aznar y la Década de oro de la "Beautiful People" del PP [Décima Parte]

El 12 de marzo del año 2002, la noche de las elecciones, las televisiones conectaban con la Calle Génova, para enfocar a un gran número de simpatizantes que coreaban el "¡oé, oé, oé, oé....oé"!...No era debido a que la Selección Española hubiera ganado un mundial sino a que el PP había logrado la mayoría absoluta...
José María Aznar apareció en el balcón , y la gente comenzó a gritar aquello de ¡Torero, Torero, Torero!, mientras el Presidente saboreaba la victoria con una media sonrisa, pero todos entendieron que disfrutaba como nadie de "su" victoria....
Mientras Aznar saboreaba la mayoría absoluta, los íntimos de la "Casa Aznar" seguían tejiendo el hilo de la trama....Villalonga, a través de Telefónica, logra la incorporación y consolidación de Antena 3 y Vía Digital; mientras que en el ámbito de Internet muestra orgulloso la plataforma Terra-Lycos con más de 6 millones de suscriptores....pero ampliando la tela de araña más allá de la Tierra de piel de toro...Telefónica había logrado expandirse fuera de nuestras fronteras hasta lograr un 50% de facturación...La casa Aznar había logrado "conquistar de nuevo el Continente....En el IBEX 35, Telefónica tenía 3 sociedades:Telefónica, Terra y Teléfonica Publicidad e Información...
Pero Aznar no las tenía todas consigo....Sabía que los "enemigos" no pararían de "conspirar" para lograr nuevas cuotas de Mercado...Y no estaba equivocado...Polanco y los suyos no estaban de brazos cruzados y, a través de PRISA, había logrado, por ejemplo, crear en Miami un holding internacional de Radio...Del mismo modo, en Bolivia, había invertido millones de dolares en el Grupo Garáfulic, principal conglomerado de medios de comunicación....Todo ello hacía temer a Aznar que pudiera pasarle lo mismo que a su abuelo...y por ello decidió hacer frente a los que consideraba como envites de la conspiración judeo-masónica-soviético-herética....
Para hacerle frente nada mejor que, por un lado, CREAR UN SELECTO EJERCITO DE ELITE encaminado a conquistar el timón de las principales empresas estatales; y, por otro, ADUEÑARSE de tales empreseas con un ejercito propio de CAPITALISTAS encaminados a crear sus propios "buques" y no depender de las vicisitudes electorales que podrían echarlo en cualquier momento del poder....Había llegado el momento de CREAR CAPITALISTAS, como existían en EE.UU, una especie de Rockefeller, que pudieran tener el poder suficiente para frenar potenciales ataques de otros gobiernos de izquierda...Para lograrlo, en un País sin tradición de Grandes Empresas Privadas, habría que TRASPASAR DEL ESTADO A MANOS PRIVADAS LOS ACTIVOS FINANCIEROS E INDUSTRIALES TODAVÍA EN MANOS DE TAL ESTADO....Ibamos a entrar en la denominada "Década dorada de la Beautifull People del PP"....
Para llevar a cabo su "HAZAÑA", José María Aznar, se rodeó esta vez de un número más reducido de Escuderos...El primero de ellos, se llamaba Miguel Blesa, amigos desde la Universidad y los tiempos de Oposiciones....Ahora se juntan de nuevo con el objetivo de llevar a cabo el gran "sueño" de construir una clase capitalista dócil que nos acercara a EE.UU....Ahora, con la mayoría absoluta, habría llegado el momento de comenzar a andar...Desde 1997 ya era Presidente de Caja Madrid, {dicho sea de paso, con el voto a favor de la consejera de CC.OO, María Jesús Paredes, y con el acuerdo de Izquierda Unida}...
Al mismo tiempo, utilizó también la Sede en Genova para profundizar con medidas políticas en su quijotesco proyecto: primeramente aprobó la Ley del Suelo así como la Concentración Bancaria...En este sentido, a través del Ministerio de Economía, Rodrigo Rato, obligaba a los bancos a deshacerse de su brazo industrial, principalmente de Constructoras e Inmobiliarias...Por detrás estaba Miguel Blesa, desde Caja Madrid, para conceder prestamos, por ejemplo a ACS, para que pudiera comprar Dragados....Trás la compra, los miembros de la "Casa Aznar" entrarían en tromba en los consejos de Administración de Dragados...De hecho, Miguel Blesa, se convertiría el 14 de octubre del 2003, en consejero ejecutivo de la Empresa...De la noche a la mañana, sin experiencia alguna, pasó de ser Presidente de una Caja de Ahorros a Presidente de la primera Constructora del País...
Entretanto se llevaría a cabo una nueva política monetaria de BAJADA DE TIPOS DE INTERÉS....Esta bajada de los tipos de interés facilitó la extensión del crédito sobre todo en en créditos hipotecarios para la adquisición de viviendas....Este hecho hizo que Bancos y Cajas de Ahorro adquirieran una especial relevancia en este período entrando en una lucha por la concesión de créditos y captación de depósitos..Pronto se pondrían de acuerdo...Como las Cajas, por su naturaleza jurídica, no podían cotizar en el IBEX 35, entonces, con la "casa Aznar" al frente de las mismas, decidieron invertir en el negocio de la ENERGÍA, la cual tenía un especial peso en el IBEX...No hay que olvidar que las Cajas controlaban las antiguas empresas públicas de la energía como Endesa y Repsol....Por su parte, los Bancos decidieron centrarse en el negocio de la Construcción (Dragados, Vallehermoso, ACS de Florentino, etc)....
Al final de todo, un acto como el 11M vino alterar el orden de las cosas al derribar por tierra lo que se consideraba, según todas las encuestas, como una victoria del PP...Aznar nunca supo ni pudo aceptar una derrota que, según los cálculos, era materialmente imposible....Y en algo tenían razón, ya que el mismo Zapatero acabaría por convertirse en un rehén de la "Casa Aznar"...[Fuente: I8EX 35. Una historia herética del poder en España. Ramón Juste]
submitted by Subversivo-Maldito to podemos [link] [comments]


2016.11.17 12:13 EDUARDOMOLINA El relato fallido de la austeridad expansiva. Lo importante es lograr conciliar crecimiento económico, ajuste fiscal y equidad en el esfuerzo. Los ingresos en España, a cierre de 2015, se situaban en el 38,2% del PIB frente al 46,6% del área euro, los gastos representan el 43,3% y el 48,6%.

http://ctxt.es/es/20161109/Politica/9462/fiscalidad-austeridad-presupuestos-crisis-deuda.htm
El relato de la austeridad expansiva, inspirado desde Harvard por los italianos Alberto Alesina y Silvia Ardagna, se articuló en torno a la tesis de que todo ajuste fiscal es más eficiente vía gastos (reduciéndolos) que vía ingresos (incrementándolos). Esta tesis estaba secundada por un corolario de dudosa consistencia académica, según el cual una contracción del gasto social serviría de estímulo a la actividad económica y el empleo.
La austeridad fiscal y la devaluación salarial iban a favorecer el retorno de la confianza, condición necesaria para que un país como España pudiese acudir con normalidad a los mercados financieros. Con familias, empresas y administraciones públicas sobreendeudadas, la prioridad al inicio de la crisis era facilitar el desapalancamiento para, en un segundo momento, reactivar el consumo y la inversión.
El relato puede parecer exitoso desde la perspectiva de 2016, en la medida en que el crecimiento y el empleo se han recuperado con más intensidad de lo que inicialmente cabía esperar. Sin embargo, cuando se analizan los fundamentos del actual ciclo económico y se repara en el incumplimiento reiterado de los objetivos de déficit público, son pocas las evidencias de los efectos expansivos de la austeridad y muchos los daños colaterales que ahora debemos atajar.
La confianza ha vuelto a los mercados y la deuda pública española se financia en condiciones excepcionalmente favorables (el tipo de interés medio de la deuda ha pasado del 4,1% en 2007 al 2,8% en la actualidad, a pesar de la tormenta financiera de 2012). Pero no es el ajuste fiscal de las administraciones públicas lo que ha calmado a los inversores y ha permitido una reducción de tipos, sino la intervención del Banco Central Europeo en los mercados de deuda. De hecho, el riesgo idiosincrático derivado de la incertidumbre política en España apenas ha cotizado.
La austeridad fiscal y la devaluación salarial iban a favorecer el retorno de la confianza, condición necesaria para que un país como España pudiese acudir con normalidad a los mercados financieros 
Es cierto que la economía española viene creando más de 500.000 empleos netos anuales, un desempeño excepcional, pero lo hace con unas tasas de temporalidad y de parcialidad involuntarias que son insólitas en el entorno internacional.
La devaluación interna se ha hecho casi exclusivamente a costa del factor trabajo (los dividendos han seguido creciendo a pesar de la crisis), en especial de la remuneración de los nuevos entrantes al mercado laboral, deprimiendo los salarios más bajos. Esto ha contribuido a descuadrar las cuentas de la Seguridad Social y ha deteriorado la distribución de la renta nacional de manera sobresaliente. Hemos dejado por el camino una factura sin pagar, en forma de exclusión social y pobreza infantil, que afecta de manera particular a los dos deciles de hogares con menor renta.
Además, la devaluación interna no ha supuesto una mejora significativa de los indicadores de productividad (no hacemos las cosas mejor, sino que somos menos los trabajadores que las hacemos), por lo que existe el riesgo de perder en el medio plazo la competitividad-precio ganada con el esfuerzo de estos años.
Los vientos favorables que han alimentado el crecimiento reciente no siempre van a soplar con la misma intensidad (efecto rebote tras la recesión, abaratamiento de los tipos de interés, depreciación del euro, caída del precio del petróleo, inestabilidad geopolítica en algunos de los principales competidores del sector turístico) y, desde luego, poco o nada tienen que ver con decisiones políticas de índole doméstica.
Lo que sí es cierto en el relato de la austeridad expansiva es el empeño puesto, por convencimiento propio y a instancias de los principales organismos internacionales, en articular el ajuste fiscal de las administraciones públicas por la vía exclusiva del gasto. El Programa de Estabilidad del Gobierno es claro en este sentido: “La estrategia fiscal en términos de ingresos y gastos para el conjunto de las administraciones públicas consiste en mantener la ratio de ingresos sobre PIB en torno a 38% del PIB y la ratio de gasto decreciente en 5 puntos de PIB, desde 43,5% de 2014 a 38,4% del PIB en 2018.”
La devaluación interna se ha hecho casi exclusivamente a costa del factor trabajo, en especial de la remuneración de los nuevos entrantes al mercado laboral, deprimiendo los salarios más bajos
Sucede que los ingresos de las administraciones públicas españolas, a cierre de 2015, se situaban en el 38,2% del PIB frente al 46,6% en el promedio del área euro, mientras que los gastos representan el 43,3% en España y el 48,6% en el área euro. No hemos conseguido detener la hemorragia de las finanzas públicas (el déficit primario cerró 2015 en el 2% del PIB y la ratio de deuda apenas se ha estabilizado en torno al 100% del PIB), pero nos hemos autoimpuesto una limitación adicional cuyo fundamento es esencialmente ideológico: congelar nuestros ingresos en un nivel 8,4 puntos de PIB inferior al promedio del área euro.
El cenit de esta estrategia fiscal llegó el pasado año, con una reforma que no abordó los males de nuestro sistema impositivo (baja capacidad recaudatoria, pese a tipos marginales similares o incluso superiores a las principales economías de nuestro entorno, y equidad insuficiente) y se quedó en una mera rebaja de impuestos cuyas consecuencias siguen sufriendo las arcas públicas. Al relato de la austeridad expansiva añadimos la creencia ciega en la curva de Laffer, con tan buen acierto que mientras la economía española crece a un ritmo extraordinario del 3,2% interanual, la recaudación del Estado acumulada hasta septiembre cae el 1,3%.
Conciliar crecimiento económico, ajuste fiscal y equidad en el esfuerzo.- Conviene recordar que la Comisión Europea propuso el pasado mes de julio una senda de ajuste fiscal para España en la que modificó de manera sustancial los objetivos de déficit público. La meta de 2016 se relajó desde el 2,8% del PIB al 4,6%, y la de 2017 lo hizo desde el 1,4% al 3,1%. Se prorrogó hasta 2018 el plazo para que España abandone el brazo correctivo del Protocolo de Déficit Excesivo, en una decisión que debe mucho al empeño personal de Moscovici. En la misma resolución se descartó la opción de sancionar a España por incumplimiento reiterado de sus compromisos en materia fiscal, como habría sido preceptivo.
Dadas las estimaciones de crecimiento e inflación, un ajuste de 0,5 puntos de PIB en 2017 equivale a unos 5.700 millones de euros, mientras que 0,7 puntos representan unos 8.000 millones aproximadamente
El Plan Presupuestario 2017 enviado a Bruselas a mediados de octubre estima que el ciclo económico puede permitir una consolidación del déficit público de un punto de PIB por lo que, partiendo del 4,6% con el que supuestamente cerraremos el presente ejercicio, quedaría pendiente un ajuste estructural de 0,5 puntos de PIB hasta alcanzar el 3,1% comprometido para el año que viene. Sin embargo, según se infiere de las previsiones de otoño de la Comisión, el ajuste estructural necesario podría ser de 0,7 puntos. Dadas las estimaciones de crecimiento e inflación, un ajuste de 0,5 puntos de PIB en 2017 equivale a unos 5.700 millones de euros, mientras que 0,7 puntos representan unos 8.000 millones aproximadamente.
Así las cosas, existen dos cuestiones sobre las que habrá que decidir en las próximas fechas. La urgente es definir la cuantía del ajuste estructural y detallar cómo se va a afrontar en los Presupuestos Generales del Estado 2017. Pero la cuestión verdaderamente importante es la misma que al inicio de la crisis: cómo conciliar crecimiento económico, ajuste fiscal y equidad en el esfuerzo.
Por eso no deberíamos perdernos en el mercadeo de apoyos parlamentarios a cambio de tal o cual incremento o reducción de gastos. Empecemos a pensar en una reforma integral que ataje definitivamente los males de nuestro sistema impositivo. Modifiquemos la actual estrategia fiscal, presupuestando un incremento gradual de los ingresos públicos que abarque toda la legislatura. Y asumamos, contribuyentes y decisores, que comprometerse a subir o bajar impuestos de manera incondicional, argumentando que una cosa o la otra es de izquierdas o de derechas, es un propósito carente de fundamento económico. La fiscalidad en sí misma no es un fin, sino una herramienta al servicio del bienestar común.
Autor
Daniel Fuentes Castro

Doctor en Economía por la Université Paris Ouest - Nanterre. He pasado por las universidades de Vigo, Zaragoza y Paris III; también OCDE y Banco de Francia.

CTXT. Orgullosos de llegar tarde a las últimas noticias.
¿Quieres suscribirte por solo 6 euros al mes? Pincha aquí
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2016.11.07 10:22 LaBalanzayLaEspada LA VERDAD SOBRE DONALD TRUMP (I)

Según sostiene Ian Greenhalgh, en un artículo para la web Veterans Today, por primera vez en la historia, un candidato de Estados Unidos realiza campaña electoral en Israel, con la esperanza de que los republicanos que viven allí, voten por Donald Trump.
Según Greenhalgh este hecho acaba de una vez por todas con las dudas sobre quién está apoyando a Donald Trump.
Greenhalg lleva meses denunciando que Trump es “el candidato sionista”, algo que sería confirmado por el hecho de que Sheldon Adelson le financia…y que queda ratificado por el hecho de que se haga campaña por Trump directamente en territorio israelí.
Ian Greenhald, un anti-sionista declarado, afirma que “la doble nacionalidad israelí-norteamericana es una farsa”, y sostiene que “los ciudadanos estadounidenses-israelíes siempre han demostrado ser leales solo a Israel”.
Según informa el medio israelí Arutz Sheva:
Donald Trump abre campaña en Israel
La campaña Donald Trump lanzó una campaña sobre el terreno en Israel, con el objetivo de conseguir que los ciudadanos de Estados Unidos que viven en Israel, voten por el candidato republicano.
Marc Zell, Presidente de los republicanos en Israel, que encabeza la campaña, dijo: “Hay entre 300.000 y 400.000 votos potenciales en Israel, y muchos de ellos son procedentes de estados claves como Ohio, Pennsylvania y Florida. Estos son estados con grandes poblaciones judías. Estimamos que podrían haber entre 10 y 12 mil votos de Florida solamente aquí”.
En declaraciones a los votantes potenciales, Zell contó cómo en 2000, George Bush venció a Al Gore, gracias a unos pocos cientos de votos en Florida. “1.500 votos para Bush vinieron de Israel durante esa elección. Así que si no hubieran votado, Bush no hubiera sido presidente. Su voto realmente cuenta”.
Los activistas de la campaña pro-Trump, centran sus esfuerzos en los centros comerciales israelíes, en zonas con altas concentraciones de ciudadanos norteamericanos, repartiendo gorras, pegatinas y botones.
La campaña de Trump en Israel hace hincapié en el apoyo que Trump ha mostrado públicamente a Israel y juega con la frustración que la administración Obama ha provocado entre los ciudadanos estadounidense-israelíes, especialmente tras el acuerdo nuclear con Irán.
Al respecto, la campaña de Trump en Israel ha lanzado un nuevo logotipo con el lema “Trump: el interés de Israel”, en hebreo.
Por si a alguien le queda alguna duda de los vínculos estrechos y evidentes de Trump con los intereses israelíes, solo queremos recordarles que la mayor parte del negocio que se derivará de la construcción del muro de Trump con México, irá a parar directamente, a empresas israelíes.
Resulta patético ver como bastante de esa gente que tan enconadamente odia todo aquello que “huela” a israelí o a judío, se vuelcan en apoyar a Donald Trump creyendo que él va a oponerse a la “malvadísima conspiración sionista” (entre ellos, el mismísimo partido nazi norteamericano y el Klu Klux Klan)…bueno, pues que vayan abriendo los ojos a la realidad…
Desde hace meses, diferentes medios tanto de masas como alternativos, están tratando de venderle al público una idea: Donald Trump es un personaje incontrolable por las élites, e incluso podría considerarse como un “anti-sistema”.
¿Pero tienen algo de cierto estos puntos de vista?
Más allá de lo ridículo que es calificar como “anti-sistema” o como “anti-elitista” a un multimillonario, en los últimas semanas están empezando a verse diversos indicios que demuestran que Trump no es tan “incontrolable” por las élites como muchos querrían hacernos creer.
Por ejemplo, apenas unos días después de convertirse en el candidato republicano, Donald Trump contrató a un ex ejecutivo de Goldman Sachs para dirigir su campaña nacional de recaudación de fondos.
Sí, ese mismo Goldman Sachs que controla desde las sombras todos los organismos de poder financiero de EEUU y que extiende sus tentáculos a la mayoría de gobiernos occidentales.
Así es como describía Matt Taibbi, de la revista Rolling Stone, en el año 2009, el papel del banco de inversión Goldman Sachs en la crisis económica global y prácticamente en todas las burbujas financieras de los últimas décadas:
Taibbi culpa a los Goldmanites, algo como: los aurófagos, famélicos y feroces alquimistas del dinero de la gente, de manipular desde el interior del gobierno las regulaciones financieras y los mercados de valores a su beneficio.
Además de favorecerse extensamente del rescate financiero, el cual es orquestado por sus ex dirigentes transformados en oficiales del gobierno. La lista de ex directivos de Goldman Sachs en las más altas posiciones del gobierno de Estados Unidos es escandalosa, parece como si Goldman Sachs fuera la antesala de las secretarías financieras del gobierno.
La formula es relativamente simple: Goldman se posiciona en medio de la burbuja especulativa, vendiendo inversiones que saben son una mierda. Atraen vastas cantidades de la clase baja y la clase media con la ayuda de un estado decrépito y corrupto que les permite reescribir las reglas a cambio de las relativamente pequeñas cantidades que el banco arroja al patonazgo político. Finalmente, cuando la burbuja explota, dejando a millones de ciudadanos ordinarios en bancarrota, el proceso vuelve a empezar otra vez, Goldman aparece como nuestro salvador prestandonos nuestro dinero con interés, vendiéndose como un grupo que trasciende la ambición, solamente una grupo de tipos muy inteligentes que mantienen la máquina aceitada. Han venido haciendo esta jugada desde lo 20s. Y ahora se están preparando para volver a hacerlo otra vez, creando la más grande y audaz burbuja jamás vista.
La primera cosa que hay que saber acerca de Goldman Sachs es que está en todas partes. El más poderoso banco de inversión del mundo es como un gigantesco calamar vampiro envuelto alrededor de la cara de la humanidad, que sin descanso extiende sus tentáculos chupadores de sangre hacia cualquier cosa que huela a dinero.
Por su parte, Alex Brummer del Daily Mail comparó a los miembros de Goldman Sachs con una especie de sociedad secreta, ya que siempre están dispuestos a llevar a cabo cualquier actividad perniciosa para ganar dinero.
Pues bien, Donald Trump, “esa gran amenaza para las élites”, ha contratado a un tipo de Goldman Sachs como hombre de confianza…
Trump anunció que al frente de las operaciones de recaudación de fondos nacional para su candidatura presidencial, estará Steven Mnuchin, presidente y CEO del fondo de cobertura Dune Capital. Lo más relevante de Mnuchin, sin embargo, es que pasó 17 años en Goldman Sachs, del que fue más recientemente socio, habiendo construido una fortuna de 46 millones de dólares antes de lanzar su propio fondo de cobertura.
Mientras trabajaba en Goldman Sachs, compró los restos de IndyMac Bank (ahora conocido como OneWest Bank), una compañía de préstamos con sede en California, que quebró en 2008. Este alto ejecutivo tuvo que soportar protestas en el césped de su propia mansión en Bel Air en 2011, por parte de los propietarios de las viviendas embargadas, por culpa de las malas políticas de su banco.
Pero las cosas no acaban ahí. Resulta que Mnuchin trabajó anteriormente para otro personaje elitista sobradamente conocido: el multimillonario George Soros, un prominente donante de los demócratas y en especial de Hillary Clinton.
Además de trabajar en Goldman Sachs, Mnuchin también trabajó en Soros Fund Management. Lo más curioso es que Mnuchin ha donado con frecuencia fondos a los demócratas, incluyendo a Clinton y Barack Obama.
Además, resulta que Mnuchin se benefició bastante de los rescates a las empresas de Wall Street del año 2009. Después de comprar el rescatado Banco IndyMac por centavos de dólar la acción, “Mnuchin y sus socios, que llamaron a su nuevo banco OneWest, terminaron consiguiendo unos buenos beneficios. Convirtieron su apuesta inicial de 1550 millones de dólares en un premio de 3400 millones de dólares”.
Fueron capaces de conseguir estas ganancias gracias a que los contribuyentes asumieron todos los riesgos por los activos tóxicos del banco, lo que le costó a los contribuyentes norteamericanos aproximadamente 13.000 millones de dólares en pérdidas. Al mismo tiempo, el banco continuó ejecutando las hipotecas de los propietarios que ya no eran capaces de pagar sus cuotas de la hipoteca.
Después, tratan de vendernos que Trump “asusta a las élites” y que tiene la intención de “limpiar Wall Street” o “acabar con el mangoneo de la Reserva Federal”, prácticamente como si fuera un revolucionario.
La contratación de Mnuchin, se produce sólo unos días después de que sus antiguos oponentes, Ted Cruz y John Kasich, se hayan retirado de la carrera presidencial.
Además, Trump también ha anunciado recientemente que va a renunciar a la “autofinanciación” en la que ha confiado durante las primarias (y que supuestamente le convertían en un personaje independiente) y ha prometido 1000 millones de dólares de sus partidarios en conjunción con el partido republicano, para prepararse para las elecciones generales.
Por si eso fuera poco, Trump ha comenzado a rodearse de auténticos iconos del establishment republicano neoconservador.
“El círculo de Trump ahora incluye a personajes belicistas como Rudolph Giuliani, Chris Christie, Richard Haas (actual presidente del Consejo de Relaciones Exteriores, CFR, una de las entidades elitistas por naturaleza) y el senador Jeff Sessions. Trump ha identificado incluso a John Bolton, uno de los arquitectos de la guerra de Irak y estrecho aliado de los neoconservadores, como uno de sus futuribles expertos asesores en materia de seguridad nacional”.
Esta es la gran revolución contra las élites de Trump: rodearse de gente de Goldman Sachs y de personajes como el mismísimo presidente del CFR, , así como de los neoconservadores más belicistas de Washington.
El Consejo de Relaciones Exteriores (CFR), fundado en 1921, es una organización que se especializa en la política exterior de EE.UU. y los asuntos internacionales.
Entre sus miembros se ha incluido políticos de alto nivel, más de una docena de secretarios de Estado, directores de la CIA, banqueros, abogados, profesores y grandes figuras de los medios de comunicación de masas. El CFR promueve la globalización, el libre comercio, la reducción de los reglamentos financieros de las empresas transnacionales, y la consolidación económica en bloques regionales como el NAFTA o la Unión Europea.
Como podéis ver, rodearse de gente como el actual presidente del CFR es de lo más anti-sistema que hay…
Viendo esto, no es extraño que las élites vean a Trump como una “amenaza” ¡Si es que corren un gran peligro con él!
Daría risa si no diera tanta pena…
submitted by LaBalanzayLaEspada to podemos [link] [comments]


2016.09.29 18:22 EDUARDOMOLINA El Deutsche Bank, el gran enfermo de las finanzas mundiales. Angela Merkel descarta destinar dinero público a su rescate. Su cotización perdía más de un 56% en un año. A los españoles nos obligaron para pagarles a ellos.

http://www.infolibre.es/noticias/lo_mejor_mediapart/2016/09/29/el_deutsche_bank_gran_enfermo_las_finanzas_mundiales_55456_1044.html
"Una frase, una simple frase, pronunciada el pasado fin de semana, ha bastado para reactivar la especulación en torno al Deutsche Bank. La frase es inconcebible en el entorno financiero: Alemania rechaza presentarse como garante último del gigante financiero. El domingo, la revista alemana Focus publicaba que Angela Merkel descartaba destinar dinero público al rescate del Deutsche Bank. La posibilidad de que Berlín no ayude al principal banco del país, que se encuentra en una situación complicada, ha desencadenado una deriva bursátil en los mercados. El lunes, la cotización del Deutsche Bank cayó un 6,9%, hasta alcanzar el nivel más bajo de los últimos 21 años. El martes, el banco retomó su recorrido bursátil caótico, volviendo a perder más del 2% en la sesión antes de recuperarse. La verdadera prueba para los mercados es la barrera simbólica de los 10 euros.
En un año, el Deutsche Bank ha visto cómo su cotización perdía más de un 56%. La capitalización bursátil del gigante alemán ahora es de apenas 14.500 millones de euros, dos veces menos que la de Uber, mientras su balance (1,6 billones de euros) representa más de la mitad del PIB alemán.
Desde entonces, los responsables del Deutsche Bank tratan de calmar los ánimos, desmienten cualquier reunión con el Gobierno. El banco, a quien la Justicia norteamericana puede imponer una multa récord de 14.000 millones de dólares (12.500 millones de euros), está en condiciones de hacer frente solo y no necesita ayudas estatales, asegura un portavoz de la entidad. Sin convencer a nadie.
Las confidencias de la canciller a Focus perseguían poner fin a los rumores que agitan Berlín desde el anuncio de la multa récord de la Justicia norteamericana. Si los responsables políticos no han reaccionado de forma oficial a las informaciones publicadas, off the record, no se habla de otra cosa. Se plantean diferentes hipótesis sobre cómo salir al rescate del Deutsche Bank, en caso de que fuese necesario, así como la manera de responder a Estados Unidos; la decisión norteamericana se interpreta como una represalia. Y es que son muchos los que creen que la sanción de 14.000 millones a la que debe hacer frente el banco alemán, no es sino la represalia a los 13.000 millones que la Comisión Europea reclama a Apple por evasión fiscal.
El lunes, Hans Michelbach, uno de los responsables de la CDU, próximo a Angela Merkel, trataba de precisar las líneas rojas fijadas por la canciller. “Es impensable ayudar al Deutsche Bank con dinero de los contribuyentes. Provocaría indignación general. Los políticos perderían toda la credibilidad si el Gobierno franquease esa línea”. Antes de añadir: “No se puede comparar el Deutsche Bank con Lehman Brothers. El banco está en condiciones de hacer frente a la situación con sus propios medios”.
Exactamente eso. Hace meses que observadores financieros comparan la trayectoria del Deutsche Bank con Lehman Brothers, símbolo de la crisis financiera de 2008, mientras se preguntan si el gigante alemán puede desencadenar una nueva crisis. La negativa del Gobierno alemán a ayudar al banco refuerza la comparación: en 2008, el Gobierno americano rechazó, por razones morales, salir al rescate de Lehman Brothers; consideró entonces que el sistema era suficientemente resistente como para hacer frente a una quiebra bancaria. Ya se sabe cómo terminó todo.
Pocas veces se repite la historia. La amenaza que supone el Deutsche Bank para el sistema financiero internacional no es menos real. El gigante bancario alemán se ha convertido en el gran enfermo de las finanzas mundiales: too big to fail, too big to jail y to big to help (“demasiado grande para quebrar”. Ilustra todas las derivas vividas, pero también la debilidad de los remedios concebidos a raíz de la crisis de 2008, así como las contradicciones de las políticas europeas.
Un pasado que no pasa
Después de que The Wall Street Journal publicase, el pasado 16 de septiembre, el montante de la multa que el Departamento norteamericano de Justicia quiere reclamar al banco, el presidente del Deutsche Bank, John Cryan, se quedó lívido. 14.000 millones de dólares. Semanas antes, los rumores eran algo más tranquilizadores: el montante de la multa norteamericana podía rondar los 2.500 millones de dólares, se decía. Suma ésta a la que el banco podía hacer frente. Sin embargo, 14.000 millones de dólares equivale a su capitalización bursátil.
“El Deutsche Bank no tiene intención de aceptar potenciales daños civiles que rondan dichas cifras. Las negociaciones acaban de comenzar”, declaraba de inmediato John Cryan. Por su parte, el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, insistía para que el tratamiento reservado al banco alemán fuese “equitativo”, en comparación con el de los bancos norteamericanos. Una manera de recordar que Goldman Sachs, sancionado también por el mismo caso, sólo ha tenido que abonar a la Justicia norteamericana 5.000 millones de dólares.
El proceso abierto por la Justicia de Estados Unidos tiene su origen en las subprimes. El Deutsche Bank está acusado de engañar a sus clientes, al venderles productos titulizados [residential mortgage backed security], respaldados por hipotecas de calidad dudosa, por no llamarlas hipotecas basura, entre 2005 y 2007. En el libro The Big Short, Michael Lewis describe las derivas financieras que llevaron a la crisis de las subprimes. Goldman Sachs y el Deutsche Bank llevaban la iniciativa en prácticamente todos los productos que el mundo descubriría con estupefacción en 2008.
Pero han tenido que pasar muchos años antes de que los reguladores comenzaran a imponer sanciones. Después de sancionar con una multa de 13.000 millones de dólares a JPMorgan en 2013 y de 16.600 millones al Bank of America en 2014, los reguladores transigieron con Goldman Sachs y le multaron con 5.000 millones de dólares, en enero de 2016. Ahora es el turno del Deutsche Bank.
En sus cuentas de 2015, el banco alemán –anticipándose a la amenaza del proceso judicial en curso– se aprovisionó de 5.400 millones de euros para pagar las eventuales multas. La suma es insuficiente para hacer frente a la sanción de la Justicia norteamericana. Este aprovisionamiento estaba destinado a pagar las acciones judiciales y los litigios pendientes (más de 6.000). Los dos últimos años, ya ha pagado más de 11.000 millones de dólares en multas y sanciones para evitar parte de los litigios.
Préstamos tóxicos, evasión fiscal, manipulación del Libor, manipulación del mercado cambiario y de materias primas... El nombre del Deutsche Bank se ha visto asociado a todos los escándalos financieros que estallaron después de la crisis de 2008. El Deutsche Skandal-Bank titulaba el semanal Der Spiegel, en diciembre de 2012, tras investigar al banco y sus prácticas indignas.
Oficialmente, el banco no le ha costado nada a los contribuyentes alemanes, al contrario de lo que ha sucedido con algunos bancos regionales, pero de forma soterrada dirigió parte de la cuestión griega y europea e influyó, como muchos otros, para que no cambiase la regulación. En Berlín, Angela Merkel quizás lamenta haber sido tan comprensiva, haber dado tiempo al tiempo en lugar de imponer una limpieza en toda regla de los balances de las entidades y la separación de las actividades bancarias.
Porque los cambios se han llevado con mucha circunspección. El mítico presidente del Deutsche Bank, el suizo Josef Ackermann, que propulsó al banco a la cabeza de los gigantes financieros mundiales, implicándolo en todo tipo de aventuras confesables e inconfesables, tras prometer beneficios del 25%, tuvo que salir de la Presidencia en 2013. El dúo que le sucedió, el británico Anshu Jain y Jürgen Fitschen, apenas se mantuvo en el cargo dos años, por los malos resultados y el escándalo de los bonos que se autoconcedieron en el mismo momento.
En 2015, les siguió el británico John Cryan en una posición igual de incómoda. Tras su llegada, suprimió más de 9.000 empleos. Vendió o puso punto y final a las actividades más peligrosas como el trading por cuenta propia o sobre el mercado de metales y de la electricidad. Trató de ceder las filiales extranjeras, sobre todo en China y en Rusia. Pero tuvo problemas para enderezar el rumbo. En 2015, el banco, por primera vez en 146 años de existencia, registró pérdidas por importe de 6.700 millones de euros. Estas pérdidas están ligadas –en parte– a los procesos judiciales pasados y futuros. En julio, la filial norteamericana de la entidad no superó por segunda vez las pruebas de resistencia impuestas por los reguladores norteamericanos, lo que la llevó a renunciar a pagar un dividendo a sus accionistas.
“Si la sanción impuesta por la Justicia norteamericana supera los 4.000 millones de dólares, el banco dejará de disponer de los fondos propios que precisa y tendrá que recapitalizarse”, avisa un estudio de Citi. “Los miembros del Departamento de Justicia norteamericano deberían saber que el Deutsche Bank no puede pagar una multa de 14.000 millones [...]. Por encima de los 4.000 millones, se verían comprometidos los fondos propios”, analiza Lionel Laurent, editorialista de Bloomberg. “Por curioso que pueda parecer, el Deutsche Bank no se encuentra en una mala posición para negociar porque es uno de las mayores bancos europeos y una de las instituciones más sistémicas”, añade, para recordar lo que el mundo financiero sabe pero que las autoridades judiciales norteamericanas diríase que han olvidado: el Deutsche Bank puede transformarse en una granada a la que se ha quitado el pasador.
El banco más sistémico del mundo
Habitualmente, el FMI no se pronuncia nunca sobre la solidez de un banco, dejando esa cuestión a los reguladores. Por esa razón, el aviso ha sido más que sorprendente. En junio, un informe del organismo internacional revisaba el sector bancario alemán. Sus conclusiones sorprendieron a todo el mundo: el Deutsche Bank, en su opinión, es el banco más sistémico del mundo, por delante del HSBC y el Crédit Suisse, por su tamaño e interconexiones con el resto del sistema financiero internacional.
La cifra es impresionante, de ahí que numerosos analistas la repitan: el Deutsche Bank posee 42 billones de dólares en productos derivados. El volumen no tiene parangón. Y eso que ha caído. Antes de la crisis financiera, rondaba los 75 billones de dólares.
Desde entonces, los mercados se han calmado un poco y el Deutsche Bank ha renunciado a algunas de sus actividades, comenzando a desmontar un poco la pirámide. Aunque no del todo. Porque el banco alemán, como muchos otros, está atrapado. El modelo tradicional de banco minorista se ve amenazado por la política de tasas cero de los bancos centrales: la intermediación ya no está suficientemente remunerado y los ahorradores pagan las consecuencias. Para asegurar cierta rentabilidad del capital a los inversores, el banco alemán y el resto, más que los otros, habida cuenta de la situación, se ha visto obligado a correr cada vez más riesgos, a seguir con las actividades más especulativas.
¿Qué puede pasar de seguir la deriva bursátil del Deutsche Bank? Los créditos ¿responderían? ¿Cómo plantear una nueva recapitalización –el banco ha obtenido más de 20.000 millones de euros desde 2010– necesaria si el Estado alemán le retira la garantía implícita de la que goza cualquier banco? El mundo de las finanzas tienen los ojos puestos en el gigante alemán. El Deutsche Bank ahora es un banco que da miedo.
Nuevas reglas bancarias europeas
El 1 de enero de 2016, entraron en vigor la nueva normativa bancaria europea. Reglas escritas inspiradas directamente desde Berlín. Ahora, el llamado sistema de bail-out no existe: las finanzas públicas ya no han de salir al rescate de los bancos que atraviesan dificultades, como sucedió en Irlanda, España y en otros países durante la crisis financiera de 2008. Son los accionistas, los acreedores y, en última instancia, los titulares de los depósitos los que deben pagar para salvar su bancos, a imagen y semejanza (bail-in) de lo que se hizo en Chipre.
Se ha creado un fondo de garantía en Europa que ejerce, en última instancia, el papel de garante instancia. Sin embargo, de europeo sólo tiene el nombre: cada país es garante sólo de sus propios bancos. Alemania ha exigido esta diferenciación, rechazando ser garante de los bancos de otros países, para no pagar por ellos.
Los responsables europeos, al negarse a aprender de la crisis de 2008, renunciaron a imponer la separación de las actividades bancarias. Una reglamentación reforzada, una vigilancia estrecha y una consolidación de los balances debía bastar. Entre los nuevos mecanismo en marcha, los reguladores recomendaron a los bancos que dispusieran de obligaciones convertibles en acciones con el objetivo de consolidar sus balances. Estas obligaciones están llamadas a convertirse en el colchón adicional a los bancos –remuneradas a tipos elevados, en torno al 6% de media–. Pero a cambio, son los primeros productos a los que se recurre en caso de problemas y se transforman en acciones.
En febrero, el mundo de las finanzas descubrió los efectos perversos de esta nueva reglamentación. En los mercados, comenzaron a circular persistentes rumores, según los cuales el Deutsche Bank tenía problemas de liquidez, por lo que podía no estar en condiciones de abonar el pago de los cupones obligatorios de 350 millones de euros que debía abonar en abril. Pese a los desmentidos de la dirección del banco, la reacción de pánico no se hizo esperar. Los titulares de estas obligaciones se apresuraron a vender, a malvender, fundiendo las reservas del banco. Hicieron falta varias semanas para que el Deutsche Bank recuperase el control.
Ahora el escenario de febrero se repite. Los hedge funds especulan con los problemas futuros del gigante alemán. Mientras que la cotización bursátil del banco se desploma, los credit default swap del Deutsche Bank –productos de cobertura conocidos por su efecto deflagrador desde el comienzo de la crisis del euro– muestran una curva ascendente. Ahora están más altos que en febrero. Al mismo tiempo, los titulares de obligaciones convertibles en acciones vuelven a liquidarlos. Los CoCo se negocian a penas a la mitad de su valor nominal.
Un banquero no necesita mucho tiempo para comprender el significado de estas cifras: esta pendiente es el índice de desconfianza del mundo financiero.
El dilema de Merkel
Angela Merkel, al mostrarse firme, tenía varios cálculos en mente. Primero mantener un pulso con las autoridades judiciales de Estados Unidos para obligarlos a hacer frente a sus responsabilidades, no hacerles creer que el Gobierno alemán podía sustituir de un momento u otro al banco. Atacar de forma imprudente al Deutsche Bank podía ser el detonador de un nuevo seísmo financiero, parece recordar de forma soterrada el Gobierno alemán.
Pero esta intransigencia también tiene una dimensión nacional y europea. Mientras el electorado le da la espalda, Angela Merkel quiere renovar los compromisos adquiridos: los contribuyentes no salvarán los bancos. Y más teniendo en cuenta que en el caso del Deutsche Bank la cuantía podría ser elevada.
Este toque de atención también está dirigido a todos los responsables europeos: Berlín no transige, cueste lo que cueste. Ceder con el Deustche Bank es ceder con todo, desde el punto de vista de la canciller. ¿Cómo negarle después al ministro Mateo Renzi, que no ha dejado de insistir estos días sobre la peligrosidad del Deutsche Bank, que recurra al dinero público para salvar el sistema bancario italiano? ¿Cómo infundir disciplina a los Gobiernos europeos que, a decir de Berlín, campan demasiado a sus anchas? Toda la paciente construcción de Angela Merkel en Europa, desde el comienzo de la crisis, acabaría por los suelos, según el análisis.
Pero hay realidades económicas que a veces pueden echar por tierra consideraciones políticas. Si la situación del Deutsche Bank sigue empeorando, Berlín ¿puede negar durante mucho tiempo la ayuda a este banco, que está en el corazón del mecanismo económico y que ha garantizado desde hace años el reciclaje de todos los excedentes comerciales alemanes? Angela Merkel ¿aceptará correr el riesgo de una grave crisis?
“No creo que Alemania se niegue a intervenir si el Deutsche Bank estuviese realmente en problemas. Es demasiado importante para la economía alemana”, ha dicho Andreas Uterman, responsable de inversiones del grupo Allianz Seguros, en Bloomberg. Numerosos analistas coinciden: el Deutsche Bank es demasiado importante para Alemania y para el mundo de las finanzas para que Berlín se permita dejarlo caer.
Mientras el banco alemán está bajo el fuego de la especulación, corre el riesgo de acentuarse la presión para probar cuáles son los límites del banco, pero también del del Gobierno alemán. Esta situación puede durar días y apagarse. También puede empeorar.
El riesgo es que la situación escape a todo el mundo, que el Gobierno alemán tarde en reaccionar. Los precedentes de la crisis griega no son tranquilizadores. Por dogmatismo y por cálculo político, Angela Merkel ha retrasado el momento, sobre todo frente a Atenas, hasta poner la eurozona en peligro. Esta crisis, que se podía haber resuelto con varias decenas de miles de euros y una garantía de prestamista, se ha saldado con el hundimiento de un país, con la crisis de la eurozona y el rechazo de Europa. Si se repitieran los mismos errores con el Deutsche Bank, el coste sería todavía más elevado."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2016.08.21 09:32 EDUARDOMOLINA Tres disyuntivas para la izquierda. Debe activar dispositivos de prevención frente regresión autoritaria y organizar además el conocimiento y la técnica acumulados en la sociedad con el objeto de conquistar con la política de la razón parcelas para la autonomía y la dignidad de las personas»

Sebastián Martin
https://www.cuartopoder.es/tribuna/2016/08/20/tres-disyuntivas-la-izquierda/8974
De cara al próximo curso, son varios los retos planteados a la izquierda. Algunos dependen de la futura formación de gobierno. En caso de verificarse un acuerdo de centroderecha, con la abstención socialdemócrata, le corresponderá una labor de oposición constructiva con el mayor arraigo posible en las calles. En caso de que las actuales negociaciones fracasen, tendrá que plantearse, en cambio, la facilitación de un ejecutivo socialista con condiciones más flexibles que las antepuestas en la primera vuelta.
Otros retos tienen que ver con su dimensión organizativa, tanto en sentido partidario como electoral. Ya estamos contemplando de nuevo las dificultades que se presentan al formar coaliciones ante las próximas convocatorias autonómicas. Y está por llegar la crisis interna de Izquierda Unida que aglutine a quienes se sienten desplazados en la actual situación de Unidos Podemos.
Junto a estos desafíos asociados a la coyuntura más inmediata, apremian otros de principio. La izquierda debe tomar posición, aunque sea sincrética, ante algunos dilemas que van a definir la política del futuro más próximo. Entre ellos, sobresalen al menos los tres siguientes.
El primero opone la recuperación local de la soberanía popular a la extensión internacional de los logros del constitucionalismo democrático. Colocarse de forma neta en el soberanismo cuenta con ventajas evidentes, pero también con exigencias ineludibles. Cuando los descontentos de la globalización son más agudos, apostar por un repliegue identitario se convierte en una poderosa baza electoral, que en muchos países están explotando el nacionalismo conservador y los neofascismos emergentes. Disputar esta tendencia histórica a la derecha más autoritaria y excluyente debe convertirse en una obligación de primer orden para toda izquierda de tradición antifascista. Conviene poner al descubierto que la movilización ultraderechista de las energías sociales opuestas al capitalismo global solo se traducirá en mayor imperialismo belicista hacia el exterior, y en mayor represión y segregación social en el interior, sin que a la postre se toque un ápice del capitalismo financiero transnacional.
Ahora bien, empujar en esta dirección cuenta también con requerimientos insoslayables. Exige, en términos políticos, la reconciliación de la izquierda con los movimientos locales de autodeterminación, en los que no puede seguir viendo una añagaza de la burguesía contra el proletariado, sino más bien una oportunidad de reñirle espacios a la lógica del capital. Más decisivo aún es asumir principios en materia económica congruentes con el soberanismo, pues, en caso contrario, se estaría alimentando una disociación entre la estructura política (localizada) y la económica (globalizada), que acabaría por anular el margen de maniobra de la primera. Por tanto, si frente al dictado de las burocracias internacionales se opta por la vía ‘nacional-popular’, debe aspirarse asimismo a recuperar la soberanía económica a través de la política monetaria, de ciertas dosis de proteccionismo y de la reactivación de la producción y la distribución nacionales. Y esto supone asumir extremos, como la salida del euro e incluso de la UE, que no todos parecen dispuestos a aceptar.
Si juzgadas las tendencias objetivas actuales del proceso histórico se concluye que los intereses van a continuar predominando sobre la identidad, y la mundialización y el capitalismo global proseguirán su consolidación frente a toda reacción de signo local, cumple entonces situarse en otra línea de reivindicaciones, justo la que exige trasladar las garantías del constitucionalismo democrático y social al ámbito internacional, hoy copado por tecnocracias ajenas al imperativo de los derechos. La ventaja de esta opción, defendida por Jürgen Habermas o Luigi Ferrajoli, es que ya hay bastante camino legislativo, jurisdiccional e institucional recorrido en esta dirección, aunque falta aquí la movilización política y sindical necesaria para insuflar ética constitucional en el entramado organizativo ya existente.
El segundo campo de tensión para la izquierda es el que confronta las estrategias del populismo democrático con las del racionalismo crítico. Cuenta aquél con dos ventajas relativas respecto de los métodos de la izquierda ilustrada: su realismo y la inmediatez de su eficacia. Sin engañarse con coartadas humanistas acerca de la medianía intelectual de la población, emplea sin reservas los resortes viscerales que la movilizan para granjearse adhesiones masivas. Cultivando el aspecto mitológico e irracional de la política de masas, construye nuevas identidades colectivas que logran socavar el statu quo, abriendo una brecha considerable para la entrada de las fuerzas transformadoras. Con la divisa de una ‘izquierda plebeya’, acepta lo realmente existente, lo trata de amoldar con la técnica de la comunicación y suministra con ello una base social consistente para el cambio.
Las objeciones de la crítica ilustrada a esta estrategia son bien conocidas, y se resumen en señalar la incapacidad transformadora de los medios y las técnicas que conforman el orden de poder vigente. El empleo de la industria cultural para fines políticos y electorales, sin una toma de distancia que censure sus usos propagandísticos, no altera, sino que consolida la fisonomía viciada del presente. La sustitución de unos mitos por otros, renunciando a toda labor desmitificadora, perpetúa las jerarquías y el ejercicio elitista y opaco del poder. El liderazgo democrático, que tiene como fin promover la autonomía individual y social, resulta incompatible con omnipresencias carismáticas y rechaza toda forma de manipulación de masas. En definitiva, para la izquierda crítica tradicional, utilizar los mismos medios de que ya se sirve el poder instituido, aunque permita acceder a mejores resultados a corto plazo, recorta con severidad el alcance transformador de las políticas aplicadas una vez asaltadas las instancias directivas.
Dadas estas flaquezas, parece que ha comenzado a buscarse una síntesis entre los dos extremos. Puede, sin embargo, que en esta encomiable labor de conciliación entre el “populismo” y el “republicanismo” se estén manejando conceptos de forma algo apresurada. Por ejemplo, el populismo democrático, en su cristalización española, dista de ser poco institucional; su apuesta preferente por la conquista del Estado, postergando la movilización en las calles, parece señalar justo lo contrario. Y el republicanismo, al menos en su tradición europea, no se reduce al cultivo de las virtudes privadas del ciudadano y a la consagración de la institucionalidad vigente como su canal obligado de expresión pública. Por el contrario, el republicanismo puede abogar, más que por la conservación de las instituciones vigentes, por la devolución del poder instituido a una ciudadanía políticamente activa, movilizada y no reducida en absoluto al coto privado del trabajo y la propiedad.
Existe una última disyuntiva para la izquierda, la que la hace oscilar entre constituirse como una moral o como una forma de conocer la realidad con vistas a su superación en un sentido de justicia. Son múltiples las evidencias que muestran su paulatina conversión en una moral, ante todo en sus vanguardias más reivindicativas en el campo ecologista, feminista o animalista. No carece de ventajas esta vía. Consigue operar una transformación en la sociedad a través del cambio en las costumbres, y acaso sean estos los avances más efectivos y duraderos. Sin embargo, cuenta también con notables desventajas. Su instrumento básico, como en toda moral, es el de la represión, factor por definición opuesto a la dinámica de la emancipación que debiera definir a la izquierda. Y, abrazada sin reservas, la moral izquierdista –o el izquierdismo como moral– puede recaer en su contrario, esto es, en nuevas formas de fundamentalismo conservador que aprisionan la expresión en lo políticamente correcto y rechazan con odio la diferencia.
Frente a este estatuto de moral política, con sus riesgos de degenerar en puritanismo intransigente, la izquierda puede seguir aspirando a instituirse como conocimiento crítico de la realidad en aras de su transformación en sentido igualitario. Requeriría para ello un retorno a los usos epistemológicos materialistas. Con ellos, tendría que acometer un análisis fundamentado de las actuales direcciones del proceso histórico para llevar a cabo dos tareas: de un lado, activar dispositivos de prevención frente a las tendencias presentes de regresión autoritaria, y de otro, organizar el conocimiento y la técnica acumulados en la sociedad con el fin de ir conquistando mayores parcelas para la autonomía y dignidad humanas. Con esta política de la razón se aspiraría probablemente a los mismos fines que se propone la izquierda moralista sin por ello convertirse en ninguna forma de ortodoxia.
(*) Sebastián Martín es profesor de Historia del Derecho en la Universidad de Sevilla.
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2016.06.07 03:16 ShaunaDorothy ¡Por la independencia de Cataluña y el País Vasco! ¡Abajo la Unión Europea! ¡Por los estados unidos socialistas de Europa! (Agosto de 2015)

https://archive.is/hsmRI
En noviembre pasado, 2.3 millones de personas en Cataluña desafiaron al gobierno central de España al votar en un referéndum no oficial sobre la independencia. Más del 80 por ciento de los votantes respondieron sí a ambas preguntas: “¿Quiere que Cataluña sea un estado?” y, en caso afirmativo, “¿quiere que Cataluña sea un estado independiente?”. El voto fue la culminación de años de creciente sentimiento por la independencia en esta región de 7.5 millones de habitantes en el noreste de España. El rabioso chovinismo de la burguesía castellana, junto con la austeridad económica impuesta por la Unión Europea (UE), ha sacado a la superficie las centenarias divisiones entre el gobierno central y las nacionalidades oprimidas más pequeñas de España, como los catalanes.
La participación masiva en la votación del 9 de noviembre fue una respuesta poderosa a la decisión del parlamento español en abril de 2014 de proscribir un referéndum sobre la independencia. Fue también una clara indicación de que el sentimiento nacional en Cataluña se dirige fuertemente hacia la separación de España y no hacia la asimilación. Consecuentemente, la Liga Comunista Internacional (Cuartainternacionalista) exige: ¡Independencia para Cataluña!
Como marxistas revolucionarios, nuestro llamado por la secesión de Cataluña de España tiene el objetivo de sacar del orden del día la cuestión de la opresión nacional para poner al frente la necesidad de la lucha obrera contra el enemigo de clase capitalista tanto en España como en Cataluña. Los gobernantes capitalistas, sean castellanos o catalanes, utilizan el nacionalismo para oscurecer el hecho de que los trabajadores no comparten un interés común con sus “propios” explotadores y para sembrar divisiones entre los obreros de nacionalidades distintas. Una Cataluña independiente demostraría más claramente a los obreros del lugar que los nacionalistas burgueses y pequeñoburgueses catalanes no son en absoluto combatientes por la liberación de las víctimas de la explotación y la opresión social. La independencia también estremecería el orden capitalista en el resto de España y daría una sacudida a la UE imperialista, lo cual ayudaría a abrir el camino a la lucha de clases.
Rechazamos la afirmación de la burguesía castellana y la monarquía de España de la “indisoluble unidad de la Nación española”, la cual quedó consagrada en la constitución democrático-burguesa adoptada en 1978, tres años después de la muerte del general Francisco Franco, cuya dictadura bonapartista dominó durante casi 40 años. La constitución española explícitamente niega el derecho democrático a la autodeterminación de los catalanes, vascos y gallegos, los cuales constituyen naciones distintas con sus propias lenguas. La LCI siempre ha sostenido el derecho a la autodeterminación de estas naciones oprimidas en España.
Un obstáculo central a la unidad obrera en España en el periodo posterior a Franco ha sido el chovinismo extremo dirigido contra el pueblo vasco. Ha habido una larga lucha por la independencia vasca. Cada gobierno “democrático”, incluyendo los del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), ha continuado la sangrienta campaña de terror de la dictadura de Franco contra el separatismo vasco. Las profundas divisiones entre los obreros de la región vasca y el resto de España se han reflejado en el predominio de sindicatos nacionalistas separados en el País Vasco. Ha sido evidente desde hace algún tiempo que estas divisiones no pueden ser superadas salvo mediante la lucha por la independencia de los vascos. Si bien la LCI ha sostenido desde hace mucho el derecho de los vascos a la secesión, y ha defendido vigorosamente a las víctimas vascas de la represión estatal capitalista, hemos sido negligentes al no llamar por la independencia hasta ahora. ¡Independencia para el País Vasco!
En la actualidad, no parece haber sentimiento masivo por la independencia en la parte del País Vasco en Francia, del otro lado de la frontera norte de España, ni en la Cataluña del Norte, en Francia, donde se habla el catalán. La Ligue trotskyste de France, sección de la LCI, sostiene sin embargo el derecho a la autodeterminación de vascos y catalanes, es decir, su derecho a separarse del estado francés. Esto incluye el derecho a unirse a una Cataluña o a un País Vasco independientes. La LCI también sostiene el derecho de otras regiones de habla catalana en España, como las Islas Baleares, a unirse a una Cataluña independiente. Nuestro llamado por la independencia de Cataluña y el País Vasco es una aplicación de la posición leninista que reconoce el derecho a la autodeterminación de todas las naciones. Como Lenin escribió en La revolución socialista y el derecho de las naciones a la autodeterminación (1916):
“El derecho de las naciones a la autodeterminación implica exclusivamente el derecho a la independencia en el sentido político, el derecho a la libre separación política respecto de la nación opresora. En términos concretos, esta exigencia de la democracia política significa una libertad total de propaganda por la separación y por un referéndum sobre la separación en la nación que se separa”.
Sólo mediante el apoyo a la independencia de Cataluña y el País Vasco podrá el proletariado en España demostrar que se opone al chovinismo nacional de su propia clase gobernante, permitiendo a la clase obrera española ganar la confianza y la solidaridad de clase de los obreros en las naciones oprimidas y eliminar la sospecha y la desconfianza. Al mismo tiempo, los obreros de las naciones oprimidas catalana y vasca deben luchar por la independencia política respecto de sus gobernantes capitalistas, quienes esgrimen el llamado por la “liberación nacional” como una herramienta para engañar y dividir a los obreros a lo largo de líneas nacionales.
Rivalidades burguesas en la España multinacional
La determinación de la burguesía castellana de impedir cualquier posibilidad de independencia para Cataluña y el País Vasco se debe en no poca medida al hecho de que se encuentran entre las regiones más industrializadas y económicamente productivas de España, con grandes concentraciones de capital financiero. Hoy Cataluña (con 16 por ciento de la población total) contribuye con alrededor del 20 por ciento del producto interno bruto de España. El segundo banco más grande de España es el vasco Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA), con grandes inversiones en América Latina. Un coronel retirado del ejército español despotricó en una entrevista de 2012: “¿La independencia de Cataluña? Por encima de mi cadáver y el de muchos”. Dada la sangrienta historia de España, estas amenazas deben tomarse en serio.
Tras el colapso de la burbuja inmobiliaria española en 2008 y la consiguiente crisis financiera, parte de la depresión económica mundial, los gobernantes imperialistas de la UE y la burguesía española han sometido a los trabajadores a despidos masivos y austeridad salvaje, con más de 5.4 millones de personas actualmente desempleadas. Esta situación ha avivado el nacionalismo burgués de todos los bandos.
El partido gobernante al nivel nacional, el Partido Popular (PP), desciende políticamente del franquismo y encarna a la reacción católica monárquica. El PP ha intensificado el sentimiento anticatalán en un intento transparente de desviar la atención de la responsabilidad burguesa por la crisis económica en curso. Durante años, el PP ha bloqueado los intentos de Cataluña de obtener mayor autonomía del gobierno central y se rehusó a renegociar los términos de la distribución de ingresos tributarios entre Madrid y Barcelona (la capital de Cataluña), así como de la parte del presupuesto nacional que se otorga a Cataluña. El PP —mercader de la indigencia y el hambre— ha promovido hipócritamente el estereotipo chovinista de los catalanes como gente avara que carece de “solidaridad” con las regiones más pobres de España.
El vil chovinismo que emana de Madrid ha provocado una fuerte reacción en Cataluña. Un catalizador de este encono fue la decisión tomada en 2010 por el Tribunal Constitucional español para anular numerosos artículos del estatuto de autonomía de Cataluña de 2006, incluyendo la sección que reconocía a Cataluña como una nación. Dicha decisión fue el resultado de la impugnación del PP contra no menos de 128 de los 233 artículos del estatuto. El día después de que el fallo del tribunal se diera a conocer, más de un millón de personas en Cataluña protestaron, con pancartas que decían: “¡Somos una nación!”.
La burguesía catalana, representada por la coalición Convergència i Unió [Convergència y Unió se escindieron en junio] y su cola de verborrea más izquierdista Esquerra Republicana —que juntos dominan el gobierno de la Generalitat catalana—, refleja la hipocresía burguesa castellana. Convenientemente ha culpado al resto de España de la crisis en Cataluña, señalando los términos desfavorables de la política fiscal y la falta de inversión en infraestructura por parte del gobierno central, lo cual lastima sus ganancias. Al mismo tiempo, la Generalitat ha impuesto la austeridad a los obreros y los pobres.
Tras el fin del régimen de Franco, la burguesía catalana consideró que su deber era tratar de ganar gradualmente más autonomía respecto al gobierno central. Los nacionalistas burgueses vascos y catalanes habían obtenido concesiones en distintos momentos mediante su apoyo a los gobiernos del PSOE y del PP cuando estos partidos no ganaban suficientes votos para formar un gobierno nacional por ellos mismos. Sin embargo, con el inicio de la crisis económica, el gobierno del PSOE encabezado por José Luis Rodríguez Zapatero lanzó la campaña de austeridad. Antes también había renegado de algunas de sus promesas a Cataluña. Cuando fue elegido en 2011, el PP logró formar un gobierno sin el apoyo de ninguno de los partidos regionales nacionalistas burgueses, lo cual le permitió dar rienda suelta a su hostilidad a las tendencias descentralizadoras, empujando así a la burguesía catalana cada vez más hacia la independencia.
Otro factor clave en el giro independentista de un sector de la burguesía catalana es el cada vez más débil vínculo de Cataluña con el mercado español; durante años ha vendido más de sus manufacturas en el mercado internacional que en el interno, y una gran parte de estas exportaciones van a países de la UE. El peso relativo de Cataluña en la economía española también declinó como resultado de una política consciente de la burguesía castellana de fortalecer los alrededores de Madrid como centro industrial en los años 60 y 70. Ello disminuyó el dominio económico relativo de Cataluña y el País Vasco y estableció una rivalidad económica más directa entre las distintas burguesías nacionales.
La UE aviva el chovinismo nacional
En tanto que la burguesía catalana está dividida en torno a la cuestión de la independencia, todos los bandos, incluso el de quienes están por la secesión, están comprometidos a sostener la UE imperialista y reaccionaria. La burguesía catalana se ha beneficiado de la UE y, pese a la devastación causada por la austeridad impuesta por ésta, muchos trabajadores en Cataluña que apoyan la independencia están a favor de mantenerse en la UE.
La LCI ha mantenido una oposición principista a la UE imperialista y a su instrumento monetario, el euro, desde el comienzo. La UE es un consorcio inestable de países capitalistas rivales, dominado por las principales potencias imperialistas, sobre todo Alemania. Estas potencias procuran aumentar su competitividad contra sus rivales imperialistas de EE.UU. y Japón; explotan a los obreros por toda Europa y subordinan a los países europeos más débiles como Grecia, Portugal, España e Irlanda, así como a los de Europa Oriental. Mediante el mecanismo de la eurozona, Alemania y otros países acreedores exigen que los países deudores se vuelvan más “competitivos” mediante el recorte de los salarios, las pensiones y el gasto social. Reconociendo que el euro sería un instrumento de los imperialistas de la UE, la LCI se opuso a su introducción. Afirmamos en aquel entonces que el capitalismo se organiza sobre una base nacional y que la moneda común europea no era viable.
Pese a toda la palabrería de la burguesía catalana de alcanzar la “soberanía fiscal” y oponerse a la austeridad impuesta por Madrid, sus votos por mantenerse en la UE significan ceder a Frankfurt y Bruselas el control de las tasas de interés, del gasto y la política monetaria. Y los amos imperialistas de la UE han dejado claro que no ven con buenos ojos los amagos secesionistas que podrían desestabilizar el orden capitalista en Europa. Así, en agosto de 2014, la canciller alemana Angela Merkel quiso hacer notar ostentosamente su apoyo al presidente del gobierno Mariano Rajoy contra cualquier medida hacia la independencia por parte de los catalanes.
Los gobernantes de la UE han avivado el nacionalismo, procurando enfrentar a los obreros de países como Alemania, Gran Bretaña o Francia a los de países más débiles. La negativa de los partidos obreros reformistas y los burócratas sindicales a oponerse a la UE ha estimulado el crecimiento de fuerzas reaccionarias y abiertamente fascistas que canalizan el descontento por la austeridad hacia el odio a los inmigrantes y los musulmanes en particular. El mantener vulnerables a ciertas capas de la clase obrera, con escasos derechos legales, ayuda a los capitalistas a reducir los salarios y condiciones de trabajo de todos. En oposición a estas estratagemas de “divide y vencerás”, los espartaquistas decimos: ¡Plenos derechos de ciudadanía para todos los inmigrantes! ¡Abajo las deportaciones!
Oponiéndonos a todas las formas del nacionalismo, procuramos sentar las bases programáticas para construir partidos obreros revolucionarios como parte de una IV Internacional trotskista reforjada. Sólo partidos así pueden dirigir a la clase obrera en la toma de los medios de producción y la expropiación de la burguesía internacionalmente mediante una serie de revoluciones socialistas. En lugar de esto, los izquierdistas reformistas promueven la fantasía de construir una “Europa social” bajo el capitalismo. ¡Abajo la UE imperialista! ¡Por los estados unidos socialistas de Europa!
¡Libertad inmediata a todos los nacionalistas vascos!
El movimiento obrero en España y Francia debe oponerse de manera franca a la cruzada siniestra de los estados español y francés contra los nacionalistas pequeñoburgueses de Euskadi Ta Askatasuna (Tierra Vasca y Libertad, ETA) y sus simpatizantes. En cambio, los falsos dirigentes reformistas del PSOE y el Partido Comunista de España (PCE) han pasado años alineando a los obreros detrás de la burguesía castellana y contra los vascos. En la campaña antivasca, Madrid ha prohibido partidos políticos y protestas, clausurado periódicos y acorralado a simpatizantes de la independencia vasca —medidas represivas que han sido usadas a lo largo de la historia española para aplastar también las luchas obreras combativas—.
El 10 de enero, más de 75 mil personas marcharon en las calles de Bilbao para exigir el fin de la práctica del estado español de “dispersión” de los prisioneros nacionalistas vascos a lugares distantes; los manifestantes corearon consignas por la libertad y la “amnistía total” para los militantes vascos. Dos días después, el estado español llevó a cabo redadas en cuatro ciudades, usando acusaciones de lavado de dinero y evasión fiscal para arrestar a 16 personas dedicadas a la defensa legal de activistas vascos. Entre los detenidos estaban doce abogados, muchos de los cuales tenían que comparecer ante los tribunales en Madrid para el inicio de un juicio contra 35 personas acusadas de pertenecer a una organización terrorista.
Como parte de esta transparente cacería de brujas política, la Guardia Civil allanó las oficinas de organizaciones como el sindicato independentista vasco Langile Abertzaleen Batzordeak (Comisiones de Trabajadores y Trabajadoras Patriotas), que representa a decenas de miles de obreros vascos. De allí los policías se llevaron 90 mil euros en billetes y monedas de baja denominación que habían sido recolectados en la manifestación dos días antes. ¡Exigimos el retiro de todos los cargos! ¡Abajo la represión antivasca!
Si bien los marxistas nos oponemos a la perspectiva nacionalista de ETA y a la estrategia pequeñoburguesa de terrorismo individual que solía practicar (hoy día, ETA ha renunciado a la lucha armada), defendemos a ETA contra la represión estatal. Los actos de represalia contra representantes individuales del estado capitalista y la clase gobernante son un sustituto estéril y un obstáculo a la lucha necesaria para remplazar al podrido sistema capitalista entero mediante la movilización del poder social de la clase obrera a través de una revolución socialista. Aunque las acciones que los militantes vascos han llevado a cabo contra el estado capitalista y sus agentes no son un crimen desde el punto de vista de los trabajadores, la lógica reaccionaria del nacionalismo conduce también a actos atroces de terror indiscriminado, como el bombazo criminal que ETA perpetró en un supermercado en un suburbio obrero de Barcelona en 1987. Este tipo de crímenes sólo han servido para empujar a los obreros catalanes y españoles aún más a los brazos de sus propias burguesías chovinistas.
Orígenes y naturaleza del nacionalismo catalán
Por mucho tiempo Cataluña ha tenido un fuerte sentido de identidad regional, con su propio idioma, el catalán, hoy día la lengua de más de diez millones de personas en Cataluña, las Islas Baleares, Cataluña del Norte y Valencia. En su carácter de principado feudal bajo la corona española, Cataluña a menudo entró en conflicto con la monarquía. Fue muy simbólico el que el referéndum del 9 de noviembre haya ocurrido en torno al CCC aniversario de la derrota del principado de Cataluña en la Guerra de Sucesión española en 1714. Cataluña había respaldado el reclamo de los Habsburgo a la corona contra los Borbones, y fue castigada por los vencedores de la Casa de Borbón mediante la supresión de su parlamento y sus libertades tradicionales. (Como resultado de esta guerra, Luis XIV, un Borbón, consolidó el dominio francés en el Rosellón, la parte de Cataluña al norte de los Pirineos.) Conocido como la Diada, el día de la rendición catalana, 11 de septiembre de 1714, se conmemora hoy como el Día Nacional de Cataluña.
El nacimiento del nacionalismo catalán data no de aquella guerra por la sucesión real, sino de la era de la consolidación del capitalismo industrial en el siglo XIX. Una burguesía incipiente apareció por primera vez en España en el siglo XVIII mediante el surgimiento de la manufactura textil. El capitalismo catalán se desarrolló tras el levantamiento de las restricciones al comercio con las colonias españolas en 1780. La burguesía catalana se enriqueció especialmente mediante el saqueo colonial de Cuba, donde la esclavitud no fue abolida sino hasta 1886.
Para fines del siglo XIX, Cataluña y la región vasca se habían convertido en los principales centros industriales de España; la industria vasca se centraba en la metalurgia y la catalana en la manufactura ligera. Conforme la burguesía catalana se unía con el objetivo de presionar al gobierno central para que éste protegiera sus industrias, una élite intelectual catalana se vio a sí misma cada vez más como la voz dirigente de la modernización en España. El movimiento cultural del siglo XIX conocido como la “Renaixença”, que promovía la lengua y las artes catalanas, fue un reflejo de estos sucesos económicos y políticos.
Fuera de los centros industriales catalán y vasco, la mayor parte de España permaneció atrapada en el atraso hasta bien entrado el siglo XX. Desde el siglo XVI la monarquía española de los Habsburgo ayudó a suprimir el desarrollo hacia un estado-nación unificado y alentó las divisiones regionales. Mientras acumulaba oro y plata de las minas latinoamericanas, la corona era hostil al crecimiento del comercio y la manufactura dentro de los territorios de la Península Ibérica. La monarquía decadente y su oscurantista Iglesia Católica medieval dominaban a un enorme campesinado que trabajaba para una clase terrateniente derivada de la vieja nobleza feudal. Como el dirigente bolchevique León Trotsky señaló: “El retraso del desarrollo económico de España ha debilitado inevitablemente las tendencias centralistas inherentes al capitalismo... La pobreza de recursos de la economía nacional y el sentimiento de malestar en todas las partes del país no podían hacer otra cosa que alimentar las tendencias separatistas” (“La Revolución Española y la táctica de los comunistas”, enero de 1931).
Conforme una marea de obreros de diferentes partes de España inundaba las industrias vasca y catalana a finales del siglo XIX y principios del XX, Cataluña se fue convirtiendo en un centro de radicalismo obrero. Por ello, el nacionalismo catalán se caracterizó desde su origen tanto por una tímida lucha por la autonomía regional como por el apoyo a la supresión de las luchas obreras por parte del estado español. Las organizaciones nacionalistas de primera época como la Lliga Regionalista estaban por la represión de la convulsiva ola de luchas que arrasó Cataluña a principios del siglo XX, desde la Huelga General barcelonesa de 1902 y la revuelta antimilitarista y anticlerical conocida como la Semana Trágica de 1909, la Huelga General de 1917, hasta el cierre patronal de Barcelona de 1919-1920. El temor a una revuelta obrera condujo a la burguesía catalana a apoyar el golpe militar de Primo de Rivera de 1923. Su régimen procedió a reprimir el limitado autogobierno catalán, suprimir la lengua catalana, ¡e incluso a prohibir al FC Barcelona [en 1925, cuando los aficionados abuchearon la Marcha Real, el himno español]!
En 1930, tras el inicio de la Gran Depresión, cayó el régimen de Primo de Rivera, ya podrido desde dentro, lo cual dio pie a un periodo de luchas obreras masivas en España. Tras el colapso de la monarquía en 1931, se formó un gobierno capitalista republicano dirigido por una coalición de republicanos burgueses y socialistas. Bajo este régimen se formó la Generalitat, el gobierno regional autónomo de Cataluña, dirigido por la Esquerra Republicana nacionalista burguesa.
Pero el espectro de la revolución obrera impulsó al grueso de la burguesía catalana a apoyar a las fuerzas contrarrevolucionarias de Franco durante la Guerra Civil Española de 1936-1939. La burguesía catalana entendía muy bien que los obreros y campesinos españoles, inspirados por la Revolución Bolchevique de 1917, luchaban no simplemente por una forma más democrática de gobierno, sino por una revolución social para poner fin a la explotación y la opresión. De modo que los capitalistas catalanes pusieron sus intereses de clase por encima de sus aspiraciones nacionales, que de nuevo serían aplastadas bajo la bota de la represión franquista.
Dirigentes reformistas traicionan la lucha obrera
Los nacionalistas catalanes de hoy ponen en un pedestal de héroe y mártir al líder de la Esquerra, Lluís Companys, presidente del gobierno regional cuando cayó a manos de Franco. De hecho, Companys, junto con los estalinistas del PCE, socialistas y anarquistas, participaban en la Generalitat que reprimió a sangre y fuego la insurrección obrera de las Jornadas de Mayo de Barcelona en 1937. Los estalinistas dirigieron la carga contra los obreros, pero fueron los dirigentes anarquistas y del centrista Partido Obrero de Unificación Marxista (POUM, que antes había tomado parte en el gobierno catalán) quienes desempeñaron un papel clave para persuadir a los obreros de desmantelar las barricadas. Éste fue un suceso crucial en la derrota de la Revolución Española.
La traición a la revolución obrera mostró vívidamente que la política de formar una alianza de frente popular con partidos burgueses como la Esquerra en Cataluña fue absolutamente suicida para la clase obrera. Como escribimos sobre las Jornadas de Mayo de Barcelona en “Trotskismo vs. frentepopulismo en la Guerra Civil Española” (Spartacist [Edición en español] No. 36, noviembre de 2009):
“El poder estaba en manos de los heroicos obreros de Barcelona. Sin embargo, para cuando llegó el fin de semana, los obreros habían sido desarmados y sus barricadas habían sido desmanteladas no como resultado de la derrota militar, sino del sabotaje, la confusión y el derrotismo que sembraron los falsos líderes obreros... La victoria en Barcelona pudo haber conducido a una España obrera y campesina e incendiado Europa en una lucha revolucionaria en vísperas de la Segunda Guerra Mundial. La derrota le abrió el camino a una represión intensa, incluyendo la supresión del POUM y el asesinato o encarcelamiento de sus líderes. Habiendo desarmado de ese modo al proletariado, el frente popular abrió las puertas a las fuerzas de Franco y a un sangriento régimen de reacción derechista”.
Mientras que la clase obrera española pagó con sangre las traiciones frentepopulistas de sus dirigentes, los líderes reformistas nunca abandonaron la política de colaboración de clases. La rápida industrialización de España mediante la inversión extranjera masiva en los años 60 y principios de los 70 aumentó el tamaño y la autoconfianza de la clase obrera, que retó heroicamente al régimen de Franco en sus últimos días. Tras la muerte de Franco en 1975, España explotó en una ola de protestas y huelgas contra la brutal supresión de sindicatos, partidos de izquierda y minorías nacionales por parte del régimen. Sin embargo, los dirigentes del PSOE y el PCE procuraron contener estas luchas y las canalizaron hacia una transición “pacífica” a la democracia burguesa. En 1978, el PSOE y el PCE apoyaron la constitución que reconoció al sucesor escogido por Franco, el [hasta hace poco] rey Juan Carlos, como jefe de estado de la “nación” española. Hoy, los líderes vendidos del PCE tienen la desvergüenza de llamar por un referéndum para deshacerse de la corrupta monarquía española.
La situación hoy día es muy distinta de aquélla del periodo de la Guerra Civil y la insurgencia obrera de mediados y finales de los 70. Los marxistas debemos tener esto en cuenta al abordar la cuestión nacional concretamente. El reconocimiento del derecho a la secesión de una nación dada no significa necesariamente que uno llame por la secesión en un momento particular. Lenin a menudo recurría a la analogía con el reconocimiento del derecho al divorcio, lo cual por supuesto no quiere decir que uno llame por la disolución de todos y cada uno de los matrimonios.
Durante la Guerra Civil, el proletariado catalán y vasco se colocó a la cabeza de su clase en una situación revolucionaria que planteó a quemarropa la posibilidad de sobreponerse a las divisiones nacionales mediante la toma del poder por parte de la clase obrera. No habría tenido sentido llamar por la independencia en aquel momento. Pero durante ya algunos años ha sido evidente que las relaciones entre los obreros vascos y españoles han estado envenenadas. Y en Cataluña hoy día, el descontento dentro del proletariado se manifiesta cada vez más no en dirección a la asimilación —es decir, la consideración de que su destino está unido al del proletariado español—, sino en sentimientos separatistas pronunciados.
Socialdemócratas podridos y populistas burgueses
El PSOE demostró su odio por las nacionalidades oprimidas cuando desató a los escuadrones de la muerte llamados “Grupos Antiterroristas de Liberación”, los GAL, contra el pueblo vasco en los años 80. Hoy, el PSOE se une al PP gobernante en la oposición chovinista a un referéndum catalán. Llama por hacer de España una federación, en la cual Cataluña tendría supuestamente grandes poderes. En realidad, esto sería una modificación mínima del esquema actual de autonomía regional, con el punto fundamental de que Cataluña seguiría bajo el mando del chovinismo castellano. La coalición de Izquierda Unida (IU), dirigida por el PCE, sostiene una posición similar por un estado federado burgués.
El orden político español que resultó de 1978 está desbaratándose. Los partidos que han dominado la arena electoral, el PSOE y el PP, han sufrido bajas importantes en su apoyo, asociadas con su imposición de medidas de austeridad ampliamente odiadas. La presunción de una España unificada ha sido retada en Cataluña y otras partes.
Para llenar esta zanja y renovar la democracia burguesa española ha surgido el partido Podemos, una formación basada en la pequeña burguesía que emanó del movimiento de los Indignados de 2011. Podemos está totalmente comprometido a mantener la UE. Como el movimiento de los Indignados —y su contraparte griega, Syriza—, el populista Podemos dice representar a todo tipo de gente contra las élites política y empresarial, a las que han apodado como “la casta”. El populismo de Podemos está diseñado para oscurecer el entendimiento de que la división social fundamental se da entre las clases y de que sólo el proletariado, mediante la toma del poder y la destrucción del capitalismo en todos los países, puede eliminar la explotación. Como marxistas, nos oponemos a Podemos como una cuestión de principios, en tanto que se trata de una formación burguesa.
Aunque dice defender el “derecho a decidir” de Cataluña, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, declaró en una entrevista del 27 de diciembre de 2014 con El Periódico que una “declaración unilateral” de independencia no es posible y que Podemos propone por ello un “proceso constituyente”. Esto equivale a negar el derecho de Cataluña a la autodeterminación, que no significa otra cosa más que el derecho de los catalanes —no de un proceso constituyente español— a decidir por la secesión o no.
Predeciblemente, la popularidad de Podemos ha atraído a su órbita a una manada de oportunistas seudomarxistas. Como abogados desvergonzados de Podemos, el grupo En Lucha [En Lluita], afiliado con el Socialist Workers Party británico, declaró: “Pablo Iglesias no es Lenin, pero es mejor para todos luchar contra el capitalismo en un marco en el que Podemos es fuerte” (“El puzzle de la ruptura con un régimen...”, enlucha.org, 24 de enero). Mientras se ponen a la cola de Podemos, que está en contra de la independencia “unilateral” de Cataluña, En Lucha en Cataluña trabaja con la Candidatura d’Unitat Popular (CUP), cuyo objetivo es un gobierno catalán independiente dirigido por los dos principales partidos burgueses de la región.
La cuestión del idioma
La cuestión de la política lingüística ha sido un detonante para la reacción chovinista castellana en España. Los idiomas minoritarios fueron reprimidos oficialmente por el estado bajo Franco. La constitución de 1978 impuso el castellano como la lengua oficial del estado, la cual todos tienen el deber de conocer. De tomar en serio la histeria chovinista, el español está supuestamente bajo amenaza y los hispanohablantes son víctimas de una terrible discriminación en Cataluña. El que esto es una mentira total lo confirma el hecho de que el 99 por ciento de la población de Cataluña mayor de quince años sabe hablar español (la tasa de alfabetización es de 95 por ciento). En Cataluña, la mayoría tiene facilidad para hablar el catalán; alrededor del 80 por ciento lo habla, y la alfabetización en catalán es del 60 por ciento.
El patrocinio del gobierno de Madrid de una reforma educativa de 2012 que pretende recentralizar el control sobre la educación, alentar la religión y “españolizar” a los alumnos catalanes propició protestas masivas. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña falló en 2014 que el 25 por ciento del programa de estudios debe enseñarse en castellano si un solo alumno lo pide. Esto equivale a un intento descarado de imponer la enseñanza en español en las escuelas catalanas. Se han impulsado políticas similares en las Islas Baleares.
La ley de 1983 de “normalización” lingüística de la región autónoma dio al catalán un estatus privilegiado en la educación, la administración estatal y los medios de comunicación. A mediados de los 90, Cataluña empezó a proporcionar instrucción primaria y secundaria exclusivamente en catalán, con un par de horas de lengua y literatura españolas a la semana. El estatuto de autonomía de 2006 estipuló “el derecho y el deber de conocer con suficiencia oral y escrita el catalán y el castellano al finalizar la enseñanza obligatoria”. El mismo estatuto afirmó que era el “deber” de los habitantes de Cataluña conocer ambas lenguas oficiales, catalán y castellano.
Una de las principales preocupaciones de la Generalitat catalana era asegurarse de que los hijos de inmigrantes aprendan catalán. Hubo dos grandes oleadas de inmigración a Cataluña en el periodo de la posguerra, primero en los años 50 y 60 de otras áreas de España y, décadas más tarde, de América Latina, Europa Oriental y el Norte de África.
Como marxistas, advertimos contra quienes quieren dividir a la clase obrera con el pretexto de defender una “cultura nacional” particular, lo cual en Cataluña inevitablemente discrimina a otras nacionalidades. Así, hoy día un requisito esencial para obtener empleo en el sector público en Cataluña es hablar catalán. Estamos en contra de la imposición de cualesquiera idiomas oficiales. Exigimos igualdad de derechos lingüísticos para todos. Estamos por un sistema educativo público, secular y étnicamente integrado con plenas disposiciones para la enseñanza en español, catalán y otras lenguas según las necesidades de la población local. Estos derechos se aplican a quienes hablan el árabe o el rumano tanto como a los que tienen el catalán o el español por lengua materna.
¡Forjar un partido leninista!
Lenin enfatizó que “el programa nacional de la democracia obrera es: ningún privilegio en absoluto para una nación o un idioma; solución del problema de la autodeterminación política de las naciones, o sea, de su separación como estados” (“Notas críticas sobre el problema nacional”, 1913). Al adherirse a este programa, los bolcheviques lograron reunir a los trabajadores —rusos, judíos, armenios, azerbaiyanos, ucranianos, etc.— para efectuar el derrocamiento del régimen de los capitalistas y los terratenientes en octubre de 1917.
La cuestión nacional se plantea hoy con gran intensidad en España. La lucha por la independencia de Cataluña y el País Vasco proporciona una prueba ácida de la capacidad de cualquier organización obrera en España para oponerse a su propia burguesía. Los partidos que han traicionado al proletariado en el pasado, como el PSOE y el PCE/IU, de manera nada sorprendente se alinean ahora detrás de los capitalistas españoles para tratar de mantener la “unidad” del estado burgués español, el cual se ha cubierto las manos muchas veces con la sangre de los obreros y las nacionalidades oprimidas.
La terrible crisis económica que asola a los obreros y los pobres en España y otros lugares pide a gritos la revolución obrera y el establecimiento de una federación soviética de repúblicas obreras en la Península Ibérica, parte de los estados unidos socialistas de Europa. El instrumento crucial para realizar esta tarea es un partido leninista-trotskista, que debe construirse en la lucha por reforjar la IV Internacional. Un partido así incorporaría las lecciones, obtenidas a tan alto precio, de la historia de España, especialmente las establecidas por Trotsky y sus camaradas en los años 30 sobre la necesidad de la independencia proletaria respecto a toda fuerza burguesa.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/suplementoAgosto2015/cataluna.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.06.07 03:07 ShaunaDorothy Protestas en Hong Kong: Punta de lanza de la contrarrevolución capitalista ¡Expropiar a los magnates de Hong Kong! ¡Por la revolución política proletaria en China! (Marzo de 2015)

https://archive.is/phvdQ
Espartaco No. 43 Marzo de 2015
El siguiente artículo es una traducción de Workers Vanguard No. 1054 (17 de octubre), e incorpora una corrección al nombre de una publicación. El Movimiento Paraguas terminó a mediados de diciembre sin haber obtenido concesión alguna de parte del gobierno chino.
Los activistas por la “democracia” respaldados por el imperialismo, que buscan terminar con el control del Partido Comunista Chino (PCCh) sobre el enclave capitalista de Hong Kong, continúan bloqueando calles en algunas partes de la ciudad como lo han hecho desde finales de septiembre. Los manifestantes, conocidos como el Movimiento Paraguas, utilizando la exigencia de sufragio universal como cuña, buscan abrirle paso a los partidos capitalistas de Hong Kong para que ejerzan directamente el poder político. Está en interés de los trabajadores de todo el mundo oponerse a estas protestas. Si la burguesía de Hong Kong se hiciera con el poder político, la isla se convertiría en una plataforma para destruir el estado obrero burocráticamente deformado chino y abrir la China continental a la explotación capitalista desenfrenada.
Un coro de fuerzas reaccionarias, que abarca desde la Casa Blanca y Fox News hasta el Vaticano, ha expresado su apoyo a las exigencias del Movimiento Paraguas. En una reunión el 1° de octubre con el ministro de relaciones exteriores chino, Wang Yi, el secretario de estado estadounidense, John Kerry, subrayó el interés de Washington en las “elecciones libres” en Hong Kong. Gran Bretaña, que mantuvo la isla como colonia durante más de un siglo y medio sin la más mínima pretensión democrática, se sumó a esta exigencia; Nick Clegg, el viceprimer ministro, mandó llamar al embajador chino para expresarle su “consternación y alarma” ante la negativa de Beijing de darle “al pueblo de Hong Kong lo que tiene todo el derecho a esperar”. La “democracia” ha sido uno de los pretextos favoritos para las maquinaciones imperialistas, particularmente durante la Guerra Fría antisoviética. En el caso de las protestas de Hong Kong, sin embargo, los imperialistas han actuado con cierta reserva para no afectar su relación comercial con China.
China no es un país capitalista, aunque sus “reformas de mercado” han abierto las puertas a la inversión a gran escala de las compañías extranjeras y propiciado el surgimiento de una capa de capitalistas en la China continental. La economía china está estrechamente controlada por el régimen del PCCh; los sectores más importantes de la industria permanecen colectivizados y en manos del estado. El objetivo de los imperialistas es destruir el control del estado a través de la contrarrevolución capitalista. Para lograrlo, buscan intervenir económicamente en China y promueven fuerzas contrarrevolucionarias internas como el Movimiento Paraguas. La otra parte de esta estrategia es la presión militar que ejercen EE.UU. y aliados suyos como Japón, subrayada recientemente por una serie de provocaciones en el Mar de China Oriental y el Mar de China Meridional, por no mencionar los vuelos espías en la costa oriental china. La reacción de China ha sido bastante contenida. ¡Basta imaginar la histeria que desataría el gobierno estadounidense si la marina china fuera avistada a 80 kilómetros de las costas de California!
El Hong Kong capitalista representa una oportunidad dorada para que las potencias imperialistas fomenten un “cambio de régimen”. Y vaya que se han esforzado en hacerlo; Washington gasta cientos de miles de dólares al año en financiamientos del Departamento de Estado para desarrollar “instituciones democráticas” en el enclave y capacitar a jóvenes como activistas políticos. También han establecido operaciones de espionaje en Hong Kong, como la intervención de teléfonos celulares chinos operada por la NSA y revelada por Edward Snowden. El Movimiento Paraguas no es más que la última expresión de las manifestaciones “democráticas” anticomunistas que el imperialismo respalda desde que éstas iniciaron hace más de una década. Su exigencia actual de “elecciones libres” surge de la oposición al reciente plan de Beijing, según el cual el ejecutivo en jefe de Hong Kong será elegido a partir de una lista de candidatos aprobada por un comité bajo la influencia del PCCh.
En 1997, cuando Hong Kong regresó a ser parte de China después de estar bajo dominio británico, el PCCh se comprometió a mantener una economía capitalista en Hong Kong bajo el lema “un país, dos sistemas”, un proceso que también otorgó voz a los capitalistas locales en la selección del gobierno. Para los burócratas estalinistas de Beijing, este sistema tenía como objetivo promover la inversión extranjera en la China continental, demostrando a los capitalistas extranjeros que era seguro hacer negocios con China. Cuando tuvo lugar la transición, la Liga Comunista Internacional “se unió a las ovaciones mientras el Imperio Británico podrido perdía su última colonia importante”, pero advertimos que la continuación del capitalismo en Hong Kong era “un puñal dirigido a las conquistas remanentes de la Revolución China de 1949” (Espartaco No. 10, otoño-invierno de 1997). A diferencia de los capitalistas atomizados de la China continental, la burguesía de Hong Kong está políticamente organizada, con partidos que representan sus intereses de clase y una variedad de periódicos y demás medios de comunicación.
La oposición de la LCI al Movimiento Paraguas deriva de nuestra defensa militar incondicional del estado obrero chino contra el imperialismo y la contrarrevolución interna. Llamamos por la expropiación de la burguesía de Hong Kong, incluidas sus propiedades en la China continental. De igual forma, es necesario expropiar a los nuevos empresarios capitalistas en China y renegociar los términos de la inversión extranjera en el interés de los trabajadores. Estos objetivos, sin embargo, plantean la necesidad de la revolución política obrera para derrocar a la venal burocracia de Beijing, que actúa como un cáncer sobre el estado obrero y que, a través de sus políticas, ha envalentonado a las fuerzas favorables a la restauración del capitalismo en China.
Desde hace tiempo, los estalinistas de Beijing promueven la reunificación con Taiwán bajo la misma fórmula de “un país, dos sistemas” aplicada en Hong Kong. La burguesía de Taiwán, que opera bajo la protección militar directa del imperialismo estadounidense, estableció su gobierno sobre la isla después de huir de las fuerzas del PCCh de Mao Zedong. La reunificación con un Taiwán capitalista, por improbable que sea, ayudaría enormemente a las fuerzas de la restauración capitalista en la China continental, mucho más que en el caso de Hong Kong. Estamos por la reunificación revolucionaria: la revolución política proletaria en la República Popular China junto con la revolución socialista proletaria en Taiwán, que resultaría en la expropiación de la burguesía.
El que paga manda
En un útil y revelador reportaje sobre el Movimiento Paraguas aparecido en la revista New Eastern Outlook (1° de octubre), Tony Cartalucci escribe: “Basta identificar a los dirigentes, rastrear el dinero y examinar el modo en que los medios occidentales cubren estos sucesos para descubrir con certeza que, una vez más, Washington y Wall Street están trabajando duro para hacer que la isla china de Hong Kong sea tan difícil de gobernar para Beijing como sea posible”. En particular, Cartalucci detalla el papel de la National Endowment for Democracy (NED, Fundación Nacional para la Democracia), operada por el Departamento de Estado estadounidense —una fundación que estuvo metida hasta el cuello en el golpe, infestado de fascistas, en Ucrania [el año pasado]— y el National Democratic Institute (NDI, Instituto Nacional Demócrata, una subsidiaria de la NED). Las iglesias cristianas, con sus extensos y escabrosos antecedentes de organización de disidentes anticomunistas en los estados obreros deformados, también han jugado un papel prominente en el movimiento. Estas iglesias, herencia del colonialismo británico, constituyen una poderosa fuerza para la reacción social en Hong Kong, donde hay una iglesia prácticamente en cada calle.
El Movimiento Paraguas emergió de una huelga estudiantil del 22 de septiembre convocada por la Federación de Estudiantes de Hong Kong y una organización de estudiantes de secundaria y preparatoria llamada Escolarismo. Cada 1° de julio, la Federación de Estudiantes forma una parte significativa de las protestas contra el hecho de que la antigua colonia británica haya sido devuelta a China. Escolarismo es fundamentalmente la creación de Joshua Wong, de 18 años de edad, que se convirtió en activista político bajo la tutela de sus padres, militantes religiosos. (Su padre, un alto mando de la iglesia luterana, es un aguerrido opositor a los derechos homosexuales). Wong dio sus primeros pasos en la política, y se ganó la aprobación del NDI, organizando una campaña contra el temario escolar pro-Beijing, al que acusaba de ser “un lavado de cerebro”.
Otra fuerza en las protestas a favor de la “democracia” capitalista es la dirección de Occupy Central, que mantiene, desde hace tiempo, estrechos lazos con los imperialistas. El más celebrado de los fundadores de Occupy, el profesor de derecho Benny Tai, es un ponente habitual en los eventos patrocinados por la NED. Otros dirigentes incluyen a Chu Yiu-ming, un ministro de la iglesia bautista que ayudó a llevar disidentes procapitalistas a EE.UU. después de las protestas de 1989 en la Plaza Tiananmen de Beijing, y Martin Lee, presidente y fundador del capitalista Partido Demócrata de Hong Kong y ganador del Premio a la Democracia otorgado por la NED en 1997. En abril de 2014, Lee y la también dirigente de Occupy, Anson Chan, viajaron a Washington, donde se entrevistaron con [el vicepresidente] Joe Biden y [la congresista republicana] Nancy Pelosi. Otro líder de Occupy Central, el magnate de los medios Jimmy Lai, negó estar conspirando con EE.UU. después de que en mayo se reuniera por cinco horas en su yate privado con su “buen amigo”, el antiguo subsecretario de defensa estadounidense y neoconservador, Paul Wolfowitz (Standard de Hong Kong, 20 de junio).
Después de que la policía usara gas lacrimógeno y gas pimienta para desalojar a los estudiantes que habían bloqueado el área alrededor de las oficinas centrales del gobierno a finales de septiembre, la Confederación de Organizaciones Sindicales de Hong Kong (CTU) convocó a una huelga general de un día. Esta organización sindical, que representa fundamentalmente a maestros y oficinistas, forma parte de la tradición anticomunista de “sindicatos libres” respaldados por los imperialistas, en contraste con la Federación Sindical de Hong Kong, favorable a Beijing. Entre los patrones que respaldaron la huelga de la CTU se encuentra la compañía publicitaria McCann Worldgroup Hong Kong, que le hizo saber a sus empleados que “la compañía no castigará a nadie que apoye algo más importante que el trabajo” (South China Morning Post, 30 de septiembre).
No hay duda alguna acerca de la naturaleza reaccionaria de las protestas “democráticas”, dominadas por estudiantes y otros estratos pequeñoburgueses. Un manifestante le dijo al New York Times (7 de octubre) que prefería “ser gobernado por un país democrático”; su playera con la bandera británica, el delantal de carnicero de los antiguos gobernantes coloniales de Hong Kong, dejó en claro a qué se refería. Los manifestantes frecuentemente combinan el anticomunismo más descarado con el altivo desdén por los habitantes de la China continental, a los que se refieren despectivamente como una “plaga”.
Hong Kong: Maquiladora de “cuello blanco”
La Revolución China de 1949 tuvo una importancia histórica mundial. Cientos de millones de campesinos se levantaron y tomaron la tierra en la que sus ancestros habían sido explotados desde tiempos inmemoriales. La creación subsecuente de una economía colectivizada y centralmente planificada sentó las bases para un progreso social enorme. La revolución permitió un avance exponencial en la situación de la mujer respecto a la condición miserable en la que vivían, arraigada en prácticas confucianas como el matrimonio forzado. Una nación que había sido expoliada y dividida por las potencias extranjeras logró unificarse (con la excepción de Hong Kong, Taiwán y Macao) y liberarse del yugo imperialista.
Sin embargo, la dirección del PCCh de Mao Zedong, una casta burocrática montada sobre el estado obrero, hizo que la revolución estuviera deformada desde el inicio. A diferencia de la Revolución de Octubre rusa de 1917, llevada a cabo por un proletariado con conciencia de clase dirigido por el internacionalismo bolchevique de V.I. Lenin y León Trotsky, la Revolución China de 1949 fue el resultado de una guerra de guerrillas campesina dirigida por las fuerzas nacionalistas estalinistas de Mao. Los regímenes de Mao y sus sucesores (incluido el actual, Xi Jinping), modelados a partir de la burocracia estalinista que usurpó el poder político en la Unión Soviética en 1923-24, han predicado la noción profundamente antimarxista de que el socialismo, una sociedad igualitaria y sin clases, basada en la abundancia material, puede construirse en un solo país. En oposición a la perspectiva de la revolución obrera internacional, el “socialismo en un solo país” siempre ha significado acomodarse al imperialismo mundial.
Un ejemplo notorio es la actitud de la dirección del PCCh con respecto al dominio de Gran Bretaña sobre Hong Kong. Durante la guerra civil que antecedió a la Revolución de 1949, Mao ordenó que las fuerzas del PCCh se detuvieran frente al Río Shenzhen, que separa Hong Kong del continente. A cambio, Gran Bretaña estuvo entre los primeros países en reconocer a la República Popular China. En 1959, Mao declaró: “Es mejor que Hong Kong se mantenga como está... Su estado actual todavía nos es útil”. En 1967, comunistas y dirigentes sindicales en Hong Kong organizaron un movimiento de protesta contra el dominio británico, coronado por huelgas a gran escala a lo largo de más de ocho meses. Esta lucha fue traicionada por el régimen maoísta, que prefería mantener relaciones amistosas con los colonizadores imperialistas.
Al mantener Hong Kong como un centro del capital financiero, Beijing otorga a la población ciertas libertades políticas que le niega a la población de la China continental. Estas libertades van de la mano con la reputación de Hong Kong como maquiladora de “cuello blanco”, en la que los oficinistas trabajan frecuentemente doce horas para recibir el salario de ocho. En el periodo previo a 1997, Hong Kong era un centro del comercio y la industria ligera, donde los obreros sufrían una explotación brutal, eran obligados a vivir en condiciones horrendas y carecían de los derechos más básicos. El 80 por ciento de los empleos en la manufactura han desaparecido de la ciudad desde el inicio de la década de 1990, conforme los capitalistas de Hong Kong han trasladado sus operaciones a la China continental. En una de las ciudades más caras del mundo, repleta de tiendas de diseñador y hoteles de lujo, un quinto de la población vive debajo de la línea de pobreza oficial. Para la mayoría de los jóvenes el porvenir pinta muy mal. Pero, mientras tanto, muchos funcionarios corruptos del PCCh continúan enriqueciéndose gracias a sus conexiones con los operadores financieros de Hong Kong.
La situación desesperada de los más de 300 mil trabajadores domésticos de Hong Kong —97 por ciento de ellos provenientes de Indonesia y las Filipinas— subraya de manera especialmente aguda la división de clases en el territorio. Después de vivir por siete años en Hong Kong, otros inmigrantes reciben el derecho al voto. No sucede lo mismo con los trabajadores domésticos. Sin recurso alguno contra los patrones violentos o abusivos, los trabajadores domésticos despedidos deben abandonar el país en un plazo de dos semanas. Como explicaba un artículo de Al Jazeera (30 de septiembre): “Los manifestantes en Hong Kong exigen democracia, pero no para sus trabajadores domésticos”. Nuestra exigencia de expropiar a los magnates de Hong Kong traza una aguda línea de clases contra los manifestantes proimperialistas y hace concreto el llamado por defender y extender las conquistas de la Revolución de 1949.
¡Por la democracia obrera, no la contrarrevolución capitalista!
La democracia capitalista es, en realidad, una de las formas políticas que asume la dictadura de la burguesía. Bajo este sistema, la clase obrera se ve reducida políticamente a individuos atomizados. La burguesía puede manipular eficazmente al electorado gracias a su control sobre los medios de comunicación, el sistema educativo y otras instituciones que forman la opinión pública. En todas las democracias capitalistas, los funcionarios del gobierno, elegidos o no, están esencialmente en el bolsillo de los bancos y las grandes corporaciones.
La democracia parlamentaria, que existe principalmente en los países imperialistas ricos, le da al grueso de la población la oportunidad de decidir cada cierto número de años qué representante de la clase dominante va a reprimirla. Como explicó Lenin en su polémica de 1918 La revolución proletaria y el renegado Kautsky:
“Mil obstáculos impiden a las masas trabajadoras participar en el parlamento burgués (que nunca resuelve las cuestiones más importantes dentro de la democracia burguesa: las resuelven la Bolsa y los Bancos) y los obreros saben y sienten, ven y perciben perfectamente que el parlamento burgués es una institución extraña, un instrumento de opresión de los proletarios por la burguesía, la institución de una clase hostil, de la minoría de explotadores”.
Lenin también enfatizó: “No hay estado, incluso el más democrático, cuya constitución no ofrezca algún escape o reserva que permita a la burguesía lanzar las tropas contra los obreros, declarar el estado de guerra, etc. ‘en caso de alteración del orden’ —en realidad, en caso de que la clase explotada ‘altere’ su situación de esclava e intente hacer algo que no sea propio de esclavos—”.
En su campaña por destruir al estado obrero degenerado soviético y a sus aliados en el bloque oriental, los imperialistas promovieron toda clase de fuerzas contrarrevolucionarias que agitaban la bandera de la “democracia” contra el “totalitarismo” estalinista. Su propósito era derrocar a los regímenes comunistas como fuera, incluidas las elecciones libres en las que los campesinos y otras capas pequeñoburguesas pudieran ser movilizadas junto con sectores de obreros políticamente atrasados contra el estado obrero. Cuando los regímenes estalinistas se acercaban al punto del colapso terminal, las elecciones de 1989 en Polonia llevaron al poder a un gobierno contrarrevolucionario encabezado por Solidarność, cuya consolidación marcó la restauración del dominio capitalista. Un suceso decisivo en la reunificación capitalista de Alemania en la primavera de 1990 fueron las elecciones que ganó la Unión Democrática Cristiana, el partido gobernante del imperialismo alemán.
Al resquebrajarse frente a la ofensiva capitalista, las burocracias estalinistas demostraron que no eran una clase propietaria, sino una casta frágil y contradictoria que descansaba sobre el estado obrero. Una condición clave para la victoria de la contrarrevolución en Europa del Este, Europa Central y en la propia Unión Soviética en 1991-92 fue que la clase obrera, desmoralizada y atomizada después de décadas de mal gobierno estalinista, no actuó para detener las fuerzas de la restauración capitalista y tomar el poder político en su propio nombre. Estas contrarrevoluciones constituyeron una derrota histórica para los trabajadores al nivel mundial. Millones de obreros en los antiguos estados obreros perdieron sus empleos y las prestaciones que tenían garantizadas, los derechos de las mujeres retrocedieron (por ejemplo, con la prohibición del aborto en Polonia) y los pueblos de la antigua Unión Soviética y Yugoslavia se vieron desgarrados por masivos baños de sangre nacionalistas. Mientras tanto, EE.UU. y otras potencias imperialistas se sintieron envalentonadas para extender sus depredaciones alrededor del mundo y contra la población trabajadora en sus propios países.
En China, una contrarrevolución capitalista significaría regresar a la esclavitud imperialista y la destrucción de conquistas sociales históricas. En respuesta a las aspiraciones de los trabajadores tanto en Hong Kong como en el continente de obtener derechos democráticos y un gobierno que represente sus intereses, los trotskistas retomamos el modelo del estado obrero soviético durante sus primeros años. Como explicó Lenin en una polémica contra Kautsky, un enconado opositor a la Revolución de Octubre: “El Poder soviético es el primero del mundo (mejor dicho el segundo, porque la Comuna de París empezó a hacer lo mismo) que incorpora al gobierno a las masas, precisamente a las masas explotadas”.
Una revolución política obrera en China pondría las decisiones sobre el rumbo de la economía y la organización de la sociedad en manos de consejos electos de obreros y campesinos, acabando con los malos manejos y la corrupción de la burocracia. Bajo la dirección de la gigantesca clase obrera china, los sectores no proletarios, como el campesinado, tendrían de hecho una mayor voz mediante su representación en esos consejos de la que tienen en cualquier república capitalista. China ha dado pasos gigantescos en términos de urbanización e industria en las últimas décadas, acumulando al mismo tiempo enormes reservas financieras. Sin embargo, el desarrollo de China en todas las áreas, y particularmente en términos de su actualmente atrasada agricultura, depende crucialmente de la revolución proletaria en los países capitalistas avanzados, que abriría el camino a una economía planificada mundial basada en los niveles más altos de tecnología e industria. Esta perspectiva trotskista, cuya premisa es la defensa incondicional del estado obrero chino contra los imperialistas y los enemigos de clase internos, no tiene nada en común con el programa de contrarrevolución “democrática” del campo proimperialista.
Lamebotas de los demócratas capitalistas
Uno de los ejemplos más flagrantes del apoyo a la causa burguesa en Hong Kong es el de Socialist Action [Acción Socialista], que, al igual que Socialist Alternative [Alternativa Socialista] en EE.UU., forma parte del Comité por una Internacional de los Trabajadores (CIT) de Peter Taaffe. Esta organización, con una reputación falsa de trotskista, tiene una larga y deplorable historia de apoyo a la contrarrevolución capitalista en nombre de la oposición a la dictadura. En la Unión Soviética, entre agosto y septiembre de 1991, los antecesores del CIT en la tendencia Militante se sumaron a las fuerzas de la restauración capitalista en las barricadas de Boris Yeltsin en Moscú. En contraste, nuestra internacional trotskista distribuyó decenas de miles de volantes llamando a los obreros soviéticos a aplastar las fuerzas contrarrevolucionarias dirigidas por Yeltsin y respaldadas por la Casa Blanca de George H.W. Bush.
El CIT, que descarta a China como capitalista y autoritaria, se encuentra entre los porristas más rabiosos del Movimiento Paraguas. Un artículo en China Worker (30 de septiembre) del CIT describe entusiasta la posibilidad de que “la lucha por la democracia se extienda a toda China; la chispa inicial muy bien podría darla el movimiento que protesta en Hong Kong”. ¡El CIT comparte con el Departamento de Estado estadounidense su deseo ferviente de que el movimiento a favor de la “democracia” sea utilizado contra la “dictadura del PCCh” en la China continental!
El CIT sugiere que el Movimiento Paraguas puede convertirse en un nuevo Tiananmen, en referencia a la revuelta entre mayo y junio de 1989 que sacudió a la China continental. Los partidarios de la “democracia” en Hong Kong organizan cada junio una enorme conmemoración del aniversario del levantamiento de Tiananmen, pintándolo como una protesta estudiantil a favor de la democracia capitalista contra el malvado régimen comunista. Nada podría estar más lejos de la verdad.
Los acontecimientos de 1989 alrededor de la Plaza Tiananmen comenzaron con una protesta estudiantil a favor de mayores libertades políticas y contra la corrupción de los altos mandos de la burocracia. Inicialmente, a la protesta se sumaron obreros individuales, pero pronto se unieron contingentes organizados de fábricas y otros lugares de trabajo; la elevada inflación y la creciente desigualdad, causadas por el programa burocrático de construir el “socialismo” a través de las reformas de mercado, empujaron a los obreros a la acción. Aunque algunos jóvenes aspiraban a una democracia capitalista estilo occidental, las protestas estuvieron dominadas por el canto de La Internacional —el himno internacional de la clase obrera— y otras expresiones de conciencia prosocialista.
Varias organizaciones obreras que surgieron durante las protestas tenían las características de los órganos embrionarios del poder obrero. “Cuerpos de piquetes obreros” y grupos “dispuestos a morir” basados en las fábricas se organizaron para defender a los estudiantes de la represión, en abierto desafío al decreto de ley marcial del régimen de Deng Xiaoping. Los grupos obreros empezaron a asumir la responsabilidad de la seguridad pública después de que el gobierno de Beijing se desvaneciera y la policía desapareciera de las calles. La participación del proletariado chino en las protestas, tanto en Beijing como a lo largo del país, fue lo que las convirtió en una revolución política incipiente. Después de estar paralizado durante semanas, el régimen del PCCh desató una sangrienta represión en Beijing entre el 3 y el 4 de junio.
Los obreros demostraron enorme capacidad de lucha y establecieron lazos con los soldados, algunos de los cuales se negaron a disparar sobre los manifestantes. Pero, por sí solos, no pudieron llegar al entendimiento de que era necesaria una revolución política para deshacerse del dominio deformante de la burocracia del PCCh. Para que la clase obrera adquiera esta conciencia es indispensable la intervención de un partido marxista revolucionario.
Los imperialistas no se detendrán hasta que hayan destruido al estado obrero chino y estén nuevamente en total libertad de saquear al país. El orden mundial capitalista, dominado por los imperialistas, con su impulso por controlar mercados y reducir el salario y los niveles de vida de los obreros, es incompatible con el desarrollo hacia el socialismo. Para abrir ese camino son indispensables revoluciones obreras en Japón, EE.UU. y otros países capitalistas avanzados. Para hacer este programa realidad buscamos unir las luchas de los obreros en los centros imperialistas con la defensa de las conquistas ya obtenidas, incluidas las de la Revolución China de 1949.■
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/43/hongkong.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.06.04 04:27 ShaunaDorothy ¡Defender las conquistas de la Revolución Cubana! Cuba: Crisis económica y “reformas de mercado” ¡Por la revolución política obrera!(1 - 2) (Otoño de 2011)

https://archive.is/OkPrG
Espartaco No. 34
Otoño de 2011
¡Defender las conquistas de la Revolución Cubana!
Cuba: Crisis económica y “reformas de mercado”
¡Por la revolución política obrera!
¡Por la revolución socialista en toda América!
El siguiente artículo ha sido traducido de Workers Vanguard, periódico de nuestros camaradas de la SL/U.S., No. 986, 16 de septiembre de 2011.
A principios de agosto, la Asamblea Nacional cubana endosó un plan de reformas económicas orientadas al mercado para los próximos cinco años, el cual ya había sido adoptado en la primavera por el VI Congreso del Partido Comunista Cubano. Entre las medidas planeadas se encuentra la eliminación de más de un millón de empleos estatales (20 por ciento de la fuerza laboral), importantes recortes a subsidios estatales, una expansión enorme en el sector de la pequeña empresa e incentivos adicionales para atraer inversión extranjera.
Desde que se anunciaron en agosto de 2010, el componente principal de estas “reformas de mercado” ha sido la eliminación de un millón de empleos estatales. La burocracia de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), controlada por el estado, ha jugado un importante papel en la promoción de estos recortes, al afirmar descaradamente que son esenciales para “seguir perfeccionando el socialismo”. En la manifestación del Primero de Mayo de este año en La Habana, la CTC marchó bajo la consigna: “unidad, productividad y eficiencia”.
Originalmente, estos recortes deberían haber sido implementados para marzo, pero el plazo se cumplió sin novedad. El congreso del Partido Comunista del mes siguiente debía ponerlos en marcha, pero decidió posponerlos de nuevo debido a los reportes de descontento masivo. Ya desde octubre de 2010, la agencia noticiosa Reuters informó que funcionarios del partido tuvieron que presentarse en el Hotel Habana Libre para “calmar a los trabajadores” cuando éstos se enteraron de los despidos proyectados. Los trabajadores despedidos sólo obtendrán liquidaciones por un corto periodo de tiempo, correspondientes, como máximo, al 60 por ciento de sus salarios.
El objetivo declarado de las “reformas” es reactivar la estancada economía cubana, que nunca se ha recuperado completamente de la severa crisis que siguió a la restauración del capitalismo en la Unión Soviética hace más de dos décadas. A pesar del dominio de la burocracia estalinista, el estado obrero soviético proporcionaba un salvavidas económico crucial para esta pequeña y empobrecida isla, que luchaba por sobrevivir bajo la sombra del monstruo imperialista estadounidense. La Unión Soviética también representaba un obstáculo militar para las revanchistas ambiciones contrarrevolucionarias de Washington.
Los severos problemas económicos del periodo postsoviético se incrementaron en 2008, cuando Cuba fue sacudida por la crisis financiera capitalista global. El precio del níquel, el principal producto de exportación cubano, bajó hasta en un 80 por ciento, mientras que las remesas enviadas por los cubanos residentes en EE.UU. disminuyeron de forma sustancial. Ese mismo año, los huracanes destruyeron infraestructura con valor de diez mil millones de dólares. De frente a un déficit comercial de casi doce mil millones de dólares, Cuba se vio obligada a suspender sus pagos a los acreedores extranjeros. El hecho de que los doctores y otros profesionistas cubanos que trabajan en el extranjero sean la fuente del 60 por ciento de los ingresos en divisa fuerte, seguidos de la industria turística, es testimonio del terrible estado en el que se encuentra la economía cubana.
Tanto los comentaristas burgueses como los de la izquierda han aprovechado los recientes anuncios del régimen para hacer las más disímiles predicciones. Éstas van desde el optimismo fatuo sobre las perspectivas de que la aislada Cuba avance hacia el socialismo, hasta las afirmaciones de que el capitalismo está siendo, o ya fue, restaurado en la isla. Para entender por qué dichos puntos de vista son falaces se requiere un entendimiento marxista de la naturaleza de clase del estado cubano y de su burocracia estalinista en el poder.
Los trotskistas no tomamos lado en el debate entre los que abogan por reformas de mercado/descentralización y aquéllos que preferirían regresar a una economía más rígidamente centralizada. Nuestro punto de partida es el entendimiento de que Cuba es un estado obrero burocráticamente deformado, una sociedad en donde el capitalismo ha sido derrocado pero el poder político es monopolio de una casta gobernante parasitaria, cuyos privilegios derivan de la administración de la economía colectivizada. Como demuestra el ejemplo de China, hay una tendencia inherente en esos regímenes a abandonar la planificación burocrática centralizada a favor de mecanismos de mercado. Hostiles intrínsecamente a la democracia obrera, recurren a la disciplina del mercado (y a la fila de desempleados) como un látigo para incrementar la productividad laboral.
A pesar de las distorsiones del dominio burocrático, primero bajo Fidel Castro y ahora bajo su hermano y lugarteniente de muchos años, Raúl, los obreros y campesinos de Cuba han obtenido enormes conquistas gracias al derrocamiento del capitalismo. La eliminación de la producción con fines de lucro a través de la colectivización de los medios de producción, junto con la planeación económica centralizada y el monopolio estatal sobre el comercio exterior y la inversión extranjera, proporcionaron empleo, vivienda y educación para todos y removieron el yugo del dominio imperialista directo. Cuba tiene una de las tasas de alfabetización más altas del mundo y un reconocido sistema de salud. La tasa de mortalidad infantil es más baja que en EE.UU., Canadá y la Unión Europea. El aborto es un servicio de salud gratuito y fácilmente asequible.
En la Liga Comunista Internacional estamos por la defensa militar incondicional del estado obrero deformado cubano contra el imperialismo y la contrarrevolución capitalista interna. Llamamos por poner fin al paralizante embargo económico impuesto por Washington y exigimos el retiro de EE.UU. de la Bahía de Guantánamo. Al mismo tiempo, llamamos a que el proletariado cubano barra con la burocracia castrista a través de una revolución política que establezca un régimen de democracia obrera. Ésa es la única manera de remediar la corrupción, la ineficiencia y la escasez endémicas a la mala administración burocrática, que detienen el crecimiento económico y crean enormes dislocamientos.
La explicación de Trotsky de las raíces materiales de la burocracia soviética en su libro de 1937 La revolución traicionada puede ser aplicada igualmente al régimen cubano de hoy:
“La autoridad burocrática tiene como base la pobreza de artículos de consumo y la lucha de todos contra todos que de allí resulta. Cuando hay bastantes mercancías en el almacén, los parroquianos pueden llegar en cualquier momento; cuando hay pocas mercancías, tienen que hacer cola en la puerta. Tan pronto como la cola es demasiado larga se impone la presencia de un agente de policía que mantenga el orden. Tal es el punto de partida de la burocracia soviética. ‘Sabe’ a quién hay que dar y quién debe esperar”.
Desde el origen del estado obrero cubano, la burocracia en el poder ha actuado como un obstáculo al avance ulterior hacia el socialismo: una sociedad igualitaria y sin clases que requiere de niveles de producción cualitativamente más elevados que incluso los del país capitalista más avanzado. En cambio, los estalinistas empujan el mito del “socialismo en un solo país”, que en la práctica significa oponerse a la perspectiva de la revolución obrera internacional y conciliar con el imperialismo mundial y sus clientes neocoloniales a través de una política de “coexistencia pacífica”.
Una Cuba gobernada por consejos electos de obreros y campesinos —abiertos a todos los partidos que defiendan la revolución— sería un faro para los trabajadores de toda Latinoamérica y más allá. En última instancia, la respuesta al atraso económico de Cuba y el único camino hacia un futuro de abundancia material, igualdad social y libertad personal es la revolución proletaria internacional —particularmente en el bastión imperialista estadounidense— que conduzca a una planeación económica global y racional y a un orden socialista igualitario. El corolario obligado a esta perspectiva es el forjamiento de un partido trotskista en Cuba, parte de una IV Internacional reforjada, que dirija una revolución política proletaria a la victoria.
El “Periodo Especial” y la “reforma” burocrática
Aunque las “reformas de mercado” propuestas son profundas, el tipo de políticas que representan difícilmente son algo nuevo en Cuba. A partir de 1993, es decir, poco después de la destrucción de la Unión Soviética, el régimen de Castro emprendió una serie de políticas orientadas al mercado para lidiar con el llamado “Periodo Especial”. Éstas incluyeron la legalización del autoempleo y la posesión individual de dólares, así como una importante expansión del turismo extranjero, incluso a través de empresas de inversión mixta.
El efecto más dramático de estas medidas fue el enorme incremento de la desigualdad en la isla. En un contexto de corrupción pequeña y no tanto, la lucha por obtener divisas fuertes se ha vuelto el factor dominante en las vidas de los trabajadores cubanos. Bajo el sistema de divisas dual, los trabajadores reciben su salario en pesos cubanos, pero la mayor parte de los bienes sólo pueden adquirirse en tiendas especiales o en el mercado negro usando una divisa denominada peso convertible (CUC), cuyo valor equivale a 24 pesos cubanos y es la moneda usada por los turistas. Esta situación ha obligado a la mayoría de los trabajadores a tomar segundos y hasta terceros empleos para satisfacer necesidades básicas, lo que en consecuencia afecta seriamente la productividad laboral. Cuba también ha atestiguado el resurgimiento de la prostitución.
Aquéllos que tienen acceso a divisa fuerte gracias a las remesas del extranjero, la industria turística u otras fuentes ahora tienen estándares de vida mucho más altos que el resto de los cubanos. Entre estos últimos está la mayoría de los negros cubanos, que tienen mucha menor probabilidad de tener parientes en Miami y están subrepresentados en el sector laboral turístico. Aunque los negros obtuvieron enormes conquistas con la Revolución Cubana, muchos de estos avances están siendo revertidos.
A partir de 1996, Cuba logró emerger de las profundidades del Periodo Especial y experimentó algo de crecimiento económico, aunque sobre una base limitada. En 2002, un 40 por ciento de los ingenios azucareros, cuya producción solía ser exportada en su gran mayoría a la URSS, fue clausurado en un intento por diversificar la agricultura y alimentar a la población. Sin embargo, ante la constante escasez de equipo y combustible y en el contexto de una desorganización considerable, la producción de alimentos siguió estancada. Para 2006, 40 por ciento de los camiones a disposición de la agencia estatal responsable de fomentar y distribuir la producción agrícola estaba fuera de servicio, mientras que el resto tenía al menos 20 años de antigüedad.
Dado que la mitad de la tierra agrícola sigue siendo improductiva, Cuba tiene que importar 80 por ciento de sus alimentos, en gran parte de EE.UU. Un artículo de Brian Pollitt, profesor de la Universidad de Glasgow, resume la terrible situación: “Mientras que en 1989 la exportación de azúcar de Cuba podía financiar por sí misma cuatro veces la importación de alimentos a la isla, durante los años 2004-06, el combinado de sus exportaciones de azúcar, tabaco y otros productos agrícolas y de pesca no podía financiar siquiera la mitad de las importaciones alimentarias” (International Journal of Cuban Studies, junio de 2009).
La amenaza de despidos masivos
Los lineamientos económicos aprobados por el régimen tienen como objetivo mejorar el desempeño económico a través de condiciones más duras para el pueblo cubano. Afirman que es necesario “reducir o eliminar gastos excesivos en la esfera social...y evaluar todas las actividades que puedan pasar del sector presupuestado [estatal] al sistema empresarial”. En 2009, el gobierno ordenó el cierre de las cafeterías en todos los lugares de trabajo, otorgando a los trabajadores un aumento salarial de quince pesos cubanos (equivalente a unos 70 centavos de dólar). Mientras tanto, el ya de por sí precario paquete de alimentos básicos, disponible a través de las libretas de racionamiento a precios módicos, está siendo reducido aún más.
Las nuevas medidas buscan fomentar una mayor inversión por parte de compañías europeas, canadienses y de otros países relajando las restricciones sobre la propiedad extranjera de bienes raíces, entre otras cosas a través de arriendos de 99 años y la legalización de la compra y venta de casas. También se contempla expandir enormemente la inversión extranjera directa a través de empresas de inversión mixta y zonas económicas especiales. Las reformas buscan promover el crecimiento del hasta ahora muy limitado sector privado por varios medios: la eliminación de las restricciones para el autoempleo, la disminución del control sobre la venta de la producción agrícola privada y la aceptación formal de la existencia de las pequeñas empresas privadas, en un intento por regular y gravar con impuestos la economía informal. Por primera vez desde 1968, se permitirá que estas empresas empleen gente fuera de sus propias familias. Estas medidas no pueden más que conducir a una desigualdad incluso mayor. También van a servir para incrementar la influencia económica de los cubanos derechistas en el exilio, dado que los cubanos con familiares en EE.UU. estarán entre los pocos con el capital suficiente para iniciar un negocio.
La campaña por parte de un sector de los imperialistas estadounidenses (centrado en los agribusiness) para relajar el embargo sin detener la presión diplomática y política contra Cuba señala otro camino posible para subvertir la economía socializada: inundarla de importaciones baratas. Este enfoque corresponde a la política que sostienen desde hace mucho los gobernantes de Europa Occidental y Canadá. Desde luego, Cuba debe tener derecho a comerciar y tener relaciones diplomáticas con los países capitalistas. Sin embargo, esto subraya la importancia del monopolio estatal sobre el comercio exterior —es decir, un estricto control gubernamental sobre las importaciones y las exportaciones—.
El gobierno dice que espera que el 40 por ciento de los trabajadores que pierdan su empleo sea transferido a cooperativas, mientras que el resto será instado a iniciar pequeños negocios, autoemplearse o buscar otro trabajo. Un documento del partido admite que gran parte de los nuevos negocios podrían quebrar en el lapso de un año debido a la carencia de crédito y materias primas. Las perspectivas de muchos trabajadores de sobrevivir en ocupaciones de subsistencia como la venta de comida y la reparación de calzado, en el contexto de las dificultades económicas, son desalentadoras, por decir lo menos.
Las compañías estatales también adquirirán mayor autonomía: si son incapaces de financiar su propia operación serán liquidadas. Como explicamos en el contexto de las “reformas de mercado” introducidas en los últimos años de la Unión Soviética, este tipo de medidas impulsan a los administradores estatales a competir unos contra otros para comprar y producir barato y vender caro. Esto, a su vez, tiende a minar el control estatal sobre el comercio exterior y alimentar ulteriormente los apetitos procapitalistas de sectores de la burocracia. Por lo que respecta al esquema del régimen de “perfeccionamiento de las empresas estatales” que vincula los salarios a la productividad, no se trata más que de pago a destajo, que sirve para socavar la solidaridad básica de la clase obrera transformando a los trabajadores en competidores individuales por salarios más altos. Bajo el dominio estalinista, este tipo de esquemas, que plantean anarquía económica y mayor desigualdad, son la única “respuesta” posible a las distorsiones creadas por la rigidez y el comandismo burocráticos.
Los orígenes del estado obrero deformado cubano
Para entender la difícil situación en la que se encuentra actualmente Cuba, es necesario examinar los orígenes del estado obrero deformado. Las fuerzas guerrilleras que entraron a La Habana bajo la dirección de Fidel Castro en enero de 1959 eran un movimiento pequeñoburgués heterogéneo, cuyo compromiso inicial no iba más allá de un programa de reformas democráticas radicales. Notablemente, sin embargo, su victoria implicó no sólo la caída de la ampliamente despreciada dictadura de Batista, respaldada por EE.UU., sino también la destrucción del ejército y del resto del aparato estatal capitalista, proporcionando al nuevo gobierno pequeñoburgués un amplio margen de maniobra.
El nuevo gobierno se vio enfrentado a los crecientes intentos por parte del imperialismo estadounidense de someterlo a través de la presión económica. Cuando Washington trató de reducir la cuota estadounidense de azúcar cubana a principios de 1960, Castro firmó un acuerdo para vender un millón de toneladas al año a la Unión Soviética. La negativa de las refinerías propiedad de los imperialistas a procesar crudo soviético llevó a la nacionalización de la propiedad estadounidense en Cuba en agosto de 1960, que incluía ingenios azucareros, compañías petroleras y las empresas de electricidad y teléfonos. Para octubre de ese año, 80 por ciento de la industria del país había sido nacionalizada. Cuba se convirtió en un estado obrero deformado con estas extensas nacionalizaciones, que liquidaron a la burguesía como clase.
La Revolutionary Tendency (RT, Tendencia Revolucionaria), antecesora de la LCI, fue forjada a principios de la década de 1960 al interior del Socialist Workers Party (SWP, Partido Obrero Socialista) estadounidense en la lucha por una perspectiva marxista respecto a Cuba. A la par que defendía a la Revolución Cubana contra el imperialismo, la RT estaba tajantemente opuesta a que el SWP adulara a Castro, retratándolo como un trotskista “inconsciente”, y al programa de guerrilla rural asociado con los fidelistas y, antes de eso, con los maoístas chinos. Como escribimos en la Declaración de Principios de la Spartacist League/U.S. en 1966:
“La Spartacist League se opone completamente a la doctrina maoísta, con raíces en el menchevismo y el reformismo estalinista, que rechaza el papel de vanguardia de la clase obrera y la sustituye con la guerra de guerrillas campesinas como camino al socialismo. Bajo ciertas condiciones, por ejemplo la desorganización extrema de la clase capitalista en el país colonial y la ausencia de la clase obrera contendiendo por el poder social en su propio nombre, movimientos de este tipo pueden destruir las relaciones de propiedad capitalistas; no pueden, sin embargo, llevar a la clase obrera al poder político. En lugar de ello, crean regímenes burocráticos antiobreros que reprimen cualquier desarrollo ulterior de estas revoluciones hacia el socialismo. La experiencia desde la Segunda Guerra Mundial ha confirmado completamente la teoría trotskista de la revolución permanente, que sostiene que en el mundo moderno la revolución democrático burguesa sólo puede ser completada por una dictadura proletaria apoyada por el campesinado. Es sólo bajo la dirección del proletariado revolucionario que los países coloniales y semicoloniales pueden obtener la completa y auténtica solución a las tareas de alcanzar la democracia y la emancipación nacional”.
—“Basic Documents of the Spartacist League” (Documentos básicos de la Spartacist League), Marxist Bulletin No. 9
En ausencia de la democracia proletaria en un estado que los obreros conquistaron directamente, la sección decisiva de las fuerzas de Castro se convirtió en una casta burocrática que descansaba en la cima de la economía recientemente nacionalizada. Debido a su posición recién adquirida, los castristas se sintieron obligados a adoptar un falso marxismo (el “socialismo en un solo país”) que es el reflejo ideológico inevitable de una burocracia estalinista, fusionándose en el proceso con el traicionero Partido Popular Socialista, pro-Moscú, que en algún momento incluso participó en el gobierno de Batista. La existencia del estado obrero degenerado soviético proporcionó el modelo y, sobre todo, el apoyo material que hizo posible este resultado.
La Revolución Cubana demostró una vez más que no hay una “tercera vía” entre la dictadura del capital y la del proletariado. En este sentido, confirmó la teoría de la revolución permanente de León Trotsky. La Revolución Cubana, sin embargo, estuvo muy lejos de ser como la Revolución Rusa de octubre de 1917, llevada a cabo por un proletariado urbano con conciencia de clase apoyado por el campesinado y dirigido por el Partido Bolchevique.
Cuba y el colapso soviético: Los antecedentes de la crisis
Lejos de la falacia promovida por varios autodenominados izquierdistas de que la URSS era una potencia “imperialista”, la Unión Soviética era un estado obrero que surgió de la primera revolución socialista victoriosa en la historia. Internacionalistas hasta la médula, Lenin, Trotsky y los otros dirigentes bolcheviques veían la revolución en la económicamente atrasada Rusia como el primer paso para la revolución socialista mundial, que debería incluir de manera crucial a los países capitalistas avanzados. Sin embargo, el fracaso de varias oportunidades revolucionarias en el periodo posterior a la Primera Guerra Mundial —en particular la derrota de la Revolución Alemana en 1923— agudizaron el aislamiento del estado soviético. Esto, combinado con la devastación económica de la Primera Guerra Mundial y la subsecuente Guerra Civil, permitió que emergiera una capa burocrática conservadora en el partido y el aparato estatal.
A partir de 1923-24, la URSS sufrió una degeneración burocrática cualitativa, una contrarrevolución política en la que la clase obrera fue privada del poder político. El conservadurismo parroquial de la casta burocrática en consolidación adquirió forma ideológica cuando en 1924 Stalin promulgó la teoría de que el socialismo podía ser construido en un solo país. Este dogma antimarxista sirvió como justificación para el rechazo cada vez más franco del internacionalismo bolchevique —lo que condujo a traiciones abiertas de revoluciones proletarias en el extranjero, como fue el caso de España en la década de 1930— y a favor de intentos inútiles por conciliar con el imperialismo.
A pesar del dominio burocrático, la capacidad del estado obrero de administrar los recursos económicos de la sociedad soviética mediante la planificación económica trajo consigo grandes avances, transformando a la URSS de un país atrasado y mayoritariamente campesino en una potencia industrial moderna. Ese hecho es todavía más notorio hoy que el mundo capitalista está una vez más hundido en una crisis económica global. Sin embargo, como señaló Trotsky en La Revolución Traicionada:
“cuanto más lejos se vaya, más se tropezará con el problema de la calidad, que escapa a la burocracia como una sombra. Parece que la producción está marcada con el sello gris de la indiferencia. En la economía nacionalizada, la calidad supone la democracia de los productores y de los consumidores, la libertad de crítica y de iniciativa, cosas incompatibles con el régimen totalitario del miedo, de la mentira y de la adulación”.
El creciente estancamiento económico, exacerbado por la necesidad de seguirle el paso al masivo arsenal militar antisoviético del imperialismo estadounidense, llegó a un punto crítico en la década de 1980. El régimen de Mijaíl Gorbachov introdujo un programa de medidas con orientación de mercado (perestroika) que precipitó la fractura de la burocracia, incluso sobre líneas nacionales. En agosto de 1991, aprovechando un intento fallido de golpe de estado por parte de los lugartenientes de Gorbachov, el abiertamente procapitalista Boris Yeltsin tomó el poder en colaboración con el gobierno imperialista de George H. W. Bush. En esos días cruciales, la LCI publicó y distribuyó más de 100 mil copias en ruso de una declaración que llamaba a los obreros soviéticos a “¡Derrotar la contrarrevolución de Yeltsin y Bush!”. Sin embargo, décadas de mal gobierno estalinista habían dejado al proletariado atomizado y desmoralizado, y la ausencia de una resistencia proletaria a la marea contrarrevolucionaria pavimentó el camino para la destrucción final de las conquistas de la Revolución de Octubre.
La noción falsa de que la Unión Soviética era una potencia “imperialista” explotadora queda completamente desacreditada por su apoyo a Cuba, crucial para el progreso económico de ese país. Para la década de 1980, la Unión Soviética subsidiaba hasta el 36 por ciento del ingreso nacional cubano, intercambiando petróleo y sus derivados por azúcar en condiciones extremadamente favorables para la isla. Los enormes avances en los servicios de salud y de educación cubanos también estuvieron condicionados por los subsidios soviéticos, que en la década de 1970 permitieron al país inaugurar universidades públicas gratuitas, incluidas facultades de medicina en todas sus catorce provincias.
Después de la destrucción de la URSS, las exportaciones de Cuba cayeron 80 por ciento y su producto interno bruto se desplomó 35 por ciento. Sin el combustible, la maquinaria o las refacciones soviéticas, la mitad de las plantas industriales de Cuba tuvieron que cerrar al tiempo que el país sufría un colapso económico proporcionalmente mayor al de EE.UU. durante la Gran Depresión. Aquí vemos, en el lenguaje de la estadística dura y fría, las conquistas históricas que la existencia de la Unión Soviética hizo posibles —así como el desastre que tuvo lugar después de su destrucción—. Ésta es una clara prueba de la culpabilidad de los falsos grupos izquierdistas que hicieron causa común con las fuerzas contrarrevolucionarias de Yeltsin apoyadas por el imperialismo y que ahora ¡vituperan contra las “reformas de mercado” cubanas, acusándolas de estar vendiendo el estado obrero!
El “modelo chino”
La introducción de las “reformas de mercado” ha intersecado y provocado un intenso debate entre los intelectuales cubanos sobre el camino a seguir. Economistas influyentes como Omar Everleny Pérez, director del Centro de Estudios de la Economía Cubana, aplauden los cambios propuestos argumentando que pueden traer consigo modernización y crecimiento económico indefinido. Everleny Pérez es uno de tantos que abogan por seguir un modelo económico estilo chino o vietnamita de fomentar la inversión extranjera. Otros, en cambio, tienen la preocupación de que las “reformas de mercado” lleven a Cuba al abismo, señalando el destino de la Unión Soviética bajo la política de Gorbachov de la perestroika.
Al comparar a Cuba con China hoy en día, es importante señalar que para las dos últimas décadas de la Guerra Fría (la de 1970 y la de 1980), China se había convertido en un aliado estratégico del imperialismo estadounidense en contra de la Unión Soviética. La escisión sino-soviética en la década de 1960 fue un reflejo de ambas partes de las implicaciones contrarrevolucionarias del “socialismo en un solo país”. La política criminal de los estalinistas chinos de aliarse con Washington en contra de Moscú, iniciada con Mao, pavimentó el camino para la apertura de China a la inversión industrial a gran escala por parte del imperialismo occidental, implementada por la burocracia de Deng Xiaoping. En contraste, el imperialismo de EE.UU. ha mantenido una hostilidad implacable hacia Cuba y no da señal alguna de tener intenciones de relajar su brutal embargo, incluso a pesar de las concesiones del régimen de La Habana, como la liberación de más de 120 “disidentes” de derecha a partir del año pasado, en la que la reaccionaria Iglesia Católica jugó un papel determinante.
La posición de línea dura de Washington hacia Cuba no sólo impide la inversión estadounidense, sino que también limita la de Canadá y Europa Occidental gracias a los amplios alcances de la ley extraterritorial estadounidense. Así mismo, Cuba no tiene ni la base industrial preexistente ni las vastas reservas de mano de obra barata que alimentaron el avance económico de China durante las tres décadas pasadas. La idea de que Cuba podría tener éxito emprendiendo un modelo de crecimiento económico basado en la exportación mediante una inversión imperialista sustancial es una fantasía.
A pesar de las medidas orientadas al mercado introducidas desde finales de la década de 1970, los principales sectores económicos en China (como sucede también en Cuba) siguen nacionalizados y bajo control estatal. La inversión a gran escala por parte de corporaciones occidentales y japonesas y de la burguesía china de ultramar ha resultado, por un lado, en altos niveles de crecimiento económico y un incremento enorme en el peso del proletariado industrial chino, un acontecimiento progresista de importancia histórica. Por el otro, el “socialismo de mercado” ha incrementado enormemente la desigualdad, creando incluso una considerable clase de empresarios capitalistas nacionales en la China continental, muchos de ellos con lazos financieros y familiares con funcionarios del Partido Comunista. Como resultado, China se ha vuelto un caldero de contradicciones económicas y sociales y explosivo descontento obrero. Mientras tanto, los imperialistas prosiguen con su estrategia en dos flancos para fomentar la contrarrevolución, complementando la penetración económica con la presión y las provocaciones militares, al tiempo que abogan por los “disidentes” anticomunistas.
La burocracia cubana: Una casta contradictoria
En oposición a las posturas de gente como Everleny Pérez, otros, tanto en Cuba como al nivel internacional, argumentan en contra de seguir el modelo de “socialismo de mercado” implementado en China, un país que consideran capitalista o incluso imperialista. Un ejemplo es la Liga de Trabajadores por el Socialismo (LTS), sección mexicana de la Fracción Trotskista-Cuarta Internacional (FT-CI), una escisión de la tendencia dirigida por el fallecido camaleón político argentino Nahuel Moreno. En una declaración de septiembre de 2010 sobre Cuba, la FT-CI escribe: “Aunque con un discurso ‘socialista’ y ‘antiimperialista’, la burocracia gobernante reivindica desde hace años el llamado ‘modelo chino’ o vietnamita, es decir, un programa de marchar hacia un proceso gradual de restauración capitalista bajo la dirección del PCC, y ya viene tomando medidas que van en ese sentido” (www.cubarevolucion.org).
Al contrario de lo que afirma la LTS/FT-CI, no puede haber “un proceso gradual de restauración capitalista” ni en China ni en Cuba. La contrarrevolución capitalista tiene que triunfar al nivel político, conquistando el poder estatal. No va a tener lugar a través de un proceso de crecientes extensiones cuantitativas del sector privado, ya sea local o extranjero. La burocracia estalinista es incapaz de llevar a cabo una restauración del capitalismo en frío, gradual y desde arriba. Como demostraron claramente los eventos en la Unión Soviética en 1991-92, una crisis social de grandes proporciones en un estado obrero deformado vendría acompañada del colapso del bonapartismo estalinista y de la fractura política del Partido Comunista gobernante. El resultado de esta situación —ya sea la restauración del capitalismo o una revolución política proletaria— dependería en gran medida del resultado de la lucha entre estas dos fuerzas de clase contrapuestas. La clave para una victoria obrera sería la formación oportuna de un partido de vanguardia leninista-trotskista con arraigo entre los sectores más avanzados del proletariado.
La LTS/FT-CI trata a la burocracia cubana como si ésta estuviera comprometida con la destrucción del estado obrero. De ese modo afirma que el ejército cubano, las Fuerzas Armadas Revolucionarias, es la “avanzada de la restauración capitalista” en Cuba hoy día. Esta noción contradice la esencia misma del entendimiento de Trotsky de la burocracia estalinista como una casta contradictoria, un tumor parasitario del estado obrero y sus formas de propiedad colectivizadas. Con su asfixiante burocratismo, sus mentiras, su corrupción y sus concesiones al capitalismo, la burocracia ciertamente pavimenta el camino para una posible contrarrevolución. Pero etiquetarla en su conjunto (o a una sección de ésta) de “avanzada de la restauración capitalista” es absolver escandalosamente el papel del imperialismo estadounidense, la Iglesia Católica, los exiliados contrarrevolucionarios cubanos y los derechistas al interior de Cuba, como las “disidentes” Damas de Blanco.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/34/cuba.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.05.28 13:11 EDUARDOMOLINA Es oficial: el neoliberalismo existe. Este puede ser el día en el que los historiadores económicos del futuro coincidan en señalar como el principio del fin de algo que ha provocado sufrimiento y dolor masivos y pingües beneficios mucho menos masivos.

Por Andi Robinson
http://ctxt.es/es/20160525/Politica/6286/FMI-neoliberalismo-Europa-ideología-europea.htm
"Este puede ser el día en el que los historiadores económicos del futuro coincidan en señalar como el principio del fin de algo que ha provocado sufrimiento y dolor masivos y pingües beneficios mucho menos masivos. Una ideología que ha transformado el mundo como el blitzkrieg que transformó Europa pero cuyo nombre se tenía que evitar en los medios de consumo masivo quizás porque reconocer su existencia era demasiado peligroso para quienes se beneficiaban de ella. Durante años, décadas, los periodistas, incluso los que leíamos a David Harvey en el cuarto de baño de la redacción, jamás podíamos llamarlo por su nombre, a no ser que quisiéramos ser tachados de bolivarianos, o loony lefties, hasta por los socialdemócratas mas entrañables.
Pero hoy es el día de la liberación . Por fin, hasta el Wall Street Journal o el Financial Times pueden hablar claro. Porque el Fondo Monetario Internacional acaba de decir la palabra tabú en un nuevo informe, firmado por Jonathan Ostry, Prakash Loungani y Davide Furceri. Es el volumen 53, número 2, de la sección de Finanzas y desarrollo de la voluminosa obra técnica del FMI. El título del paper: Neoliberalismo: oversold? Que viene a significar “El neoliberalismo: una idea vendida con celo excesivo?” Es decir, que ya es oficial. El neoliberalismo existe. O al menos, existió.
Que el FMI —el vendedor más empecinado de esta ideología ahora sobrevendida— utilice la palabra neoliberalismo en un análisis de las tendencias económicas de las últimas décadas es un acontecimiento muy significativo. Es un poco como aquel libro de Paul Preston que causó sensación porque llamó al franquismo, fascismo. Jamás había ocurrido en los textos respetables de las ciencias económicas y menos en los informes de los tecnócratas del FMI.
El nuevo informe empieza con una definición y una historia. Sitúa el inicio del neoliberalismo con aquella farsa del “milagro económico” que Milton Friedman utilizó en 1982 para describir las políticas de Augusto Pinochet tras el sanguinario golpe de Estado chileno de 1973. El neoliberalismo “tiene dos facetas”, explica el FMI: “Por un lado, la desregulación, la privatización y la apertura de mercados incluyendo los mercados financieros”. Y por otro lado, “un papel mucho menor para el Estado , con privatizaciones y restricciones sobre las políticas de gasto fiscal”.
“ La ideología que ha condicionado casi todas las políticas adoptadas desde finales de los años setenta ya está en su última fase."
”Cabe recordar que para el FMI en los ochenta, noventa y 2000, esto no era una descripción del neoliberalismo sino de la inapelable realidad científica de cómo gestionar una economía. Ahora, el fondo reconoce que se ha “vendido de más”. “Las ventajas de la agenda neoliberal han sido somewhat overplayed”, dicen. Somewhat overplayed (algo exageradas). Será una frase para los libros de texto de las clases de la historia del siglo XX.
No es una rendición total. Los expertos del fondo mantienen una defensa de algunos elementos de la agenda neoliberal, la expansión del comercio mundial, inversiones directas extranjeras... (aunque, las nuevas tendencias políticas, léase Donald Trump, pueden estar a punto de enterrar hasta estos elementos del neoliberalismo). Insisten en que la privatización ha mejorado la competitividad de las empresas exestatales (aunque otros técnicos del FMI han resaltado el “ilusionismo fiscal” de quienes, como el nuevo Gobierno brasileño, venden activos públicos con el supuesto fin de reducir el déficit fiscal (pan para hoy, hambre para mañana, según la frase de Josep Borrell).
El revisionismo sísmico del FMI se centra más en otros componentes del neoliberalismo: la austeridad fiscal y la apertura financiera. Estas dos políticas —defendidas en su día por Bill y Hillary Clinton, Felipe González y Tony Blair— no han tenido los efectos positivos sobre el crecimiento que se preveía. La tesis de la austeridad expansionaria defendida por Jean-Claude Trichet o Alberto Alesina no cuadra con la experiencia de que “la consolidación fiscal normalmente es seguida de caídas del PIB”. Al mismo tiempo, defiende los controles de capitales para contrarrestar el impacto de entradas y fugas de capitales en un mundo esclavizado por los poderosos mercados financieros globalizados y desregulados por los neoliberales.
Es más, el neoliberalismo ha elevado los niveles de desigualdad hasta un punto en el cual está perjudicando no solo el crecimiento sino el paradigma ya no neoliberal sino liberal a secas. “Necesitamos una perspectiva más matizada de lo que la agenda neoliberal puede lograr”, concluyen. “La agenda neoliberal es una etiqueta utilizada más por sus críticas que por los arquitectos de esas pollitas”, añade sin mencionar que el Norman Foster del neoliberalismo era el mismísimo FMI.
“ Se rehabilitaron otros términos anteriormente tabú como el keynesianismo, las políticas de redistribución, la desigualdad, la regulación financiera, la reflación, la evasión fiscal”
La incorporación de la palabra “neoliberal” al vocabulario del mainstream es parte de una tendencia general que viene produciéndose desde la mega crisis de 2008 y 2009. Primero, se rehabilitaron otros términos anteriormente tabú como el keynesianismo, las políticas de redistribución, la desigualdad, la regulación financiera, la reflación, la evasión fiscal (antes este ultimo termino solía ser sustituido por estrategias de optimización tributaria global). Pero lo que representa ese informe es una bomba. Es como si Evo Morales de repente llegase a la calle H con la 17 en Washington para dar una conferencia sobre cómo diseñar un programa de ajuste. (Qué triste que la izquierda latinoamericana no podrá celebrar su victoria definitiva contra el FMI).
Al usar el término que había sido propiedad intelectual de New Left Review y Granta, el FMI está reconociendo que esas recetas no son las únicas viables Y como suele ocurrir cuando un término tabú se convierte en uno aceptable en las conversaciones de gente poderosa y responsable, probablemente significa que la ideología que ha condicionado en mayor o menor medida casi todas las políticas adoptadas desde finales de los años setenta ya está en su última fase. Es como aquel dia que anunciaron en Londres que Jimmy Savile, el presentador de Jim’ll fix it y otros programas familiares de la BBC de los años setenta, era pederasta y violador. Solo se podían usar esas palabras cuando Savile ya estaba bajo tierra.
Por supuesto, el FMI no ha enterrado el paradigma neoliberal del todo y, más allá de las reflexiones de sus economistas, sigue forzando a gobiernos en muchas países a implementar las recetas del neoliberalismo overplayed y oversold. Pero como las enfermedades mentales, a veces reconocer la existencia es el primer paso hacia la curación. El FMI destaca que las políticas desregulación, privatización, un estado menguante en lo económico (aunque no en lo militar o policial) y apertura económica en una economía globalizada se han ido extendiendo desde aquellos días cuando los Chicago boys tapaban los oídos para no oír chillar a quienes a los que les arrancaban las uñas. “El modelo ha sido emulado en todo el mundo”, destaca junto a un gráfico que muestra la convergencia de todos los países hacia un conjunto de políticas del neoliberalismo oversold. España se destaca en el cuadro como uno de los alumnos estrella ."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2016.05.08 13:12 EDUARDOMOLINA Juan Luis Cebrián y la impunidad. Un imperio levantado por Jesús Polanco, que hoy está casi reducido a cenizas, quebrado por este genio de la literatura y las finanzas, esclavo de una deuda de más de 3.000 millones que nunca podrá devolver.

Por Jesús Cacho
http://vozpopuli.com/analisis/81386-juan-luis-cebrian-y-la-impunidad
"Uno de esos episodios para el recuerdo. Subir al despacho de Juan Luis Cebrián en la segunda planta del edificio de Miguel Yuste, sede de la redacción de El País, sabiendo que a uno le van a dar boleta no es plato de gusto, de modo que a quien esto suscribe no le cabía el susto en el cuerpo cuando franqueó aquella puerta. Me sorprendió entrar en un espacio apenas iluminado por la luz de una lámpara de mesa que, como si de una pintura tenebrista se tratara, tejía una línea entre la luz y las sombras sobre el mostacho del señorito, ocultando al visitante su mirada y todo lo demás. Me dijo, más o menos, que la empresa había perdido su confianza en mí. Respondí con idéntico argumento pero al revés. Y de repente mis nervios desaparecieron al reparar en unas gotitas de sudor que, cual minúsculas perlas de miedo, colgaban suspendidas, como indecisas, de los pelillos rubios de su cuidado bigote. Aquel tío tenía miedo. Aquel tío lo estaba pasando peor que yo. Aquel tío ha sido siempre un acollonado acostumbrado a vencer su cobardía con sobredosis de esa soberbia que proporciona el saberse un “amo del universo” en versión Wolfe.
Uno de los “amos del prao” durante los últimos 40 años. Poco más de 40 se cumplen de la muerte de Franco en la cama, y el cuarenta aniversario de su fundación acaba de celebrar El País, buque insignia del grupo Prisa, cuyo primer ejecutivo, mandamás indiscutido, es Cebrián. El muy granuja ha pretendido festejar la efeméride por todo lo alto, aunque haya poco espacio para los cohetes en un imperio, el levantado por Jesús Polanco, que llegó a tener a España en un puño en su día y que hoy está casi reducido a cenizas, quebrado por este genio de la literatura y las finanzas, esclavo de una deuda de más de 3.000 millones que nunca podrá devolver. Y en pleno festejo, cabritos los dioses, pérfida doña Fortuna, resulta que al sujeto le han encontrado una vía de agua, casi un canal de la Mancha, con su presencia en los papeles de Panamá a través de su ex, y una participación en una extraña petrolera radicada en paraíso fiscal, de la que posee el 2%, con opción a un 3% más, regalo de un íntimo amigo llamado Massoud Zandi. De modo que a Jannly le han arruinado la celebración, hay que ser cabrones, y qué mala es la gente, oiga, que ni siquiera respeta las fiestas de guardar.
El episodio, más que anécdota, es categoría con todas las de la ley. Es el final del círculo, el cierre del bucle de la corrupción que tiene hoy postrado a este país. Resulta que el personaje que presume poco menos que de haber traído la democracia a España, al alimón con Adolfo Suárez y un tal Juan Carlos I, el tipo que más influencia ha tenido en la conformación de una opinión pública de izquierdas en España, el Imperio que ponía y quitaba ministros, manejaba el BOE, obtenía favores sin cuento de todos los Gobiernos, ese personaje, ese imperio, han ido a parar a la misma alcantarilla que el resto del régimen de la Transición, a la misma piscina de aguas fecales de la ambición por el vil metal, el maldito parné, que ha vuelto locos a tantos españoles de moral distraída.
El capo di tutti capi de Prisa ha venido a morir en la ribera donde ha muerto el régimen del 78, en la misma mierda.- Como ese PSOE que se corrompió en los noventa y que hoy, desnortado, dirige un aventurero con menos luces que un barco de contrabando, capaz de aliarse con el Daesh si preciso fuera para poder gobernar. Como ese Juan Carlos I, guinda del pastel, que, después de traicionar venturosamente lo que Franco había dejado atado y bien atado, se dedicó a pillar, a amontonar dinero de comisiones sin cuento hasta convertirse en la gran fortuna que es hoy. Como este PP cuyo tesorero acumula en Suiza una fortuna cercana a los 50 millones cuya propiedad no se conoce pero se sospecha. Un PP carcomido por una corrupción tan apabullante, de Aznar a Rato casi todos, que resulta hoy difícil imaginar en él un solo hombre bueno. Como ese Pujol apandador que, mientras predicaba la buena nueva de la independencia de Cataluña, se dedicaba a robar a dos manos para que toda su prole pudiera transitar por este mundo cruel sin penuria alguna. Todos decididos a hacer de la libertad un negocio. Hacerse ricos tras la muerte de Franco y la llegada del maná europeo. Esta es la moraleja de los papeles de Panamá cebrianitas. El capo di tutti capi de Prisa ha venido a morir en la ribera donde ha muerto el régimen del 78, en la misma mierda. No podía hacerlo en otro lugar ni en ceremonia distinta: él y su grupo han sido faro y escollera, madre y madrastra, puta y chulo de esta pobre democracia a medio cocinar que hoy sangra por los cuatro costados, víctima de tantos y tan principales salteadores de caminos.
Prisa es el Régimen del 78. Concebido en sus orígenes como un periódico de corte liberal (Manuel Fraga, Ricardo de la Cierva, Darío Valcárcel) dispuesto a acompañar el tránsito de la dictadura a la democracia, El País se decantó pronto hacia las posiciones abandonadas de la izquierda mediática, el fértil terreno de lo “progre” en el que un aventurero sin escrúpulos como Polanco, aventajado de ese capitalismo de amiguetes dispuesto a hacer negocios a la sombra del poder político, masajeándolo primero y luego -tan fuerte, tan poderoso ya-, simplemente dándole órdenes, iba a construir un imperio ante el que llegarían a arrodillarse los ricos hispanos. Relata Gregorio Morán (“El cura y los mandarines”) el episodio chusco de la policía del ministro Martín Villa deteniendo a unos jóvenes por llevar un ejemplar de El País bajo el brazo, y el correlato de esa misma policía registrando en febrero de 1977 la casa del rojo peligroso en que se había convertido el director de informativos de TVE con Arias Navarro. El destino, siempre dispuesto a correr el velo que separa el ser del parecer, iba a sentar décadas después a Cebrián y Martín Villa en torno a la mesa del mismo Consejo de Administración, como presidente y alto cargo, respectivamente, de Prisa. Cierre del bucle. Enemigos a muerte desde siempre de cualquier idea liberal susceptible de salir de la mollera de la derecha española, ha sido esa misma derecha “cavernaria y corrupta” la que ha vuelto, 40 años después, a rescatar a Prisa de una quiebra fraudulenta, vicepresidenta Sáenz de Santamaría mediante, obligando a los bancos a convertir en equity parte de la monstruosa deuda contraída por el grupo, amén de convencer a Telefónica para que comprara la ruina de Canal Plus. Enésimo cierre del bucle de los amos del Régimen.
Prisa y su metamorfosis con el Régimen.- En realidad Prisa se había metamorfoseado tanto con el Régimen, tanto se había camuflado en el paisaje financiero, en los valores del “a pillar a pillar, que el mundo se va a acabar” del sistema, que mientras la economía crecía como la espuma en una burbuja de crédito cuya explosión acabaría acusando la mayor crisis de nuestra historia, Prisa, para no ser menos, se endeudaba en más de 5.000 millones de euros, una cifra a todas luces imposible de devolver ni siquiera mediante el proceso de trocear el grupo y venderlo por piezas, que es lo que ha hecho este genio de las finanzas travestido de ensayista y académico de la Lengua. El figura ha arruinado de paso a los hijos de Polanco, lo cual no ha sido óbice ni cortapisa para que él se haya embolsado no menos de 25 millones en los últimos cinco ejercicios -13,6 millones solo en 2011-, y se haya apuntado como fin de fiesta un “bonus de jubilación” de 6 millones más, a cobrar en 2020. Nuestros altos ejecutivos son así, capaces de arruinar la empresa que gestionan mientras se enriquecen con descaro en la España del ande yo caliente y ríase la gente.
El figura ha arruinado a los hijos de Polanco, lo cual no ha sido óbice ni cortapisa para que él se haya embolsado no menos de 25 millones en los últimos cinco ejercicios
Juan Luis ha hecho estos días grandes y alabanciosas declaraciones de amor al periodismo, a la libertad de expresión y todo lo demás. Cebrián ha hecho mucho daño a un país al que pudo haber hecho mucho bien. La profecía de nuevo cumplida de Gil de Biedma: “De todas las historias de la Historia, sin duda la más triste es la de España porque termina mal”. Se trata, en efecto, de uno de los personajes que, so capa de progresismo, más ha contribuido a hacer imposible la consolidación en España de una sociedad abierta y tolerante con la discrepancia ideológica. Lo suyo ha sido siempre la España cainita de buenos y manos. Olvídense de categorías conceptuales. Buenos y malos travestidos de simples amigos o enemigos. Más daño aún ha hecho al periodismo. La mayoría de los profesionales que en estos 40 años han desfilado por El País y han terminado tarifando con este cínico presuntuoso han acabado, de un modo u otro, sintiendo en el cogote el aliento fétido de este apóstol de las medias verdades –es el único periodismo que concibe- dispuesto siempre a denigrar a todo aquel que se hubiera atrevido a desafiarle, convencido como ha estado siempre de que fuera del paraguas de Prisa no había vida en mil millas a la redonda.
Lo sufrí con ocasión del escándalo Ibercorp, cuando, ya en El Mundo, el diario de Prisa, entonces dirigido por Joaquín Estefanía, fue capaz de publicar toda una página, impar para más señas, con la transcripción literal de una conversación mía con el abogado Juan Peláez, marqués de Alella, que había sido obtenida mediante la intervención ilegal del teléfono de mi domicilio por parte de las mismas mafias policiales que ahora mismo siguen suministrando material de derribo a tanto aguerrido periodista de investigación como pulula por estos pagos, sin que ningún ministro del Interior haya sido capaz de sanear esta cloaca, convertida en seria amenaza para las libertades. Por supuesto que ni Estefanía ni El País, defensores a ultranza de aquella beautiful people en la que figuraba Mariano Rubio, el gobernador del BdE pillado con las manos en la masa de Ibercorp, me han ofrecido nunca la menor disculpa. Nuevo cierre del bucle de la corrupción.
El orate Cebrián ha seguido sermoneando todos estos años, dictando doctrina a los atolondrados españoles tan necesitados ellos de sus sabias consejas. Como Aznar y tantos otros, los ricos españoles jamás renuncian a subirse al púlpito. Prisa y el PSOE. Nunca estuvo claro si se trataba de un grupo editorial con partido político, o de un partido político con grupo editorial anexo. Tanto monta. La larga mano de Cebrián y su cuate Felipe González han propiciado innumerables a la par que divertidos espectáculos de maquinación política en la sombra. El más reciente, el protagonizado con el pobre Pedro Sánchez, al que un día, hace escasas semanas, llamaron a capítulo para leerle la cartilla, después de que el botarate pretendiera ni más ni menos que pactar con Podemos, de modo que vente pacá, muchacho, que te vamos a enseñar de qué va esto: mira, eso de pactar con los comunistas ni hablar, que nosotros somos la izquierda caviar y no estamos dispuesto a que un demagogo de tres al cuarto venga ahora a quitarnos lo nuestro y obligarnos a vivir en un régimen que, como en Venezuela, no es capaz de ofrecer a sus ciudadanos ni papel higiénico para limpiarse el culo. Lo tuyo es Ciudadanos, buen mozo, esa es la bahía en la que tienes que largar el ancla; llama a Albert Rivera, que ya está avisado, y firma con él un acuerdo. Y a partir de ahí, lo que quieras. Y Pedro, bien mandado, cierra la puerta al pacto con ese coleta morada que tanto horroriza, tanta preocupación causa a la mesocrática barriga de un Felipe rico y a la rica chequera de un Cebrián obligado a pasar a su ex consorte un estipendio mensual de 40.000 euros.
Los maridos nunca saben lo que hacen sus mujeres.- Ellos siguen mandando. Ellos, el PP, el PSOE, Juan Carlos I, el capitalismo castizo madrileño... no están por las reformas en serio. Ellos están por alargar la vida del difunto Régimen hasta donde sea posible. Ellos están para seguir en el machito. Por eso ha sido una faena, una putada en toda regla, que a hombre tan justo y preclaro, a este Gandhi que con sola su figura fue capaz de devolvernos la democracia él solito, le hayan vinculado con las cuentas en Panamá de su primera mujer. Porque Cebrián nunca supo lo que Teresa Aranda hacía con su dinero cuando estaban casados. El Régimen es así. Los maridos nunca se enteran de lo que sus santas hacen en casa. Ana Mato jamás supo que su marido aparcaba todas las noches un jaguar en el garaje de casa; ella pasaba por allí, bien cierto, pero no miraba, de la misma forma que Arias Cañete no sabía lo que hacía su doña con su pasta, esa noble jerezana de toda la vida de Dios en Jerez o caballo o Domecq, de la misma forma, también, que Rajoy nunca supo ni media del trajín que durante años se trajo Luis Bárcenas yendo y viniendo a Suiza con sus millones a cuestas.
Es una putada en toda regla que a este Gandhi que con su sola figura fue capaz de devolvernos la democracia él solito le hayan vinculado con las cuentas en Panamá de su primera mujer
De modo que el noble Jannly se ha cabreado muy seriamente y ha amenazado con querellas a diestro y siniestro. “Desde que tuvimos éxito hemos tenido que sufrir algunos ataques injustificados, pero además falsarios” ha dicho esta semana en la dura entrevista a la que le sometió la gran Pepa Bueno, valiente, en la Cadena SER. El precio del éxito. Y la envidia, pecado español por antonomasia. Cebrián anuncia querellas con el dinero de Prisa, faltaría más. Otra característica de los eximios ejecutivos hispanos, siempre dispuestos a resolver problemas privados con dinero ajeno, con el dinero del prójimo, y que le vayan dando a los accionistas. A la periodista no se le ocurrió preguntarle por qué su ex tenía poderes en una sociedad domiciliada en las Seychelles y creada por el bufete panameño Mossack Fonseca, ni cuáles son sus negocios con Massoud Zandi en la petrolera Star Petroleum, compañía que también enmascaró su propiedad a través de paraísos fiscales con la ayuda del mismo bufete. Pepa Bueno rehusó convertirse en un santiamén en Pepe el Malo.
Así está el periodismo español. Leo en El País del viernes, primera página: “En la ceremonia [celebración del 40 aniversario], que se convirtió en una fiesta del periodismo libre e independiente, Felipe VI (¿qué hacía allí Felipe VI?) destacó el papel de este diario como una garantía de la democracia”. Decir que El País ha mantenido “una visión abierta e integradora de la sociedad española” es sencillamente falso. Las dos Españas siguen tan firmes, tan eternamente enfrentadas como siempre, tan incapacitadas para llegar a esos grandes pactos que reclama un país necesitado de enterrar de una vez sus demonios históricos y afrontar en paz un futuro de modernidad. Y Cebrián ha sido uno de los grandes mantenedores de esa letanía de confrontación que impide a España desprenderse de su pasado más atrabiliario. Parece, pues, que Felipe VI no sabe cómo está el periodismo español y, lo que es peor, la propia democracia, aunque, si quiere, yo se lo explico en media hora de una tarde cualquiera de mayo.
El Bonaparte de las Tullerías.- No parece que las querellas vayan a ir a más. Los leguleyos han pedido al intelectual que quieto parao, apéate del burro y sé prudente, tío, que estás mucho mejor callado. Pero está la ofensa moral. La soberbia herida, esa herencia presente en el ADN de todo poderoso hispano que se precie. Usted no sabe con quién está hablando. La soberbia que le lleva a ningunear la supuesta campaña contra él y su grupo como “la más pequeña de las que hemos sufrido, una revolucioncita de las redes sociales". Eximio representante de la Transición, Cebrián ha ido a caer en la gran fosa séptica de la corrupción del Régimen que tiene a los españoles de buena voluntad perplejos, paralizados por el miedo a un futuro que no se adivina tras la aduana del 26J. Muy bien podría el sujeto hacer suyo el speech del gran Al Pacino en “Un domingo cualquiera”, la película de Oliver Stone: He cometido todos los errores que un hombre de mediana edad puede cometer, he despilfarrado gran parte de mi dinero, he echado de mi vida a todo el que me ha amado, he quebrado la empresa que pusieron en mis manos y he arruinado a los hijos del fundador, he sembrado cizaña en los múltiples surcos de esta España en perenne barbecho, y mi nombre ha aparecido también flotando en las aguas muertas del mar de Panamá. Últimamente ni siquiera soporto la cara que veo en el espejo, pero como el resto de prohombres del Régimen, reclamo mi derecho a la impunidad para no ser menos. Y mi determinación de seguir al mando, obligado como estoy a demostrar a las nuevas generaciones que no soy el bandido corso de Elba sino el Bonaparte de los jardines de las Tullerías. Así muere un Régimen tras 40 años de mala vida. Solo con humor podremos seguir respirando en esta maltratada España nuestra."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2016.04.07 11:06 EDUARDOMOLINA Entrevista a Joan Subirats, polígono. De los primeros portavoces de Barcelona en Comú.-“El ‘modelo europeo’ que tenemos como referente no existe desde hace años”.- Guillem Martínez.- ctxt.es

http://ctxt.es/es/20160406/Politica/5241/España-Entrevistas-Elecciones-20D-¿Gatopardo-o-cambio-real.htm
"Joan Subirats (Barcelona, 1951) es catedrático en la Facultat de CC PP i Sociologia de la UAB, donde dirige el Master del Institut de Govern i Polítiques Publiques. Nacido en el Raval, formado como economista, militante precoz en el PSUC --en 1973 fue uno de los 113 detenidos de la Assemblea de Catalunya; abandonó la militancia a principios de los 80’s--, este discípulo de Jordi Solé Tura es un exponente, llamativo y escaso, del esfuerzo para establecer discursos intergeneracionales y de transmisión de cultura --en este caso, política--. Su trayectoria, y el conocimiento y experimentación de las tecnologías, así como su relación con jóvenes investigadores, políticos y activistas, le confieren un rol único en los nuevos partidos y movimientos, capaz de vincular y relacionar puntos de vista y grupos veteranos con nuevos fenómenos y personas. Su presencia ha sido especialmente importante en la creación de Barcelona en Comú, formación de la que fue uno de los primeros portavoces. En esta entrevista hablamos de la situación política española actual, sin aludir a ella. Es decir, sobre el ciclo europeo de crisis y sobre la crisis española, en este momento puntual, de formación de Gobierno.
¿Qué está pasando en Europa y qué está pasando en España? ¿Son el mismo ciclo, son dos ciclos diferentes? ¿De dónde venimos, dónde puede acabar todo esto?
Está pasando lo mismo: el fin de una época. Han coincidido, como ha ocurrido otras veces en la Historia, crisis económica, cambio tecnológico y cambio o conflicto social. Ocurre un poco lo que dice Ulrich Beck, cuando hablaba de conceptos zombi, conceptos que seguimos utilizando pese a que no explican lo que pasa. O lo que apunta Bauman cuando habla de interregno. El modelo europeo durante tantos años tiene algunas dificultades para mantenerse. En qué consistía ese modelo, un poco lo que explica el gran milagro de 1945 a 1975. Un Estado-nación, capaz de garantizar unas condiciones básicas para el mercado nacional, políticas fiscales redistributivas que permitieran evitar el conflicto y, digamos, redistribuir riqueza, y una clase capitalista o élite dirigente que entendía que todo eso le favorecía porque reducía el conflicto, aumentaba las capacidades de consumo de la gente, y todo el mundo salía ganando.
Pero a partir de 1973 todo cambia. Con la crisis del petróleo, con Thatcher en 1979, con Reagan en 1980, con la sensación de que ese peaje redistributivo que pagaban las clases dirigentes era excesivo, en comparación con las potencialidades que una globalización naciente permitía. Esto, y un cambio tecnológico en el comercio y la producción mundial, ponen en cuestión muchísimos elementos del llamado “modelo europeo”, del que aún hoy seguimos hablando como un referente, si bien ya no existe desde hace años. Esto es específicamente europeo, y se agrava en el caso español, porque no tuvimos toda la fase de plenitud redistributiva que tuvieron en Europa de 1945 a 1975. Nosotros llegamos tarde a esa situación. Es más, la crisis de los noventa y del inicio de los 2000 permitió en Europa, con políticas de ajuste mucho anteriores a las nuestras --Schröeder en Alemania, o incluso la socialdemocracia nórdica-- repensar modelos, lo que hizo que, cuando viene de verdad la hostia, de alguna manera el nivel de impacto fuera menor. Aquí estábamos creciendo, o intentando recuperar nuestro atraso histórico en políticas sociales. Me gusta recordar que cuando murió Franco en 1975 estábamos 20 puntos en gasto social por debajo del resto de Europa. Teníamos mucho terreno que recuperar, evidentemente no lo hemos recuperado nunca, pero seguíamos creciendo en esta política incrementalista a nivel de gasto público durante muchos años, y entonces llegó la hostia de 2007, muy potente. Aquí digamos que todo lo hemos vivido con un cierto retraso, y con una cierta mayor intensidad.
Volviendo a la pregunta inicial. ¿Qué está pasando? Pues el final de una época, necesitamos cambios muy profundos, no sabemos en qué dirección, lo que sabemos es que este cambio de época está redistribuyendo costes en la humanidad mucho más bestias de lo que estábamos acostumbrados. Los que estaban mal están mucho peor, y los que estaban bien están mucho mejor. Y eso es algo que durante la fase de la posguerra en la II Guerra Mundial en Europa fueron capaces de acomodar y amortiguar. Y ahora es mucho más difícil.
En España esto tiene características similares y en parte distintas, porque en cada país esta crisis es de carácter distinto.
Suponiendo que todo empiece oficialmente en 2010, con el fin del Estado de bienestar, ¿este ciclo qué es? ¿Un ciclo de reacción, de convulsión? ¿En qué fase estamos? ¿Un ciclo de postdemocracia, un ciclo de beligerancia democrática? ¿Qué estamos haciendo, qué está pasando?
Estamos en fin de ciclo y estamos en inicio. Es fin de ciclo porque no nos funcionan las recetas que estábamos acostumbrados a utilizar, de matriz socialdemócrata y democristiana, básicamente. La deriva de la socialdemocracia-democristiana, neoliberal a partir de la tercera vía, se ha demostrado que tampoco da respuesta. Pero no estamos en fin de ciclo de un modelo productivo, de un modelo económico, de unas relaciones sociales determinadas. Estamos en inicio de ciclo porque, precisamente, necesitamos reconsiderar y reconstruir esas relaciones. Fíjate en una cosa que es bastante evidente, que es la ruptura generacional. Que se está dando en toda Europa y, diría, en todo el mundo. La gente de más de 45-50 años tiene comportamientos políticos, lógicas de acomodación, situaciones y posiciones sociales que les permiten, de alguna manera, buscar procesos de acomodo en la situación. Y de 45 hacia abajo, con niveles formativos muy superiores, niveles de interiorización del nuevo ciclo mucho mayores, son un grupo de personas con muchas más incertidumbres frente al futuro y mucho más dispuestas a salir de las zonas de confort. Yo creo que eso se está viendo en casi todas partes. Y eso demuestra un poco la ruptura. Es un ciclo de ruptura, una fase de cambio de ciclo entre dos momentos históricos determinados. ¿A esto le llamaríamos postcapitalismo? En el fondo, llamarle postalgo es no saber cómo definirlo. Sabemos que ya no nos funciona la lógica capitalismo industrial, sabemos que estamos en otra dimensión del capitalismo financiero, global, basado en la lógica de la deuda, con dificultades para mantener las tasas de beneficio por el cambio productivo, pero no sabemos cómo va a desembocar. Porque no hay instrumentos claros para saber qué va a pasar.
“ “Tenemos nueva economía, nueva sociedad, y seguimos teniendo vieja política” ” Los partidos españoles en el Congreso, ¿dibujan esta ruptura generacional?
En parte sí y en parte no. Es decir, el PSOE y el PP, Convergencia y el PNV son ejemplos de partidos que siguen funcionando con una clave básicamente del ciclo anterior. Sus cambios son muy epidérmicos, muy de imagen. Yo lo expreso diciendo: “Su forma de adaptación es contratar a un community manager”. Siguen creyendo que Internet son tecnologías de la información y la comunicación. En cambio, sobre todo Podemos y las confluencias territoriales, también en parte Ciudadanos, son partidos ya nacidos en otra fase. Entienden que Internet no es un instrumento, sino que es algo que rompe las estructuras generacionales. En el Congreso, este inicio de esta legislatura, se ha visto una ruptura en las formas, en las maneras de vestir, cosas que son más epidérmicas, pero que demuestran un poco que el promedio de edad del votante del PP es 59 años, el del PSOE 55, el de C’s 47, y el de Podemos 45. Ya ves que esa dimensión generacional tiene expresión en las formas de relación y en los tipos de discurso. El discurso de Rajoy era de matriz básicamente decimonónica, y el discurso de Pablo Iglesias, que te gustará más o menos, tiene ya un tipo de matriz distinta. Eso tiene expresiones múltiples. Las formas de acomodación, o de impacto institucional, o de realidad de cambio, son distintas.
¿Qué cree que les pasará a los partidos viejos en este ciclo? ¿Y a los nuevos? ¿Existen ya los partidos del próximo ciclo?
Creo que no. Seguramente el ejemplo de partido nuevo más reciente que hemos tenido en España, y que todo el mundo considera que de alguna manera era un partido que iba demasiado rápido en relación a lo que estaba pasando, era el Partido X, un partido que surgió en un momento determinado, con una lógica muy 15-M, con la voluntad de construir un partido a imagen y semejanza de la Red. Es decir, que su formato de organización fuera la Red incluso. Había toda una lógica muy pensada en clave de construir un partido de matriz distinta. Muy por encima de las posibilidades reales de arraigo que tenía esa lógica. En el fondo, la sorpresa del Partido X fue que un partido como Podemos, que surgió de las mismas bases sociales, y de la capacidad de utilizar las redes, pero al mismo tiempo los medios convencionales como la televisión, fue lo que le hizo dar un salto. Aún estamos en un proceso de transición, y por tanto el imaginar que ya estamos totalmente en una sociedad digitalizada, en la cual tú puedes trabajar con lógicas de intermediación distintas, pues no pasa. En el fondo no podemos tener partidos nuevos, como no tenemos universidades nuevas, o como no tenemos periódicos del todo nuevos. Estamos en un proceso de cambio, en el cual las instancias de intermediación tradicionales están perdiendo peso, tienen dificultades para mantener su valor añadido, y las nuevas formas de comunicación, de relación, de producción, aún están de alguna manera en proceso de consolidación.
Sin entrar en detalles puntuales, ¿qué le parece que ilustran, dentro de todo este ciclo, las negociaciones para un gobierno entre PSOE, C’s y Podemos/Confluencias?
Creo que ilustran lo entrampados y bloqueados que estamos. No hay capacidades. Si miramos hacia atrás, todo el proceso 15-M, hay un ciclo, una parte de movilización creciente que es 2010-2013. El zénit es 2013. Si miras las cifras del Ministerio del Interior verás que a partir de 2013 baja el número de manifestaciones y de movilizaciones, hay una cierta sensación de cansancio, de que no se están consiguiendo resultados a través de la movilización, porque el sistema está muy controlado. A partir de inicios de 2014 está esa nueva fase de asalto a los cielos, llámalo así literariamente: la candidatura de Podemos al Parlamento Europeo, el inicio de la construcción de las candidaturas en Barcelona. Hay todo un proceso de cambio de ciclo con el cual se intenta relacionar la fase de movilizaciones y de lucha con un cambio en la lógica institucional. Y esto tiene un punto culminante en esa lógica, que es mayo de 2015. A partir de mayo de 2015 y la secuela que es el 20 de diciembre, ahí tenemos un hasta aquí hemos llegado, por así decirlo. Pero ahora falta ver cómo se mantiene la tensión entre lo que es practicable desde las instituciones, y lo que es necesario y deseable desde el punto de vista social. Y esa capacidad de disfunción, de romper las zonas de confort, es muy difícil de lograr solamente en las instituciones. Tienes que saber combinar esas dos realidades. Y no es nada fácil. Ni en España ni en ningún sitio. Tenemos nueva economía, nueva sociedad, y seguimos teniendo vieja política. Y unas instituciones muy poco capaces. Respondiendo a tu pregunta, los partidos o la negociación que aludías expresa en parte ese bloqueo, esa dificultad de combinar dinámicas de cambio muy acelerado en la sociedad y en las relaciones económicas. Porque seguimos estando atrapados en una lógica, que tiene mucho que ver con el XIX y con el XX, de construcción de decisiones públicas. Y eso no es fácil de resolver.
“ “Internet no es un instrumento, sino que es algo que rompe las estructuras generacionales” ” No sé si comparte que en cierta medida lo nuevo parece que se paraliza cuando llega a lo institucional.
Los ritmos son totalmente distintos. Los ritmos, los rituales, los lenguajes, los procesos, los procedimientos más que los procesos. Hay como una cierta parálisis fruto de una estructura muy pensada en claves distintas. Tenemos una matriz de actuación pública burocrática, que está pensada en una clave de no intervención, cuando necesitamos una Administración pública y unos poderes públicos que sean mucho más capaces de adaptarse y de hacer procesos de actuación conjunta con los movimientos sociales, con las organizaciones, etc.
Y esto es muy complicado porque todo el procedimiento que hay detrás es un procedimiento para que esto no pase fácilmente. Lo que dices, que da la sensación de que cuando llegan allí queda todo atrapado y bloqueado, es porque la propia máquina, la propia arquitectura institucional, no está pensada en esa clave. No está pensada para responder rápidamente. Está pensada para proceder procedimentalmente. Yo creo que hay un problema de fondo. Porque los mismos que defendemos la actuación de lo público y la defensa de lo público, cuando estás en las instituciones te das cuenta de que esos instrumentos de lo público están muy poco adaptados para dar respuesta a lo que necesitamos ahora.
La sensación es que quizá el paso del 15-M en la institución ha sido un poco traumático para el 15-M.
No sería justo decir que el 15-M ha pasado a la institución, porque ha sido más que eso. Aquellas opciones que se reclaman del 15-M, que están en instituciones, están teniendo hoy muchas dificultades lógicamente en esa adaptación, porque los formatos de actuación, de relación y de dinámica son totalmente distintos. Yo aún confío en que no quedarán capturados. Hay una frase del alcalde de La Coruña que me gustó cuando vino aquí a Barcelona hace unos meses. Dijo “nosotros somos intrusos. El día que dejemos de ser intrusos, habremos dejado de ser lo que éramos, habremos perdido nuestra capacidad de transformación”. Esta idea de ser intruso, de ser algo que no cuadra en las salas, en los salones, en las sillas, en la estructura, creo que es algo importante. Si algo se tenía claro aquí en Barcelona en el momento de iniciar el proceso hacia las municipales del 2015 es que era importante no caer en los vicios que se habían dado en 1979, en la primera Transición, cuando se dijo aquello de que el pueblo entraba a los ayuntamientos, y que, por tanto, muchos líderes vecinales y sociales entraron como alcaldes y concejales en los ayuntamientos, y en ese momento se le dijo a la gente: “No os preocupéis porque ya estamos nosotros, y vamos a preocuparnos de vuestros problemas, no hace falta que sigáis movilizándoos”.
Situados hoy, de las mejores cosas que se podrían hacer, desde aquellas candidaturas, partidos, grupos y confluencias que se reclaman del 15-M es fortalecer la capacidad de arraigo y de enraizamiento social de muchas iniciativas, y no pensar que el tema clave es solamente la institución.
¿Se está haciendo eso?
¿Cuántos meses llevamos desde las municipales? ¿Nueve? ¿Diez? Creo que es pronto aún para decirlo, pero creo que está en la mente de esos grupos. Otra cosa es que se consiga hacerlo. Un poco lo que estamos comentando es que esa confianza, en relación a que la transformación social se basa solamente en ocupar el poder y transformar, eso está en cuestión. Cuando se habla de lo común o de lo colectivo se está utilizando un formato de reforzamiento de esa capacidad colectiva. No solamente de confianza en el Estado o en las instituciones.
¿Lo nuevo puede pactar con lo viejo y salir indemne?
La política tiene mucho de transacción, de situar el tema siempre en lo posible, no en lo deseable. En el momento que tú aceptas la idea de la realpolitik, estás aceptándolo, en el fondo.
“ “Hay un cambio. Un cambio en las prioridades, en el lenguaje, en la forma de relación. ¿Hasta qué punto eso es sustantivo? Este es el punto” ” ¿Es fatal aceptar eso?
Creo que tienes que mantener la tensión entre la practicabilidad de las políticas que propones y la capacidad de disfunción. No aceptar siempre el marco de juego en el que se plantean las cosas, porque ese marco de juego te está marcando de alguna manera los límites de lo que puedes hacer. El debate, si retrocedemos en la teoría política, es un debate de Maquiavelo. La PAH es un ejemplo de esto. La no aceptación del marco y la ruptura de ese marco es lo que permite dar saltos. Saltos que parecían impensables solamente unos meses antes. Si tú aceptas la realpolitik, lo que hizo la PAH no es posible. Si tú no lo aceptas porque crees que es imposible buscar soluciones dentro de ese marco, estás cambiando digamos la ventana de lo que es aceptable. Y eso solamente lo puedes hacer desde fuera de la institución. O con una combinación de dentro y fuera. Desde la institución es muy difícil que lo puedas hacer.
¿Se está haciendo?
Creo que no, en el sentido de que aún hay un proceso de acomodación de los propios nuevos actores a las instituciones. La pregunta no es tanto si se está haciendo o no se está haciendo, sino sobre si ese proceso de adaptación acabará anulando esa capacidad de disfunción. La duda aún está en pie. Hay elementos aún muy de lenguaje, de forma de hacer que han cambiado. Hay un cambio. Un cambio en las prioridades, en el lenguaje, en la forma de relación. ¿Hasta qué punto eso es sustantivo? Este es el punto. Pero decir que hay simplemente digestión o que se está haciendo todo lo que se quería son dos límites en los cuales yo no aceptaría esa lógica.
Cuando el ciclo ya tenga nombre y haya terminado ¿cómo cree que debería ser un partido transformado?
No se caracterizaría tanto por no tener liderazgo y jerarquía, que es bastante difícil en un modelo como el nuestro, sino por ser más horizontal en el sentido de no tener muchas estructuras piramidales. Este sería un elemento. Un segundo elemento sería estar igual de preocupado por el control y el acceso al poder, como por la capacidad de convertirse en articulador social. No en monopolio social, sino en articulador. El tercer elemento, mucho más permeable a la multipertenencia. Personas que puedan ser de varias cosas al mismo tiempo. Un cuarto elemento sería una dimensión más deliberativa y constructora de debates y de formación. Hay un tema que ahora los partidos nuevos han abandonado --bueno, los nuevos y los viejos--, que es la formación, ser escuelas de debate. No en el sentido de la escuela de verano del partido socialista, sino de debates alrededor, que no tiene por qué organizarlos el partido o la formación, sino aprovechar los debates que están en marcha. Que su lógica no sea simplemente la numérica o la de militar cuando hay campañas electorales. Que haya espacios que puedan aportar cosas. No es fácil esto.
¿Catalunya es un proceso aparte o está dentro de los mismos terrores y la misma dinámica?
Si hablamos de Catalunya como situación política quizá hay algo mejor que es una cierta tradición de confluencia. De mantenimiento de la pluralidad y de construcción de espacios de confluencia comunes. Pero si lo trasladamos al ámbito nacionalista esto no sería tan verdad. Si hablamos en cuanto a las formas de hacer política aquí hay más espacios grises entre colores. Hay más espacios compartidos. Si te referías al tema nacionalista o al tema del conflicto territorial, sí que es un cierto espacio aparte, en el sentido de que hay una dimensión que en otras partes no está. Y esta dimensión territorial y de identidad que está en juego. Seguramente ya no estará en juego igual que lo estuvo hace dos años o tres, pero sigue estando en juego. Por tanto, es un ámbito también especial. Pero tampoco tan distinto del que puede darse en otras partes de España."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2016.02.13 20:36 EDUARDOMOLINA NUEVO GOBIERNO: LA PUGNA ENTRE DOS DESENLACES.- Antonio Antón.- Nueva Tribuna.

http://www.nuevatribuna.es/opinion/antonio-anton/nuevo-gobierno-pugna-desenlaces/20160212133754125331.html
"Asistimos a una amplia escenificación sobre la conformación de un nuevo Gobierno, sin una hegemonía clara. La realidad es compleja, con una nueva recomposición de los equilibrios representativos del sistema político, con el avance de las fuerzas partidaria de un cambio sustantivo y la resistencia del bipartidismo a ceder. Hay que distinguir los hechos y tendencias de la simple teatralización, aunque ésta es utilizada por los distintos actores para intentar su mayor legitimación, desactivar al adversario y condicionar a la gente.
Para la mayoría social, al igual que para el poder establecido, el resultado de este proceso es crucial: se ventila la posibilidad de un gobierno de progreso o de continuidad, de avanzar en un giro socioeconómico progresista y una mayor democratización o consolidar una dinámica de bloqueo en las imprescindibles reformas sociales, económicas e institucionales. Igualmente, es evidente su impacto en el marco europeo y en el devenir de las distintas fuerzas sociales y políticas. Por tanto, aunque es difícil comprobar lo real de la máscara, faltan por verificar muchos hechos tras las bambalinas y el proceso no está todavía maduro y puede dar sorpresas, podemos aventurar algunos análisis e hipótesis sobre el desarrollo de esta función de la configuración del nuevo Gobierno y sus posibles desenlaces.
La experiencia española, tras los resultados de las elecciones, primero municipales y autonómicas y después las generales del 20D, expresa una oportunidad para un cambio sustancial y la posibilidad de conformar un Gobierno de progreso. Deriva del fuerte desgaste de las fuerzas continuistas –PP- y un reequilibrio entre las fuerzas progresistas, con un PSOE, descendente, y un Podemos, ascendente, casi en la paridad representativa (superada con la adicción del electorado de IU-Unidad Popular).
No obstante, las fuerzas partidarias de un cambio sustantivo todavía no cuentan con un respaldo representativo suficiente para tener un papel institucional hegemónico y aplicar su proyecto programático. Se mantiene cierto empate e inestabilidad entre tres dinámicas: continuismo (PP), incluyendo cierta renovación (Ciudadanos), cambio limitado (PSOE), cambio sustancial (Podemos y aliados, IU-Unidad Popular). Aparte están las distintas fuerzas nacionalistas. Cada proyecto por separado no tiene suficiente apoyo ciudadano y parlamentario. Las opciones fundamentales son dos: pacto de las dos primeras, total o parcial; acuerdo entre las dos últimas.
Una vez renunciado Rajoy y el PP, el PSOE tampoco tiene suficientes apoyos directos para aplicar su proyecto programático y de liderazgo. Trata de dar la apariencia de que los puede conseguir haciendo que, al menos, parte de su derecha y su izquierda se muevan hacia él, reforzando su programa y hegemonía. La cuestión sustantiva es qué camino prioriza en la negociación de un compromiso ‘intermedio’, con su derecha o con su izquierda. Hay aspectos cruciales incompatibles. Básicamente, son dos. El primero, el sentido igualitario y solidario de la política socioeconómica: a favor de las mayorías sociales y la igualdad o del poder económico y financiero y la continuidad de la austeridad con precarización e incertidumbre social. El segundo, la orientación democratizadora y garantista de las reformas constitucionales y territoriales: de avance o no en la democratización, con una fuerte regeneración política y de consulta y participación popular ante los conflictos existentes, así como plenas garantías para los derechos sociolaborales. Aunque, al mismo tiempo, sea posible adoptar medidas en un sentido y en otro, según los campos, lo que no es compatible es priorizar y profundizar en una dirección (de cambio real y progreso) y la contraria (de continuismo de fondo con la consolidación de la subordinación popular).
La primera decisión del Partido Socialista debería ser sobre el tipo de proyecto: continuismo renovado, con cambios limitados y retóricos; o cambio sustantivo, aunque negociado y compartido. La segunda decisión, vinculada y simultánea con la primera, debería ser la de la gestión y el liderazgo, ambos necesariamente compartidos. Su calculada ambigüedad y el rechazo desmedido a la propuesta de Podemos de compartir el proyecto y la gestión, señala la inclinación por lo primero. La dirección socialista y Pedro Sánchez, si quieren confirmar su apuesta por el cambio, solo en la segunda opción tienen garantía de un cumplimiento significativo de su programa, así como un papel privilegiado para la presidencia del gobierno; la condición es admitir compartir la gestión con Podemos de un proyecto intermedio auténticamente negociado. Desechada esa opción, por las presiones internas y del poder económico y europeo, la realidad les devuelve a la opción de un acuerdo mínimo a tres, con Ciudadanos y, de forma implícita o explícita, con el PP. Pero ello sería admitir los límites de sus convicciones de reforma progresiva y aceptar una posición más subordinada para Pedro Sánchez (que solo podría aspirar a reafirmarse como líder del propio PSOE) y su equipo, así como el carácter social-liberal, de cambio limitado, de su proyecto político y económico.
Por tanto, una vez fracasada la investidura de Sánchez, cuyo balance y responsabilidad pretenden adjudicar a Podemos y no a su limitada representatividad y la ausencia de un compromiso real de cambio, se abriría de nuevo otra posibilidad: el pacto de estabilidad de las tres fuerzas del orden económico y constitucional. Así pues, entre bambalinas distintos actores van moviendo ficha en torno al último intento para aceptar entre ellos una solución simbólica sobre la presidencia del Gobierno sin vencedores ni vencidos, es decir, sin Rajoy y sin Sánchez. Se abre la veda a la búsqueda de una tercera persona (más afín a unos o a otros, con más carácter político o tecnocrático), con su equipo correspondiente, ‘responsable’ y consensuado con los que mandan. Y las quinielas ya han empezado, bajo el manto de la estabilidad, la responsabilidad de Estado y el consenso liberal-conservador-socialdemócrata, es decir, con la neutralización total de un cambio significativo derivado de un gobierno de progreso con un papel significativo de Podemos.
En la primera opción se disputa agriamente la hegemonía entre el liderazgo del PP y Rajoy (aislado y fracasado) y el del PSOE y Sánchez, con su deseo de acompañamiento de Ciudadanos, que no le da un aval completo si no es con el consentimiento del PP. La segunda opción de gobierno de progreso con Podemos, sus aliados e IU-Unidad Popular, está rechazada por el PSOE, con el pretexto del acuerdo prioritario con Ciudadanos. Como cobertura justificativa, frente a la exigencia de Podemos de proporcionalidad de la gestión y un programa intermedio o compartido pero de cambio real, la dirección socialista le emplaza a su incorporación subordinada a su proyecto programático y de gestión, es decir, de cambio limitado o continuismo renovado susceptible de apoyo por Ciudadanos, aunque solo con ellos sea impracticable.
El proyecto resultante de cada opción, su programa y sus equipos, son distintos e incompatibles. Dada la prepotencia de la dirección socialista de coartar el acercamiento a Podemos, es difícil que admita una posición equilibrada con ellos para un gobierno de progreso. Es el sentido de su exigencia previa de definición del proyecto y el equipo que no ha explicitado oficialmente el PSOE, aunque queda cada vez más clara su finalidad de frenar a Podemos y al cambio sustantivo. Su prioridad por el acuerdo con Ciudadanos indica una falta de determinación y valor político para encarar un proceso de transformación significativo, un reforzamiento de las bases sociales progresistas y una renovación y autonomía del propio proyecto socialista. Para todo ello necesitaría a Podemos, y es a lo que le ponen el veto sus barones y el poder establecido.
Por tanto, la penúltima opción que se dibuja es la de nuevas elecciones generales, con la probabilidad de repetir similares resultados, pero con el cálculo (y el temor) de cada cual de mejorarlos. Estaríamos ante una prolongada campaña electoral con el objetivo de cada fuerza política de sacar ventaja comparativa. La escenificación de las actuales propuestas y negociaciones tendrían esa función instrumental. Conseguir, con una buena escenificación, mayor legitimidad relativa que el resto de fuerzas y colocarse en mejor posición electoral.
El desenlace de esta encrucijada incluye la expectativa de consolidar una opción u otra o, bien, la recomposición política derivada de unas posibles nuevas elecciones generales en España. La realidad representativa puede variar poco, pero tendría un gran valor simbólico en qué dirección avanza. Y para el poder establecido es mejor no correr el riesgo de que se amplíe el campo del cambio real. A no ser que consiga neutralizar y desgastar a Podemos, su apuesta clara pero de dudoso éxito. De ahí las nuevas maniobras para un Gobierno de consenso de un bipartidismo renovado.
De confirmarse esa alianza de bloqueo al cambio demandado por la mayoría de la gente, conseguiría frenar a corto plazo la dinámica de cambio político e institucional, a costa de la prolongación del sufrimiento popular. Pero a medio plazo esa situación podría generar una mayor oposición popular y una contundente exigencia de cambio. Después de la caída del telón de esta primera función sobre el tipo de orientación y composición gubernamental, se levantará el siguiente. En todo caso, el resultado de mayor freno institucional al cambio real, social y democratizador, va a exigir una readecuación estratégica de las fuerzas alternativas y de progreso. Junto con la mejora del trabajo institucional y de representación política, el nuevo énfasis deberá ser el incremento del arraigo con la gente, la articulación de sus demandas y el estímulo a un fuerte movimiento popular con el horizonte de impedir la involución social y democrática e impulsar el camino transformador hacia una democracia social avanzada en el marco europeo. La pugna por un cambio real, por un desenlace de progreso, continúa."
Profesor Honorario de Sociología de la Universidad Autónoma de Madrid
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2016.01.15 04:19 choriplanero Análisis de Kicillof sobre la conferencia de ayer de Prat Gay

Espero que quede legible, de última dejo la Fuente
 
La conferencia de prensa de ayer 13 de enero del Ministro de Hacienda y Finanzas duró 1 hora y 18 minutos. Pese a su generosa extensión, la mayoría de los que la vieron, incluyendo a los periodistas que la presenciaron, todavía se está preguntando qué quiso decir. Es que la conferencia de Prat Gay fue una magistral aplicación de la famosa advertencia: “cuando a un economista no se le entiende lo que dice es porque te está mintiendo”. En concreto, el anuncio tuvo tres patas. El resto consistió en los mismos intentos desesperados del macrismo de echarle la culpa a la “pesada herencia” cada vez que toma una medida impopular. En un mes este recurso ya se desgastó porque todas las medidas que han tomado son profundamente antipopulares y fundadas en sus convicciones, no en la situación del país. Analicemos primero los anuncios para luego refutar uno por uno los argumentos “técnicos” de la supuesta “pesada herencia”.
 
Los tres anuncios:
 
El primer punto de Prat Gay fue confirmar que, tal como amenazó Macri tantas veces, el gobierno del PRO con su cuadrilla de funcionarios provenientes de la banca privada extranjera, está dispuesto a pagarles cuanto antes y en cualquier término a los fondos buitres. En pocas palabras, Prat Gay anunció que el gobierno de Macri viene a endeudar nuevamente a la Argentina con los grandes bancos internacionales y, aunque todavía no lo digan, probablemente también con el Fondo Monetario Internacional. La diferencia con otras etapas es que este endeudamiento ni siquiera va a justificarse en necesidades de los argentinos, sino que van endeudar al país para pagarle a los buitres lo que los buitres piden. En su intento de justificar este vergonzoso retroceso Prat Gay ensayó dos excusas infantiles. Primero, que enfrentar a los buitres y no pagarles tuvo “muchos costos”. Por eso, aunque tengamos que endeudarnos en 10.000 millones para cumplir la escandalosa sentencia del Juez Griesa (para el PRO un hombre sabio y respetable), peor sería no pagar. La segunda excusa es que la negociación con el Club de París fue mala, estupidez que vienen repitiendo para marcar que el gobierno anterior negocia peor que ellos. No hay que olvidar que no fue solo el gobierno de Cristina el que dijo no a la extorsión sino que, en la ONU, 136 países apoyaron la posición de argentina contra los fondos buitres; ahora Macri quiere tirar todo eso por la borda para cumplir sus compromisos con la banca extranjera.
 
El segundo punto es que el PRO se dispone a realizar un fuerte ajuste del gasto público. Todavía no ha explicado los métodos ni las partidas que pretenden recortar, aunque de momento se ha visto que el ajuste va a incluir un tarifazo en luz, gas y agua y despidos masivos en el Estado. La excusa es, nuevamente, la “pesada herencia”. Por eso, los aumentos de tarifas que van a embolsar las empresas privadas de servicios públicos obedecen al “atraso” que generó el gobierno anterior. Los despidos se fundamentan en una curiosa teoría: si un trabajador del Estado es joven y tiene actividad política entonces es ñoqui. ¿Qué hubieran dicho el Clarín o La Nación si el gobierno de Cristina revisaba el Facebook o el twiter de los trabajadores para echarlos si encontraban alguna expresión de apoyo al gobierno? “¡Persecución, nazismo, fascismo!” hubieran bramado. ¿Cuántos jóvenes trabajadores del gobierno de la Ciudad de Buenos deberían ser echados por apoyar al PRO? El hecho es que no evaluaron las tareas de nadie sino que echan a las personas por lo que piensan. Pero lo peor es que, para la concepción del Estado que tiene el macrismo, probablemente sobren miles y miles de empleados públicos ya que toda norma, control o regulación es para ellos una molestia a los privados que debe ser removida. Prat Gay dijo que quieren dejar de “reprimir la economía” con exigencias a las empresas privadas. Claro, a los únicos que piensan reprimir es a los trabajadores, como ya demostraron con esas espaldas repletas de agujeros producidos por balas de goma de los municipales de la plata y los obreros de cresta roja. Toda una advertencia.
 
El último anuncio apunta a poner un límite a los acuerdos salariales de 2016. En su ensalada de números, Prat Gay dejó ver que según sus estimaciones la inflación será de 20 a 25%, así que los salarios no deberán subir más que eso. Se olvidó de algo. Durante todo 2015 la inflación venía bajando mes a mes, según las consultoras privadas y las estadísticas públicas. Esa trayectoria cambió cuando Macri anunció en campaña y después puso en práctica ni bien asumió la devaluación más formidable desde la de la crisis de 2001, de cerca de un 40%. Como todo el mundo sabe, las devaluaciones se trasladan a los precios, por eso desde que asumió Macri, según las propias consultoras privadas y macristas, la inflación mensual se disparó a 6% (cuando ellos mismos medían entre 1,5% y 2% por mes). La cifra oficial no se conoce porque por primera vez en la historia, y con la excusa de la “pesada herencia”, se dejaron de medir los precios desde el INDEC. En pocas palabras, la devaluación de Macri se tradujo en una inflación que probablemente ronde ya más de 12%. Si a esto le sumamos lo que crecerán los precios el año que viene, se ve claramente que Macri pretende ajustar los salarios poniendo tope a las paritarias.
 
En síntesis. Primero devaluaron un 40%, bajaron las retenciones, empezaron a abrir la economía a las importaciones y subieron la tasa de interés encareciendo el crédito. El resultado de estas medidas es, como siempre ha sido, la inflación y la recesión económica. Lo que anunció ahora Prat Gay son los puntos que faltan para completar el clásico paquete de ajuste ortodoxo recomendado por el Fondo Monetario Internacional para todos los países en todas las circunstancias. Anunció endeudamiento, reducción del gasto público y reducción de salarios. El modelo que aplica Macri genera inevitablemente caída del salario, recesión y desocupación. Los números cierran con la gente afuera. Y para poder aplicarlo, como muestra la dolorosa experiencia histórica, hay que limitar las demandas de los trabajadores con represión.
 
Algunos comentarios adicionales sobre las excusas del Ministro Prat Gay.
 
Inventando un “descontrolado déficit” fiscal. Prat Gay sostuvo que el déficit del año 2015 es de 2,3% del PIB. Es verdad, si se aplica la metodología y los criterios que se aplican en todos los países del mundo y que recomienda el propio FMI el déficit es ése. Pero resulta que durante toda la campaña, el macrismo y sus medios de comunicación agitaron que el déficit era de 7% del PBI. En su conferencia de prensa, el Ministro de Hacienda empezó a hacer “contabilidad creativa”, inventando partidas, sumas y restas para llegar a ese 7% con el que mintieron durante meses. Para eso, violó todos los manuales metodológicos del mundo. Sumó a los gastos la “deuda flotante” de este año sin restar lo que se pagó este año de la “deuda flotante” del año pasado. Un verdadero papelón metodológico. Luego restó de los ingresos las utilidades que según la Carta Orgánica el Banco Central le gira al Tesoro. Son cosas muy técnicas, pero básicamente truchas para construir su número de oro. Por último, sumó también al déficit “heredado” las promesas de campaña de Macri: la reducción de retenciones, la reducción de impuesto a las ganancias a los altos ingresos y otras medidas que ya aplicó. Un mamarracho. Todo este trabalenguas de números sin sentido tienen un solo objetivo: justificar el ajuste del gasto que Macri pensaba hacer de cualquier modo.
 
El supuesto costo de no pagar a los buitres. A lo largo y a lo ancho del planeta se sabe que los gobiernos neoliberales –del mismo signo que Macri- llevaron a Argentina en 2001 al default más grande de la historia. Y que Néstor y Cristina Kichner solucionaron el problema desendeudando al país como nunca antes. Se le pagó toda la deuda al FMI para que no condicionara la política económica y se negoció fuertemente con los acreedores, llegando a un acuerdo con 93%. El escándalo jurídico y financiero del Juez Griesa y la justicia norteamericana es que le dio la razón a un 1% de los acreedores, los fondos buitres. Ese juicio “del siglo” terminó en julio de 2014. El gobierno de Cristina, simplemente, denunció este escándalo en lugar de arrodillarse ante los acreedores como pretende hacer Macri.
 
Otra falacia: el Club de Paris estuvo mal negociado. La deuda objeto de negociación con el Club de París que fue declarada en cesación de pagos en 2001, fue contraída por los sucesivos gobiernos desde el año 1956 y, fue objeto de numerosas renegociaciones en los años 1962, 1965, 1985 (denominada Ronda I), 1987 (Ronda II), 1989 (Ronda III), 1991 (Ronda IV) y 1992 (Ronda V). El acuerdo vino a regularizar obligaciones contraídas durante más de 20 años, y cuyos servicios dejaron de cumplirse en el año 2001. En los 60 años de historia del Club de París no existe la posibilidad de obtener una quita en el monto adeudado (incluyendo intereses contractuales, tanto regulares como punitorios) salvo para los países de bajo ingreso per cápita (menos de 755 dólares) y con niveles de endeudamiento insostenible. Argentina no cumple ninguna de las dos condiciones. De la misma forma, todas las negociaciones en sus 60 años de historia, exceptuando la que concluyó la Argentina, se realizan en el marco de un acuerdo previo con el FMI. Nunca antes se había acordado el pago en un plazo de 5 años extensibles a 7 sin contar con un programa del FMI como marco del acuerdo. Si la Argentina no hubiera alcanzado este favorable acuerdo el pago debería haberse realizado al contado. Por eso, los especialistas y la prensa opositora se encargaron de decir que llegar a un acuerdo sin el FMI era imposible. Además, en el acuerdo alcanzado, se reduce el costo financiero ya que la última tasa de actualización promedio se ubicaba en torno al 6,8% mientras que el acuerdo alcanzado implica un costo de la refinanciación entre el 3% y el 4,45%, dependiendo de la dinámica de los pagos.
 
Lo que Macri y Prat Gay no se animan a decir sobre su visión de la economía.
 
¿Por qué tantas volteretas discursivas, números incomprensibles y alusiones a la “pesada herencia”? Simplemente, porque Macri y sus economistas no se animan a decir lo que piensan y qué orientación le quieren dar a la economía argentina. Durante el gobierno de Cristina, cada anuncio que se hacía incluía una explicación sobre las razones profundas que lo motivaban: la defensa de la demanda agregada, del mercado interno, del alto poder adquisitivo de los ingresos, de la reindustrialización argentina.
Macri y su “equipo” creen en otras cosas: en un Estado mínimo que no interfiera con los intereses de los sectores concentrados. Creen que Argentina tiene que volver a endeudarse en la bicicleta financiera internacional. Que argentina tiene que volver a las “respetables” recetas del FMI. Que la industria argentina es inevitablemente ineficiente. Que los salarios son demasiado altos y que el desempleo “óptimo” para que las demandas de los trabajadores no sean excesivas es de dos dígitos. Que hay que bajar los impuestos a los que más tienen para que “inviertan”, porque la oferta es la que impulsa la producción y no la demanda.
En lugar de poner sobre blanco y negro sus verdaderas ideas y/o intereses tienen que inventarse una crisis que todos los argentinos saben que no existe. Tienen que interrumpir las estadísticas por meses para tapar los efectos de la devaluación que hicieron.
La famosa “pesada herencia” para ellos entonces es que Cristina entregó un país con un desempleo de 5,4%, con 3 millones de nuevos jubilados, con una industria nacional en proceso de consolidación después décadas de derrumbe neoliberal, con una economía desendeuda después del descalabro del sobre endeudamiento y el default. En fin, a Macri y sus muchachos les cabe el viejo dicho: “no aclaren, que oscurece”.
submitted by choriplanero to argentina [link] [comments]


2015.08.04 14:05 CLISTENES Informe Auditoría de la Deuda Pública Griega... La informacion es poder, pero cuando se comparte es mas poderosa, Debemos hacer lo que es bueno para uno y que beneficie a la mayoria. Leer nos permite estar mas informados 2o debatir con inteligencia y con conocimiento de causa

En junio 2015 Grecia se encuentra en la encrucijada de elegir entre la promoción de los programas de ajuste macroeconómico fallidos impuestos por los acreedores o hacer un cambio real para romper las cadenas de la deuda. Cinco años desde que se iniciaron los programas de ajuste económico, el país sigue profundamente atrapado en una crisis económica, social, democrática y ecológica. La caja negra de la deuda se ha mantenido cerrada, y hasta hace unos meses ninguna autoridad, griega o internacional, había tratado de sacar a la luz la verdad sobre cómo y por qué Grecia fue sometida al régimen de la troika.
La deuda, en el nombre de la que nada ha mejorado, sigue siendo la norma mediante la cual se impone el ajuste neoliberal, y la recesión más profunda y prolongada experimentada en Europa en tiempos de paz.
Hay una necesidad democrática inmediata y una responsabilidad social de hacer frente a una serie de cuestiones jurídicas, sociales y económicas que exigen la debida consideración. En respuesta, la Presidenta del Parlamento Helénico estableció la Comisión de la Verdad sobre la Deuda Pública en abril de 2015, con mandato de investigar sobre la creación y el aumento de la deuda pública, la forma y razones por las que fue contratada la deuda, y el impacto que las condiciones asociadas a los préstamos han tenido sobre la economía y la población.
La Comisión de la Verdad tiene un mandato para crear conciencia sobre cuestiones relativas a la deuda griega, tanto a nivel nacional como internacional, y formular argumentos y opciones relativas a la cancelación de la deuda. La investigación de la Comisión que se presenta en este informe preliminar arroja luz sobre el hecho de que la totalidad del programa de ajuste, al que Grecia ha sido sometido, fue y sigue siendo un programa con orientación política.
El ejercicio técnico que rodea las variables macroeconómicas y proyecciones de deuda, cifras que se refieren directamente a las vidas y los medios de vida de las personas, ha permitido que las discusiones alrededor de la deuda se mantengan en un nivel técnico que gira principalmente en torno al argumento de que las políticas impuestas a Grecia mejorarán su capacidad para pagar la deuda. Los hechos presentados en este informe cuestionan este argumento. Toda la evidencia que presentamos en este informe muestra que Grecia no sólo no tiene la capacidad de pagar esta deuda, sino que tampoco debe pagar esta deuda en primer lugar porque la deuda que surge de los acuerdos de la troika es una violación directa de los derechos humanos fundamentales de los habitantes de Grecia. Por lo tanto, llegamos a la conclusión de que Grecia no debería pagar esta deuda porque es ilegal, ilegítima y odiosa.
La Comisión también ha podido saber que la insostenibilidad de la deuda pública griega era evidente desde el principio para los acreedores internacionales, las autoridades griegas y los medios de comunicación corporativos. Sin embargo, las autoridades griegas, junto con algunos otros gobiernos de la UE, conspiraron contra la reestructuración de la deuda pública en 2010 con el fin de proteger a las instituciones financieras. Los medios de comunicación corporativos escondieron la verdad al público representando una situación en la que el rescate se presentó como beneficioso para Grecia, mientras que promovió un relato que retrataba a la población como culpables de sus propias fechorías.
Los fondos de rescate previstos en los dos programas de 2010 y 2012 se han gestionado externamente a través de esquemas complicados, impidiendo cualquier autonomía fiscal. El uso del dinero del rescate está estrictamente dictado por los acreedores, y por eso, es revelador que menos del 10% de estos fondos se han destinado a gasto corriente del gobierno.
Este informe preliminar presenta un esquema inicial de los principales problemas y cuestiones relacionadas con la deuda pública, y señala las violaciones legales claves asociadas con la contratación de la deuda; también traza los fundamentos jurídicos, en los que puede basarse la suspensión unilateral de los pagos de la deuda. Los resultados se presentan en nueve capítulos estructurados de la siguiente manera:
El Capítulo 1: La deuda antes de la Troika
Analiza el crecimiento de la deuda pública griega desde los años 1980. Llega a la conclusión de que el aumento de la deuda no se debió al gasto público excesivo, que de hecho se mantuvo más bajo que el gasto público de otros países de la eurozona, sino por el pago de tipos de interés extremadamente altos a los acreedores, un excesivo e injustificado gasto militar, pérdida de ingresos fiscales debido a los flujos ilícitos de capital, la recapitalización estatal de los bancos privados y los desequilibrios internacionales creados a través de las fallos en el diseño de la propia Unión Monetaria. La adopción del euro dio lugar a un aumento drástico de la deuda privada en Grecia a la que los principales bancos privados europeos, así como los bancos griegos fueron expuestos. Una creciente crisis bancaria contribuyó a la crisis de la deuda soberana griega. El gobierno de George Papandreu ayudó a presentar los elementos de una crisis bancaria como una crisis de la deuda soberana en 2009, haciendo hincapié en el aumento del déficit público y la deuda.
El Capítulo 2: La evolución de la deuda pública griega durante 2010-2015 Concluye que el primer acuerdo de préstamo de 2010, tenía el objetivo principal de rescatar a los bancos privados griegos y europeos, permitiéndoles reducir su exposición a los bonos del gobierno griego.
El Capítulo 3: La deuda pública griega por acreedores en 2015 Presenta la naturaleza de la deuda actual de Grecia, presentando las características clave de los préstamos, que se analizan en el capítulo 8.
El Capítulo 4: Mecanismo del sistema de deuda en Grecia Revela los mecanismos ideados por los acuerdos que se implementaron desde mayo de 2010. Éstos crearon una gran cantidad de nueva deuda con los acreedores bilaterales y con el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), mientras generaban costes abusivos que profundizaron más en crisis. Los mecanismos revelan cómo la mayoría de los fondos prestados fueron transferidos directamente a las instituciones financieras. En lugar de beneficiar a Grecia, han acelerado el proceso de privatización, a través del uso de instrumentos financieros.
El Capítulo 5: Las condicionalidades contra la sostenibilidad Presenta la forma en que los acreedores imponen condicionalidades intrusivas unidas a los contratos de préstamos, lo que condujo directamente a la inviabilidad económica y la insostenibilidad de la deuda. Estas condiciones, en las que los acreedores aún insisten, no sólo han contribuido a hundir el PIB, así como aumentar el endeudamiento público, generando, por lo tanto, una deuda pública/PIB superior, lo que hizo la deuda de Grecia más insostenible, sino que también impusieron cambios dramáticos en la sociedad, y ha causaron un crisis humanitaria. La deuda pública griega se puede considerar como totalmente insostenible en la actualidad.
El Capítulo 6: El impacto de los “programas de rescate” En materia de derechos humanos, concluye que las medidas aplicadas en virtud de los “programas de rescate” han afectado directamente a las condiciones de vida de la gente y violado los derechos humanos, que Grecia y sus socios están obligados a respetar, proteger y promover en el marco del derecho interno, regional e internacional. Los ajustes drásticos, impuestos a la economía griega y la sociedad en su conjunto, han dado lugar a un rápido deterioro de las condiciones de vida, y siguen siendo incompatibles con la justicia social, la cohesión social, la democracia y los derechos humanos.
El Capítulo 7: Cuestiones legales que rodean el MoU y los Acuerdos de Préstamos
Argumenta que ha habido un incumplimiento de las obligaciones sobre los derechos humanos por parte de la propia Grecia y los prestamistas, que son los Estados (prestamistas) de la zona euro, la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional, que impusieron estas medidas en Grecia. Todos estos actores no tuvieron en cuenta las violaciones de los derechos humanos que resultarían de las políticas que impusieron a Grecia, y también violaron directamente la Constitución griega al usurpar a Grecia la mayor parte de sus derechos soberanos. Los acuerdos contienen cláusulas abusivas, coaccionando duramente a Grecia para que entregue aspectos significativos de su soberanía. Esto está reflejado en la elección de la ley inglesa como legislación rectora de estos acuerdos, lo que facilitó la elusión de la Constitución griega y las obligaciones internacionales respecto a los derechos humanos. Transgresiones de los derechos humanos y de la ley internacional, varias indicaciones de que las partes contratantes actuaron con mala fe, junto con el carácter desmesurado de los acuerdos, hacen que estos acuerdos no sean válidos.
El Capítulo 8: Evaluación de las deudas en referencia a lailegitimidad, odiosidad, ilegalidad, y la insostenibilidad
Proporciona una evaluación de la deuda pública griega de acuerdo con las definiciones relativas a la deuda ilegítima, odiosa, ilegal e insostenible, adoptadas por el Comité. El Capítulo 8 concluye que la deuda pública griega a partir de junio 2015 es insostenible, ya que Grecia es actualmente incapaz de pagar su deuda sin perjudicar seriamente su capacidad para cumplir con sus obligaciones sobre los derechos humanos básicos. Además, para cada acreedor, el informe proporciona evidencia de casos indicativos de deudas ilegales, ilegítimas y odiosas.
La deuda con el FMI debe considerarse ilegal ya su concesión incumplió los propios estatutos del FMI, y sus condiciones violaron la Constitución griega, el derecho internacional, y los tratados en los que Grecia es parte. También es ilegítima, ya que las condiciones incluidas imponen recetas políticas que infringen las obligaciones sobre derechos humanos. Por último, es odiosa ya que el FMI sabía que las medidas impuestas eran antidemocráticas e ineficaces y darían lugar a graves violaciones de los derechos socio-económicos.
JPEG - 48.7 KB E. Toussaint présentant un document du FMI qui prouve que le fonds savait que ses mesures augmenteraient la dette grecque. Las deudas con el BCE deben considerarse ilegales ya que el BCE sobrepasó su mandato mediante la imposición de la aplicación de programas de ajuste macroeconómico (por ejemplo, la desregulación del mercado de trabajo) a través de su participación en la Troika. Las deudas con el BCE también son ilegítimas y odiosas, ya que la principal razón de ser del Securities Markets Programme (SMP) era servir a los intereses de las instituciones financieras, permitiendo a los principales bancos privados europeos y griegos para deshacerse de sus bonos griegos.
El FEEF ha ofrecido préstamos en especie que deben considerarse ilegales porque violaron el artículo 122 (2) del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE) y además violaron varios derechos socioeconómicos y libertades civiles. Por otra parte, el Acuerdo Marco del FEEF 2010 y el Acuerdo de Asistencia Financiera Maestro de 2012 contienen varias cláusulas abusivas que revelan la mala conducta clara por parte de la entidad crediticia. El FEEF también actúa en contra de los principios democráticos, lo que hace a estas deudas ilegítimas y odiosas.
Los préstamos bilaterales deben ser considerados ilegales, ya que violan el procedimiento previsto por la Constitución griega. Los préstamos se dieron con mala conducta clara por los prestamistas, y tenían condiciones que contravienen la ley y al orden público. Tanto la legislación comunitaria y el derecho internacional se incumplieron con el fin de dejar de lado los derechos humanos en el diseño de los programas macroeconómicos. Los préstamos bilaterales son, además, ilegítimos, ya que no se utilizan en beneficio de la población, sino que simplemente permitieron a los acreedores privados de Grecia ser rescatados. Por último, los préstamos bilaterales son odiosos ya que los estados prestamista y la Comisión Europea conocían las violaciones potenciales, pero en 2010 y 2012 evitaron evaluar los impactos sobre los derechos humanos del ajuste macroeconómico y la consolidación fiscal, que eran las condiciones de los préstamos.
La deuda con los acreedores privados debe considerarse ilegal porque los bancos privados se comportaron irresponsablemente antes de que la Troika entrara en vigor, habiendo gestionado sin rigor, mientras que algunos acreedores privados, como los hedge funds también actuaron de mala fe. Partes de las deudas con los bancos privados y los hedge fund son ilegítimas por las mismas razones por las que son ilegales; además, los bancos griegos fueron ilegítimamente recapitalizados por los contribuyentes. Las deudas con bancos privados y los hedge funds son odiosas, ya que los principales acreedores privados eran conscientes de que estas deudas no se incurrieron en los mejores intereses de la población, sino más bien en su propio beneficio. El informe llega a su fin con algunas consideraciones prácticas.
El Capítulo 9: bases legales para el repudio y la suspensión de la deuda soberana griega.
Presenta las opciones relativas a la cancelación de la deuda, y en especial las condiciones en que un Estado soberano puede ejercer el derecho de acto unilateral de repudio o la suspensión del pago de la deuda bajo ley internacional. Varios argumentos legales permiten a un Estado a repudiar unilateralmente su deuda ilegal, odiosa, e ilegítima. En el caso griego, un acto unilateral puede basarse en los siguientes argumentos: la mala fe de los acreedores que empujaron a Grecia para contravenir la legislación nacional y las obligaciones internacionales relacionadas con los derechos humanos; preeminencia de los derechos humanos sobre los acuerdos como los firmados por los gobiernos anteriores con los acreedores o la troika; la coacción; las cláusulas abusivas que violan flagrantemente la soberanía griega y que violan la Constitución; y, por último, el derecho reconocido en el derecho internacional a un Estado para que tome contramedidas contra los actos ilegales por parte de sus acreedores, que a propósito dañan su soberanía fiscal, al obligarlo a asumir la deuda odiosa, ilegal e ilegítima, violando la autodeterminación económica y los derechos humanos fundamentales. En lo que se refiere a la deuda insostenible, cada estado tiene el derecho legal de invocar el estado de necesidad en situaciones excepcionales a fin de salvaguardar los intereses esenciales amenazados por un peligro grave e inminente. En tal situación, el Estado puede ser dispensado del cumplimiento de las obligaciones internacionales que aumentan el peligro, como es el caso de los contratos de préstamos pendientes. Por último, los Estados tienen el derecho de declararse insolventes unilateralmente cuando el servicio de su deuda es insostenible, en cuyo caso no se comete ningún acto ilícito y, por tanto, no se arrastrará ninguna carga de responsabilidad.
La dignidad de la gente vale más que la deuda ilegal, ilegítima, odiosa e insostenible.
Habiendo concluido una investigación preliminar, la Comisión considera que Grecia ha sido y es víctima de un ataque premeditado y organizado por el Fondo Monetario Internacional, el Banco Central Europeo y la Comisión Europea. Esta misión violenta, ilegal e inmoral está dirigida exclusivamente a desplazar deuda privada al sector público.
Hacer este informe preliminar a disposición de las autoridades griegas y el pueblo griego, el Comité considera que ha cumplido la primera parte de su misión tal como se define en la decisión de la Presidenta del Parlamento griego, de 4 de abril de 2015. En cuanto al nombre, se llama una democracia, porque la administración se ejecuta con miras a los intereses de la muchos, no de unos pocos” (Oraciones del Funeral de Pericles, en el discurso de Tucídides de la Historia de la Guerra del Peloponeso).
La Comisión espera que dicho informe sea una herramienta útil para aquellos que quieran salir de la lógica destructiva de la austeridad y defender lo que está en peligro hoy en día: los derechos humanos, la democracia, la dignidad de los pueblos, y el futuro de las generaciones venideras. En respuesta a los que imponen medidas injustas, el pueblo griego podría invocar lo que Tucídides menciona acerca de la constitución del pueblo ateniense:
Traducido por PACD
Fuente: http://www.auditamosgrecia.org/es/r...
submitted by CLISTENES to podemos [link] [comments]


2015.06.06 13:42 qryq Acumulación por desposesión en Europa.

La Unión Europea pretende anular el resultado de las elecciones celebradas en Grecia el pasado 26 de enero. Como era previsible, el Eurogrupo intenta aprovechar las dificultades financieras que atraviesa el país heleno para liquidar definitivamente el programa de Syriza y desautorizar su mensaje. Al exigir nuevas reformas del mercado laboral y del sistema de pensiones para desbloquear el último tramo del rescate financiero, medidas absolutamente ajenas a las necesidades reales del país, la Unión Europea evidencia que su estrategia de negociación no responde a motivos de índole económica, sino política: se trata, ante todo, de subvertir el proceso democrático y quebrantar la soberanía de Grecia, enviando al mismo tiempo un elocuente mensaje a los países de la periferia, y muy especialmente a España, que tiene a la vista las elecciones generales más importantes de su historia reciente. En este contexto cabe preguntarse por la auténtica naturaleza del experimento social y político al que se enfrentan los pueblos del sur de Europa. ¿Qué está pasando en el Viejo Continente?
Debemos a David Harvey la acuñación de la expresión <>, que describe la persistencia de prácticas depredadoras de acumulación en el capitalismo contemporáneo, similares a las observadas por Marx en la fase primitiva de este sistema económico. A juicio de Harvey, estas prácticas revisten formas diferentes en contextos distintos, pudiendo mencionarse a título ejemplificativo la privatización de activos públicos, la mercantilización de la fuerza de trabajo o la apropiación de recursos naturales en el marco de procesos coloniales. El <> de este régimen de acumulación consiste en utilizar el sistema de crédito como palanca de desposesión, atribuyendo al Estado un especial protagonismo con su monopolio de violencia y su definición de la legalidad. O, por emplear las palabras de Harvey, <> mientras invoca hipócritamente los más altos valores de la democracia.
En nuestra opinión, la evolución que ha experimentado la economía europea desde que comenzó la crisis económica constituye una buena muestra de acumulación capitalista depredadora y especulativa. El endeudamiento de los países periféricos ha derivado en un estado de servidumbre por deudas que, con la mediación de la Unión Europea, está siendo utilizado para propiciar una gigantesca redistribución de activos desde el campo popular al dominio del capital. Esta operación incluye, entre otros aspectos, el desmantelamiento progresivo del Derecho del Trabajo, la privatización de empresas públicas, o la abolición de conquistas históricas logradas por los trabajadores tras la intensa lucha de clases que se desarrolló con posterioridad a la Segunda Guerra Mundial. Naturalmente, la desposesión se está llevando a cabo contra la voluntad de las poblaciones periféricas, que asisten atónitas a la imposición de programas económicos asombrosamente similares entre sí con independencia de las circunstancias de cada país. Como siempre, el aparato represivo del Estado juega un papel fundamental en la consolidación y desarrollo de tales procesos.
Llegados a este punto de la exposición, quedan pocas dudas sobre la auténtica naturaleza del fenómeno al que nos hemos referido en los párrafos anteriores. Los países del sur de Europa están siendo sometidos a un proceso de acumulación por desposesión, en el marco de una intensificación sin precedentes de la explotación de los trabajadores. Un balance provisorio muestra, en primer término, una redistribución profundamente regresiva del ingreso y un reordenamiento del equilibrio de fuerzas en beneficio del capital. Desde 2010, los salarios reales han retrocedido en casi todos los países europeos, destacando por su intensidad las caídas experimentadas en Grecia (20 por ciento), Portugal (7 por ciento) y España (6,4 por ciento). Tales datos evidencian la inversión del patrón distributivo vigente en Europa desde la Segunda Guerra Mundial, delineando un escenario caracterizado por la recomposición del beneficio empresarial a través de la confiscación salarial.
Conquistas históricas como la sanidad y la educación públicas están siendo mercantilizadas, acentuando la vulnerabilidad de sectores cada vez más amplios de la población. En la actual fase de su desarrollo, la Unión Europea no sólo constituye un mercado unificado, sino que, por emplear la expresión de Polanyi, apunta a la conformación de una sociedad de mercado. En este contexto, y muy especialmente en el ámbito de los países periféricos, la transición neoliberal se viene produciendo por la vía de neutralizar las capacidades de intervención pública en la economía, convirtiendo a los pueblos del sur de Europa en rehenes del mercado autorregulado. La capitulación del Estado Social y la mercantilización de las relaciones sociales alimentan un darwanismo social despiadado que selecciona a los más aptos en detrimento de los más débiles: parados, pensionistas, enfermos, trabajadores perecarios... El resultado es un paisaje aterrador caracterizado por una precariedad galopante, obscenas desigualdades sociales y un dramático aumento de la pobreza.
Sin embargo, a medida que se descomponen las redes de solidaridad, aparecen las condiciones para una movilización sociopolítica capaz de poner en cuestión el entramado neoliberal de la Unión Europea. O, por decirlo de otra manera, la mutilización de la democracia en países como Grecia o España ha provocado una grave crisis de legitimidad y ha reforzado el protagonismo de los movimientos sociales en el ámbito de lo político, reintroduciendo la vieja distinción entre un país real atravesado por rupturas y contradicciones y un país legal incapaz de atender las reivindicaciones de los ciudadanos. La proliferación de problemas sociales y la acumulación de demandas insatisfechas alimentan una movilización creciente de las clases populares que pueden desalojar del poder a los gobiernos neoliberales, como efectivamente ha sucedido en Atenas y podría ocurrir en otros lugares. No obstante, está por ver si este proceso puede extenderse más allá de Grecia, donde predomina la influencia de un combativo movimiento obrero desde que empezó la crisis económica.
Lo que parece indudable es que cualquier fuerza política que pretenda romper realmente con el neoliberalismo, y no sólo sustituir unos gobiernos por otros, debe plantearse la cuestión de la soberanía y enfrentarse a la Unión Europea como tal. En nuestra opinión, el inicio de una era postneoliberal solo puede producrise sobre las ruinas de la actual Unión Europea y en el marco de una reestructuración radical del poder económico y social en favor de los trabajadores. Negar esta realidad o no atreverse a enfrentarla conduce invariablemente a la derrota ideológica y favorece a las fuerzas que alientan la recomposición del dominio neoliberal. La clave es construir un discurso global que articule adecuadamente el secuestro de la democracia, la desligitimación de la política y la acumulación por desposesión que se ha desencadenado en Europa, otorgando coherencia y eficacia al aluvión de reclamos populares que expresan el sufrimiento de las grandes mayorías sociales.
submitted by qryq to podemos [link] [comments]


2015.04.10 21:18 bitexla Bitex.la Market Research Team, Abr 2015 #1

En la última semana, el Bitcoin se movió muy lentamente y volvió a lateralizar en rangos más amplios. La semana puede dividirse en 2 etapas: una de precios ascendentes (desde el miércoles pasado al domingo) y otra de caída de precios o descendente (desde el domingo al día de hoy). Actualmente, el Bitcoin cotiza a USD 245.
En el informe de la semana pasada, describíamos que el Bitcoin estaba haciendo una estructura Plana correctiva, luego de haber contabilizado 5 claras ondas a la baja. La estructura Plana siguió los objetivos que marcábamos, se inicio en USD 236 y llego a su finalización en un máximo de USD 262.98.
Una vez finalizada la plana, los precios volvieron a caer siguiendo la tendencia bajista anterior. Los precios podrían seguir extendiendo las bajas. Sin embargo, se encuentran en una zona donde pasa una línea de tendencia de más de 2 meses de duración. Por lo tanto, para seguir con el recorrido bajista, el Bitcoin deberá romper a la baja esta línea de tendencia con claridad. Si esto sucede, el objetivo bajista seria la zona de USD 205 — USD 200, ya que allí se encuentra la extensión de Fibonacci de las ondas iguales.
Por el contrario, si el Bitcoin no rompe y respeta la línea de tendencia blanca inferior seguirá operando dentro de la cuña de consolidación que puede durar varias semanas más. https://d262ilb51hltx0.cloudfront.net/max/811/1*mcDaHph1om-B45lIJ4z2Rg.png
“Bitcoin y el dinero digital es adónde se dirigen las finanzas.”
Describiendolo como un proceso de “democratizar el dinero”, Anthony Watson, ex CIO de Nike que a principios de esta semana se anunció como nuevo presidente y director de operaciones de Bitreserve, dice que cree que la plataforma de su empresa le ayudará a encabezar un empujón a lo que llamó “basada en la nube dinero “.
“La tecnología y el dinero basado en la nube están empujando los límites de nuestra industria financiera y el refuerzo del impacto transformador de la tecnología. Finanzas es el sector que no ha visto realmente competencia o la interrupción hasta la fecha “, dijo en un correo electrónico.
De acuerdo con un blog escrito por el fundador de Bitreserve Halsey Minor, Watson le ayudará a encabezar los esfuerzos de la compañía para crecer globalmente y actuar de enlace con las empresas y particulares en el espacio económico más amplio.
En Nike, Watson lidero el desarrollo de una iniciativa destinada a reformar el enfoque de Nike a la tecnología y estrategia de seguridad cibernética. Antes de trabajar para la marca deportiva mundial, Watson sirvió de ejecutivo de tecnología como de Barclays Bank PLC, y antes de eso sirvió en Wells Fargo, banco de Internet de Primera-e Bancorp y Microsoft.
Watson también se sienta en el consejo de administración de GLAAD, el control de los medios LGBT con sede en los EE.UU..
Dijo que espera que la plataforma de Bitreserve ayude a entregar más recursos financieros a los que de otra manera no tienen acceso. Más allá del acceso, Watson dijo que él ve el empoderamiento individual que surge de la elaboración y aprobación de las monedas digitales.
Watson explicó:
“Dinero basado en la nube y en billeteras digitales están poniendo al consumidor de nuevo en control de donde se celebra su dinero y cómo se está utilizando, y así, por primera vez, nosotros como sociedad nos vemos obligados a pensar diferente acerca de cómo nuestro sistema financiero es trabajo “.
Alasdair Rambaud, CardinalCommerce “Todo el mundo piensa que el Bitcoin es la moneda de los criminales.”
Según Alasdair Rambaud, vicepresidente senior del proveedor de soluciones de pago CardinalCommerce y un usuario bitcoin autoproclamado, este es el único factor que prohíbe bitcoin de adopción masiva.
Rambaud cree que “la mayoría de los grandes comerciantes” en los EE.UU. están buscando actualmente aceptar bitcoin como forma de pago, y que las razones van mucho más allá de la publicidad que se puede ganar.
Rambaud dijo a CoinDesk:
“No veo ningún otra barrera para la adopción masiva de esta a un lado de la imagen. Es fácil de usar, super transparente y usted no tiene que tomar ningún riesgo como comerciante “.
El veterano de CardinalCommerce de dos años, explica que esta propuesta de valor fuerte fue lo que animó a su compañía a asociarse con Bitnet procesador de bitcoin el 25 de marzo. El acuerdo permite a cualquier comerciante CardinalCommerce añadir una opción de pago bitcoin mediante su integración existente con su servicio OneConnection.
“Iniciamos una investigación y comenzamos a preguntar a otros comerciantes. La respuesta fue sin duda positiva. Dijeron que es definitivamente algo que era interesante “, Rambaud continuó.
Competir hoy
Aunque el entusiasmo de la comunidad empresarial bitcoin podría estar disminuyendo para el comercio electrónico como un caso de uso de presión de la tecnología, Rambaud ofreció una visión diferente.
En particular, se enmarca al bitcoin como una opción de comercio electrónico internacional convincente, que permitiría comerciantes más grandes aumentar los negocios en general.
“Los comerciantes, especialmente a nivel internacional, si tienen una orden procedente de Nigeria con una tarjeta de crédito, probablemente no va a aceptarlo”, explicó Rambaud. “Pero con bitcoin, no puede haber una estrategia diferente, porque es un pago garantizado.”
Rambaud destacó además que los grandes comerciantes tienen un incentivo para reducir las altas tasas que actualmente pagan a aceptar el pago, lo que sugiere que cualquier solución que ataca a este punto el dolor es probable que despertar el interés.
“Los comerciantes están viendo cómo pueden reducir sus costos para aceptar el pago yestán viendo al bitcoin como una manera de reducir ese costo”, agregó.
Pago ‘Revolucionario’
A pesar de la cantidad de pagos alternativos que han surgido en los últimos años, Rambaud dijo que el bitcoin se está alejando de la manada, ayudando a comerciantes a evitar las tasas de tarjetas de crédito y la eliminación de la necesidad de la conversión de divisas.
“Si nos fijamos en Google Wallet, MasterPass, todos los nuevos son una especie de la misma y que no cambian el costo para el comerciante”, dijo Rambaud. “Todos esos pagos alternativos no cambian el modelo de negocio.”
Rambaud sugirió que la facilidad de uso prometida por los productos no ha demostrado ser suficiente para superar la similitud de estos métodos de pago a las opciones más tradicionales.
Además, explicó que una de las razones clave por las que utiliza bitcoin es debido a las altas tarifas de la tarjeta de crédito que utilizó para pagar sus frecuentes viajes a Europa desde los EE.UU..
“Soy un ciudadano francés y estadounidense, así que estoy constantemente utilizando euros y dólares”, dijo Rambaud. “Descubrí que en el uso de métodos tradicionales de pago, estas tasas fueron bastante bien ocultas pero afortunadamente tengo un fondo de financiación, así que fui capaz de localizar a todas y no estaba muy contento con lo que vi.”
Hoy Rambaud tiene dos carteras Bitcoin — una conectada a una cuenta de banco de Estados Unidos, y la otra a una cuenta bancaria en Europa.
Participación Merchant
La clave para la reducción de estos costos generales, sin embargo, será que los comerciantes incentiven el uso de bitcoin a través de descuentos, algo que Bitnet y su socio Rakuten hicieron recientemente sobre su lanzamiento bitcoin.
Por supuesto, la promoción de esta actividad como el mejor curso de acción para los comerciantes bitcoin será algo a cargo del nuevo socio de Cardenal, Bitnet.
“Ahora que tenemos un socio en Bitnet, pueden explicar la propuesta de valor. Podemos captar el interés y que podamos entrar con estudios de casos alrededor de otros comerciantes que tienen “, agregó.
Sin embargo, por ahora, Rimbaud sugerio que la industria bitcoin debe tener un objetivo general en mente, concluyendo:
“Cualquier persona que está trabajando con bitcoin tiene que trabajar en la imagen del bitcoin.”
El Banco de la Reserva de Australia (RBA) ha indicado que no está a favor de la regulación del bitcoin y otras monedas digitales, afirmando que “en la actualidad es poco probable que los beneficios de la regulación sean mayores a los costos potenciales “.
Las declaraciones, emitidas el 07 de abril, son las más recientes del Banco Central de Australia, que fue tan lejos como para proponer que la regulación transfronteriza coordinada es necesaria dado el potencial del bitcoin para interrumpir la industria de remesas global.
El RBA sugirió que podría buscar la cooperación del Banco de Pagos Internacionales, una organización internacional de los bancos centrales, y su Comisión de Pagos y Mercado Infraestructuras (CPMI), que incluye a representantes de Bélgica, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Países Bajos, Suecia, Suiza, Reino Unido y los EE.UU..
En general, la “declaración de apertura” en su investigación de la tecnología era neutral hacia el desarrollo de las monedas digitales, lo que sugiere que hay “nada impide” dos partes realicen transacciones a través de estos canales.
Además, la Dirección Regional de África ofreció su opinión de que las monedas digitales, si no se regulan, es probable que causen significativas perturbaciones económicas, escribiendo:
“El juicio del banco es que el actual uso muy limitado de las monedas digitales significa que no plantean preocupaciones significativas con respecto a la competencia, la eficiencia o un riesgo para el sistema financiero.”
El RBA está investigando el tema como parte de su Comité, que examina cuestiones tan diversas como la evasión de impuestos y la vivienda asequible Economía Referencias.
El banco central comenzó a explorar el tema en un artículo de 2013 para su Junta Sistemas de Pagos.
El senador de Kentucky Rand Paul, hoy anunció formalmente su candidatura a la nominación presidencial republicana de 2016, ha comenzado a aceptar donaciones en bitcoin.
Los donantes pueden seleccionar el bitcoin de una serie de opciones de pago disponibles.
Paul es quizás el político estadounidense de más alto perfil en aceptar donaciones en bitcoin.
El año pasado, la Comisión Electoral Federal de Estados Unidos dio su aprobación para la recaudación de fondos en bitcoin como un tipo de donación en especie. Estados como Tennessee ya han hecho algunos progresos en el esclarecimiento de dichas normas a nivel estatal.
Bitcoin ‘atípico’
Paul tocó el tema del bitcoin a principios de este año durante una mesa redonda dirigida por el fundador de TechCrunch Michael Arrington. Llamándose a sí mismo “un caso atípico” en “la cosa bitcoin”, el senador reconoció su escepticismo hacia la moneda digital.
“Yo he estado fascinado por el concepto de ella, pero nunca me he comprado yo mismo. Sólo soy un poco escéptico”, dijo en ese momento, según un informe de Bloomberg News.
Durante una entrevista de 2014, Paul sugirió que el concepto de monedas digitales podría mejorarse si fueran respaldadas por acciones.
Un oftalmólogo de profesión, Paul fue elegido para el Senado de Estados Unidos en 2010 con un importante apoyo del movimiento Tea Party, una colección de grupos de derecha y libertarias, de tendencia que ya ha demostrado ser una influyente fuerza dentro del panorama político estadounidense.
Paul es uno de varios candidatos, entre ellos el senador de Texas Ted Cruz, que competirán por el apoyo del Tea Party durante la primaria presidencial republicana.
Descargo de responsabilidad: fundador CoinDesk Shakil Khan es un inversionista en BitPay.
Compra Bitcoin pagando en tu moneda, obtenelos en menos de una hora!
Ya puedes comprar Bitcoin al mejor precio de mercado utilizando las nuevas sucursales de Bitex.la en Buenos Aires y Santiago de Chile . Acércate con tu código personal BITEX y tu DNI, Cédula o Pasaporte y en menos de una hora tienes el saldo acreditado en tu cuenta para comprar bitcoin.
Nos pueden encontrar en:
https://bitex.la
http://facebook.com/bitex.la
http://twitter.com/bitexla
https://plus.google.com/+bitexla
https://instagram.com/bitex.la
https://bitexla.tumblr.com
Visita Bitex.la ¿Qué es Bitex.la? Bitex.la es un mercado de compra y venta de Bitcoin lider en Latino America. La plataforma permite operar bitcoin de manera profesional contra dolares americanos. Cuenta con una robusta red financiera que permite a los usuarios operar casi desde cualquier país del mundo sin restricciones.
¿Queres aprender sobre bitcoin? Estamos lanzando un nuevo espacio educativo sobre el bitcoin de una manera simple y amistosa. Si tienes dudas o quieres aportar de alguna manera nos podes contactar en cualquier momento.
Visitanos!
submitted by bitexla to bitexla [link] [comments]


Consolidación de Estados Financieros - NIIF 10 - YouTube NIIF 10 CONSOLIDACION DE ESTADOS FINANCIEROS - YouTube Pasos para consolidar estados financieros - YouTube Consolidación de Estados Financieros Empresas obligadas a consolidar estados financieros Consolidación de Estados Financieros 01 - YouTube Video Consolidacion Estados Financieros - YouTube Consolidación de los Estados Financieros  Findes ...

¿QUÉ ES LA CONSOLIDACIÓN DE ESTADOS FINANCIEROS?

  1. Consolidación de Estados Financieros - NIIF 10 - YouTube
  2. NIIF 10 CONSOLIDACION DE ESTADOS FINANCIEROS - YouTube
  3. Pasos para consolidar estados financieros - YouTube
  4. Consolidación de Estados Financieros
  5. Empresas obligadas a consolidar estados financieros
  6. Consolidación de Estados Financieros 01 - YouTube
  7. Video Consolidacion Estados Financieros - YouTube
  8. Consolidación de los Estados Financieros Findes ...

Responde conferencista: Juan Fernando Mejía ¿Cuál es el paso a paso a seguir para realizar la consolidación de estados financieros? En la siguiente publicaci... Puedes acceder a la clase gratis completa en este link: https://online.smscursos.org/courses/niif-10-consolidacion-de-estados-financieros que se incluye como... Les presentamos la forma que ser realiza la contabilización de la consolidación de estados financieros según NIIF 10. Los Estados Financieros al se consolidados sirven para ser presentados a los accionistas de una empresa sin ser la única razón por la que deber ser consolida... Consolidación de los Estados Financieros Findes Estados Financieros - Duration: 2:08. FINDESMX 9,405 views. 2:08 ... Túnel del Templo de la Serpiente Emplumada, ... La Casa Matriz Adquiere el 100% de Acciones de la Empresa Filial. Responde conferencista: Juan David Maya ¿Qué tipos de empresas tienen la obligación de realizar la consolidación de estados financieros? Para efectos de aplicar los nuevos marcos contables de ... Se detalla el proceso de consolidación de los estados financieros Inicial, con un ejemplo sencillo tomado del libro de Contabilidad Avanzada II, de Javier Ro...